Plagio UNI: más de 60 investigadores apoyan al Conacyt y sancionada defiende a tutora

0
859
El Consejo Superior Universitario de la UNI habría iniciado un sumario a la Abog. Liliana Talavera. (UNI)
2 min. de lectura

Luego de que Ciencia del Sur hiciera público el pasado 9 de agosto el caso de un plagio en la Universidad Nacional de Itapúa (UNI), el Consejo Superior Universitario de esa casa de estudios convocó a sus miembros y decidió suspender e iniciar un sumario a la docente-investigadora Liliana Talavera. La abogada, que cursa un doctorado en la institución, había sido sancionada en julio por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) por plagio en su tesis de maestría.

A través de una carta divulgada esta semana, el organismo estatal recibió el respaldo de más de 60 científicos de diversas áreas categorizados en el Programa Nacional de Incentivo al Investigador (PRONII).

La tutora, Dra. Estelvina Rodríguez, directora de Investigación de la Facultad de Ciencias y Tecnología, también habría sido sancionada por la UNI, según informó el diario Última Hora. Sin embargo, la casa de estudios no facilitó ningún documento que avale dicha disposición, pese a reiterados intentos de este diario de entrevistar al rector de la UNI, el Dr. Hildegardo González, tras el anuncio.

Rodríguez no solo fue mentora de Talavera, también dirigió otras tesis de maestría y doctorado. Talavera, quien ya perdió sus aportes como becada del Conacyt y así como su tutora no podrá concursar por cinco años ante la entidad, emitió un comunicado a la prensa, citando el artículo Nº 2 de la ley 1328/98, donde se hace hincapié en la responsabilidad individual en el caso de plagio y deslindando cualquier responsabilidad a Rodríguez Portillo.

“La tutora, como cualquier persona que no sea jurídico (sic) no puede ser responsable por derechos personalísimos, que corresponde por garantía misma al ser humano, como derechos inalienables conforme lo estable la Constitución Nacional y los Convenios Internacionales”, dijo Talavera en su nota remitida a Ciencia del Sur.

“Es así que, además de no existir una sanción firme, sino procesos (Reconsideración ante el Conacyt) y un supuesto sumario por parte de la Universidad Nacional de Itapúa (aún no he sido notificada); no se pueden calumniar o difamar a tercerar personas, como lo es la Dra. Estelvina Rodríguez, por derechos y obligaciones personales”, concluyó.

Sin embargo, y a través de la resolución 331 del 28 de julio, el Conacyt sancionó y canceló la financiación de dinero público a la abogada, luego de comprobarse, a través de un comité de ética constituido por científicos de destacada trayectoria, el fraude académico.

Evidencia de plagio

A la derecha, la tesis de maestría de la Ing. Stella Amarilla; a la izquierda, la tesis de la Abog. Talavera. (Draftable)

Hasta este jueves 16, al menos 64 investigadores del PRONII, de diferentes áreas del conocimiento y de varios niveles, decidieron manifestarse públicamente ante el plagio de la UNI y apoyar las sanciones del Conacyt.

La nota, dirigida al Ing. Luis Lima, presidente del Conacyt, señala: “Expresar nuestro total apoyo a las medidas tomadas por el Conacyt ante la evidencia de un caso de flagrante plagio. Expresar nuestro apoyo a lo trabajado y actuado por el Comité de Ética conformado para el efecto, al cual también felicitamos por su labor. Y rechazar toda iniciativa que intente desvirtuar este caso y desviar su atención del punto principal que es la evidencia física de flagrante plagio”.

El grupo, integrado por investigadores del nivel III, entre otros, como Ramón Fogel, Robert Owen, Antonieta Rojas de Arias, Alberto Yanosky y Dionisio Borda, también envió otra nota al rector de la UNI, el Ing. Hildegardo González, en donde comparte la preocupación por el plagio que pone en riesgo la credibilidad de la producción científica nacional.

“Solicitamos a la universidad a su cargo que se tomen las medidas y sanciones correspondientes a la gravedad del caso a todos los involucrados, incluyendo a alumna y tutora, en vista de la urgente reparación del daño ocasionado. Hoy en día existen medios disponibles en Internet para detectar casos de plagio, por lo que la responsabilidad de la Universidad a través de la tutoría es irrefutable”, señala la carta.

Los investigadores rechazan cualquier intento de desviar la atención por parte de la UNI, ya que el comité comprobó que más del 90% de la tesis de maestría en gestión ambiental fue plagiada, asegura la carta.

Nota a UNI- caso de plagio-14-08

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, promedio: 4,78 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here