El actual fracaso del Ministerio de Educación y Ciencias pretende ser ocultado por sus funcionarios, tras el aplazo mayoritario en las pruebas para las becas Itaipú-BECAL (Itaipú)
1 min. de lectura

 

El Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) del Paraguay no quiere divulgar los exámenes de castellano y matemática que fueron un rotundo fracaso en las pruebas

para acceder a las Becas Universitarias Itaipú-BECAL. La institución estatal dice que no se justifica analizarlos.

El intento de ocultamiento institucional se da luego de la solicitud que realizara Ciencia del Sur después del aplazo masivo de estudiantes en mayo de este año. A través del pedido
N° 43.683, nuestro medio pidió acceder a los exámenes para divulgarlos y ponerlos a disposición de la ciudadanía. También pedimos los nombres, CV y cargo de las personas que confeccionaron las pruebas.

Principalmente para evidenciar cómo trabaja el MEC y de qué manera se construyeron los instrumentos de evaluación. Ciencia del Sur, exigió a través de la Ley N° 5282/14, más transparencia al Ministerio de Educación. La respuesta fue completamente negativa.

A través de su Dirección General de Desarrollo Educativo, la funcionaria Zulma Morales negó la petición de Ciencia del Sur alegando que «no se conocían nombres, apellidos y fines» de la solicitud, ignorando la ley de Acceso a la Información Pública.

El MEC argumentó que los programas de castellano y matemática que se utilizaron son los mismos que se utillizan en las clases en todo el país. Pero que no se sacaron de algún libro en particular, sino que fueron elaborados por los funcionarios del Ministerio. Además, Morales sostuvo en su nota pseudotécnica, que los datos y CV de los que crearon los exámenes son irrelevantes.

Ciencia del Sur no aceptó la respuesta y exigió una reconsideración por parte del Ministerio de Educación. En este link se pueden leer el pedido y la respuesta de la institución pública. El director del medio, Eduardo Quintana, recordó a los funcionarios del MEC que en Paraguay rige un Estado de Derecho en el cual se garantizan la libertad de prensa y el acceso a la información. Por lo que no deben violentar estos derechos.

En la Convocatoria 2021 de Becas Universitarias ITAIPÚ-BECAL 6.269 jóvenes fueron habilitados para el examen de competencias, pero solo se presentaron 4.327 quienes competirían por 3.100 vacantes. Sin embargo, apenas 1.631 alcanzaron el puntaje mínimo. 

El examen de competencias básicas en castellano y matemática tenía 40 preguntas en total, era de selección múltiple y duraba dos horas. Mientras que el nivel de rendimiento mínimo exigido al postulante fue del 60 %, calculado sobre el puntaje máximo registrado. El 31 de mayo se informó que solo el 38 % aprobó, el 62 % había reprobado.

En esta convocatoria se tuvo un mejor rendimiento en matemática. (BECAL)

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 5,00 de 5)
Compartir artículo:

3 Comentarios

  1. Continúo a no entender la lógica del “puntaje mínimo”. La beca se da a quien no tiene recursos. La evaluación tiene sentido solo cuando hay más pedidos que becas, entonces es correcto entregarla a lo que tienen un conocimiento de base mejor, para que mejor la aproveche. Pero establecer un mínimo es ridículo, sobre que se sustenta que alguien con un puntaje inferior a un cierto número no es apto para la universidad?? Todo lo que consiguen un bachillerado son apto para la universidad. Será la universidad misma con sus cursos y exámenes a establecer si uno era realmente apto o no. No puede definirlo un examen de competencias. Uno puede tranquilamente recuperra esas competencias durante el proceso universitario. Los exámenes deben servir solo para definir una clasificación cuando hay más postulante que disponibilidad (vale también para las carreras universitaria) no por establecer si uno puede o no puede hacer la universidad o puede o no puede acceder a la beca.

  2. Continúo a no entender la lógica del “puntaje mínimo”. La beca se da a quien no tiene recursos. La evaluación tiene sentido solo cuando hay más pedidos que becas, entonces es correcto entregarla a lo que tienen un conocimiento de base mejor, para que mejor la aproveche. Pero establecer un mínimo es ridículo, sobre que se sustenta que alguien con un puntaje inferior a un cierto número no es apto para la universidad?? Todo lo que consiguen un bachillerado son apto para la universidad. Será la universidad misma con sus cursos y exámenes a establecer si uno era realmente apto o no. No puede definirlo un examen de competencias. Uno puede tranquilamente recuperar esas competencias durante el proceso universitario. Los exámenes deben servir solo para definir una clasificación cuando hay más postulante que disponibilidad (vale también para las carreras universitaria) no por establecer si uno puede o no puede hacer la universidad o puede o no puede acceder a la beca.

  3. Totalmente de acuerdo con tu punto de vista… Y El único motivo por lo que exigen esos mínimos es por que los profesores universitarios son haraganes y unos incompetentes para hacer que los alumnos que terminaron sus bachilleratos recuperen las competencias aun no logradas por el individuo..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here