«La ideología de género es una falacia sin sustento científico»

0
2783
1 min. de lectura

Para el ingeniero Ricardo Montanía, divulgador del escepticismo y expresidente de la Asociación Paraguaya Racionalista (APRA), los grupos políticos y religiosos paraguayos recurren a la falacia del hombre de paja para emprender una campaña contra la supuesta «ideología de género«, movimiento que no se sustenta científicamente y que está haciendo mucho daño al tratar de negar derechos a las minorías sexuales.

Las falacias lógicas son argumentos inválidos que no deberían ser utilizados en un debate porque carecen de valor argumental debido a la falta de enlaces lógicos entre las premisas. Montanía habló durante la quinta jornada del Seminario de Comunicación Científica Digital (ISCCD) el pasado 23 de septiembre. Expuso sobre el uso de falacias lógicas en noticias de ciencia y tecnología.

Puso como ejemplo las falacias de ad hominen: cuando se intenta atacar un argumento  señalando un aspecto negativo del rival; la falacia ad populum, que apela a la popularidad para sostener la validez de un argumento y la falacia ad ignorantiam, o falacia de la ignorancia, que afirma que algo es verdad solo porque no pudo comprobarse lo contrario.

Se centró principalmente en la falacia del hombre de paja, ya que, a su modo de ver, los grupos fundamentalistas están operando con este sofisma desde hace unos meses.

«La falacia del hombre de paja es construir una imagen o ente distorsionado para que alguien pueda argumentar en su contra. El ejemplo es la ideología de género. Allí se hacen afirmaciones del tipo de conspiración, como que quieren que ya no tengamos hijos, que todos nos volvamos homosexuales o que se destruye la familia. Esto es una falacia», indicó Montanía.

Dijo que no se conocen quiénes son los proponentes de la supuesta ideología de género, quiénes los llevan a cabo y cómo es que se introdujo en el sistema educativo. Puntualizó que no hay forma de sustentar científicamente la postura de los grupos fundamentalistas políticos y religiosos, pero que de igual manera se debe responder a estos movimientos.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (37 votos, promedio: 4,41 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here