Publican libro de poemas europeos en castellano, guaraní, toba qom y manjui

0
273
2 min. de lectura

El libro “Poemas europeos. En castellano, guaraní, toba qom y manjui” se publicó recientemente en formatos impreso y digital. Reúne obras de poetas de los 27 países de la Unión Europea (UE). Fue traducido por especialistas del Paraguay.

El libro antológico lleva el sello de la Editorial Y y fue financiado en gran parte por la delegación de la UE en el Paraguay. Como tiene fines exclusivamente culturales y educativos, su distribución es gratuita. Los interesados pueden bajar directamente el material de este link o contactar al 0961-419246.

El grupo de trabajo estuvo compuesto por Sebastián Ocampos, Gloria Scappini Meza, Gregorio Gómez Centurión, Juan Servín, Sandra Ramírez Caballero, Hernando Flores García y Belisario González Gómez.

El guaraní es el idioma oficial del Paraguay y hablado, además en Brasil, Bolivia y Argentina. Mientras que el toba qom y el manjui son lenguas minoritarias, esta última en peligro de extinción.

“Poetas universales, algunos con poemas señeros, otros con poemas acorde a los criterios de esta antología, poetas con traducciones confiables, poetas con poemas únicos en escasísimas publicaciones de internet, poetas con poemas que solo podíamos leer en inglés. Lector/a, permítame decirle que no presumo ni exagero al contarle que acudí, durante meses insospechados, a todas las fuentes impresas y digitales que tuve a mi alcance, y a las de otros, amigos/as de diversos países, para presentarle este inédito encuentro entre la poesía europea conocida y la desconocida, en inestimables traducciones conmemorativas, con la esperanza de que acepte la invitación de leer cada poema, más allá de sus orígenes, como una revelación humana”, dice un fragmento escrito por Ocampos.

“La literatura, el teatro, la poesía y el cine son campos en los que se juega cada vez más la capacidad de transmisión multiforme del guaraní, sean estos como lugares de enriquecimiento de su léxico tradicional mediante la invención de nuevas palabras que lo actualizan, o como forma de res­cate de sus formas más antiguas, más cercanas al contenido metafísico y descolonizado presente en las lenguas las minorías étnicas guaraníes”, afirma Scappini, en una parte de su prólogo.

Países y poetas seleccionados

-Alemania                   La palabra de Stefan George

-Austria                       Presentimiento de Stefan Zweig

-Bélgica                       Deseos invernales de Maurice Maeterlinck

-Bulgaria                     Poema de adiós de Nikola Vaptsarov

-Chipre                        Bajo nuestras casas de Costas Montis

-Croacia                      La campana de Antun Gustav Matos

-Dinamarca                Solsticio de verano de Johannes Vilhelm Jensen

-Eslovaquia                 Soneto 13 de Pavol Országh Hviezdoslav

-Eslovenia                   Ritmos agudos de Srečko Kosovel

-España                       Soneto de la dulce queja de Federico García Lorca

-Estonia                       Al lago por el bosque de Juhan Liiv

-Finlandia                   He visto un árbol de Edith Södergran

-Francia                      El bosque amistoso de Paul Valéry

-Grecia                        La ciudad de Constantino Cavafis 

-Hungría                     No soy yo quien grita de Attila József

-Irlanda                       Recuerdo de juventud de William Butler Yeats

-Italia                          Vendrá la muerte y tendrá tus ojos de Cesare Pavese

-Letonia                      Ocaso de Aleksandrs Čaks

-Lituania                     ¿Por qué está la tierra silenciosa? de Salomėja Nėris

-Luxemburgo             Cantos de rechazo de Anise Koltz

-Malta                          Somos agua viva de Oliver Friggieri

-Países Bajos               El mar y el alma de Willem Kloos

-Polonia                       Nada dos veces de Wisława Szymborska

-Portugal                     Nada queda de nada de Fernando Pessoa

-República Checa      La casa del pobre es como un sagrario de Rainer Maria Rilke

-Rumanía                    Belleza de este mundo de Ilarie Voronca

-Suecia                        Sí, por supuesto que duele de Karin Boye

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here