COVID-19: Investigadores paraguayos crean prototipo de cámara de bioseguridad

0
838
2 min. de lectura

 

Investigadores paraguayos del Laboratorio Central de Salud Pública, UNE y APIMEDIC crearon un prototipo de una cámara de bioseguridad para hacer frente a la pandemia de COVID-19. Según los desarrolladores de «Dos Torres», la cabina fue construida siguiendo las evidencias científicas, e incluye un sensor de temperatura y luz desinfectante.

El proyecto busca actualmente obtener certificación sanitaria de organismos internacionales, para gestionar su desarrollo y posterior exportación. La colaboración fue posible entre científicos e ingenieros del LCSP, que depende del Ministerio de Salud Pública, la Universidad Nacional del Este (UNE) y la Asociación Paraguaya de Investigación Médica (APIMEDIC).

Fue presentado hace unas semanas, con el lanzamiento del Centro Internacional de Bioingeniería y Biotecnología de Ciudad del Este, departamento de Alto Paraná.

Varias personas se involucraron en la propuesta. Entre ellos, el Dr. Pablo Pratt, encargado del Laboratorio de Bioseguridad Nivel 3 del Laboratorio Central de Salud Pública; Dr. Damián A. Almirón-Bonnin, director de la APIMEDIC; Dr. Ing. Eustaquio Martínez, decano de la Facultad Politécnica de la UNE; Dr. Hugo Casartelli, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UNE y el Ing. José Sánchez, decano de la Facultad de Ingeniería Agronómica de la UNE.

Ciencia del Sur conversó con el Dr. Almirón-Bonnin, médico especializado en medicina experimental y uno de los coordinadores del grupo.

-¿De qué trata el proyecto de las torres o cámaras de bioseguridad?

Se trata de una cámara de bioseguridad para localidades de alto riesgo como laboratorios y hospitales, que cuenta con un sistema integrado de screening y reducción bacteriana y viral tanto para personas como para objetos.

Este equipo cuenta con mecanismos automáticos y programables de acuerdo al uso que se le asigne.

-¿Está creada conforme a la medicina basada en evidencias?

Los principios de los mecanismos que integra este equipo están basados en evidencia científica, que avala su efectividad para cumplir el objetivo. Y se encuentra respaldada también por experiencias positivas en otros países, que implementando medidas y prototipos similares, han mitigado la propagación de la COVID-19.

-¿Está en la línea de la medicina exprimental?

Sí.

-¿Cuál es la innovación en esta máquina?

La innovación radica en la integración de métodos programables a las necesidades del usuario. Entre otras tecnologías, este prototipo contiene: sensor de temperatura infrarrojo con conexión wireless, que permite un mapeamiento de los datos que podrían ayudar a detectar potenciales esparcimientos infecciosos; luz desinfectante Care222; jets de aire higienizante; vaporizador antiviral (producto natural) y luz UVC (exclusivamente para objetos).

Es imporante destacar que cada uno de estos elementos es aprobados para su uso por la FDA (Food and Drug Administration) de los Estados Unidos.

-¿En qué se diferencia de otras propuestas de desinfección?

Se diferencia de otras tecnologías porque está basada en evidencia científica y tiene como primer objetivo su certificación sanitaria por entes internacionales correspondientes.

-¿En qué etapa se encuentra el proyecto? ¿Dónde deberían instalarse?

El proyecto se encuentra en fase de prototipo. En asesoría con entes nacionales e internacionales, se está gestando su desarrollo y exportación a centros extranjeros con mayor necesidad de este tipo de tecnología de bioseguridad.

La instalación (ubicación, cantidad, programas disponibles, etc.) debe ser regida por especialistas en consultoría de bioseguridad considerando los riesgos de cada localidad y teniendo en cuenta que ninguna máquina de bioseguridad reemplaza normas básicas de higiene recomendadas por la OMS, como usos de mascarillas, lavados de manos, distanciamiento social, etc.

Este tipo de instrumento de bioseguridad está diseñado para complementar estas medidas sanitarias siempre y cuando sea necesario.

-¿Quiénes están trabajando en la propuesta?

Además de los mencionados, el ingeniero Vicente Zapata, la bioquímica Mónica Mitjans, Andrea Giménez, que tiene una maestría en ciencias y el Sr. Alberto Da Costa, técnico electricista.

-¿Presentarán el proyecto al Conacyt?

Estamos abiertos a alianzas con distintos entes para la financiación de este proyecto de investigación y desarrollo.

(De izq. a der.) Los doctores Eustaquio Martínez, Damián Almirón-Bonnin y Pablo Pratt. (Gentileza)

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here