2 min. de lectura

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales de Argentina (CONAE) informó que junto a la China Satellite Launch and Tracking Control General (CLTC) y el gobierno de la provincia de Neuquén recibieron hace unos días la visita de una delegación de diplomáticos, científicos y funcionarios de la Cancillería Argentina en la Estación de Espacio Lejano (CLTC-CONAE-Neuquén). Fue para mostrar los fines científicos del programa.

El complejo está instalado en Bajada del Agrio y fue creado luego de acuerdos interinstitucionales entre CLTC, CONAE, la provincia de Neuquén y los gobiernos chino y argentino.

“La moderna antena de 35 metros de diámetro está dirigida a misiones denominadas de exploración del espacio profundo, ubicadas a distancias que superan los 300.000 km de la Tierra. Para la Argentina significa acceder al 10% de tiempo de uso de la antena para proyectos de investigación científica nacional, y la oportunidad de trabajar con la más moderna tecnología para observaciones o mediciones de objetos en el espacio exterior”, dijo el Gobierno argentino.

Según el Dr. Gustavo Romero, director del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR) y quien también fue hasta Neuquén, la visita tuvo el propósito de mostrar a las autoridades internacionales que la Estación de Espacio Profundo no es una estación militar china sino que es un complejo para uso científico-tecnológico.

“La función principal de la estación es recibir información, realizar el traqueo y hacer el control de las misiones chinas del espacio profundo. Esto es aquello que va más allá de trescientos mil kilómetros de distancia de la Tierra e incluye al programa lunar chino. El año que viene desde ahí se va a comandar la nave que va tras muestras lunares y retornará a nuestro planeta. También, en el futuro, se harán controles de las misiones a Marte que son inminente por parte de China”, afirmó el astrofísico.

El Dr. Gustavo Romero, durante su visita a la Estación de Espacio Lejano, ubicada en Neuquén. (Gentileza)

El también colaborador de Ciencia del Sur señaló que las misiones chinas no tripuladas, los viajes a la Luna y la construcción de la base lunar china tendrán control y tracking desde la antena de Neuquén, junto con otras dos antenas que el país asiático tiene en otros lugares del mundo.

Es una antena de muy alta prestación, con una tecnología avanzada que puede ser utilizada para fines radioastronómicos, según Romero, quien resaltó que desde el Instituto Argentino de Radioastronomía se trabajó en el diseño de un instrumento digital que recoge los datos de la antena y permite transformarlos en el dato de utilidad astronómica.

“Hemos hecho pruebas por las cuales detectamos púlsares de milisegundo también hemos detectado núcleos galácticos activos llamados blazares, lo cual ha demostrado el potencial de este de instrumento. Realicé una presentación para los miembros de las distintas embajadas de varios países del mundo, así como para las autoridades de la Conae y las autoridades chinas a fin de explicar el potencial científico de esta antena y la calidad de nivel internacional de las investigaciones”, explicó Romero.

El científico espera que el resultado de las gestiones sea financiación de la construcción de un receptor que pueda ser utilizado por astrónomos argentinos y en general de todo el mundo que colaboren con los argentinos y con los chinos. De momento, la antena más avanzada que hay para uso astronómico hasta que se termine de construir el radiotelescopio CART, que es otra antena china que estará ubicada en la provincia de San Juan y que tendrá cuarenta metros de diámetro.

El IAR –según Romero- juega un papel fundamental en la coordinación del diseño de los equipamientos y la ciencia de estos instrumentos que hoy tiene la Argentina.

La CONAE señaló que actualmente se encuentran en curso tres proyectos:

  • Proyecto de desarrollo de equipo de uso astronómico para instalación permanente en ambas estaciones de espacio profundo. Participan CONAE, IAR, ITeDA y la UNRN.
  • Pruebas en la estación de Malargüe (Mendoza) del equipamiento de Back-End, instrumento desarrollado por el Instituto Argentino de Radioastronomía para la observación de púlsares, líneas espectrales y continuo.
  • Actividades de capacitación de potenciales usuarios en el uso de las prestaciones de las estaciones de espacio profundo para uso astronómico.
Argentina puede acceder al 10% de tiempo de uso de la antena para proyectos de investigación científica. (Gentileza)

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here