Insisten en la ética en cuarto taller de escritura científica

0
908
2 min. de lectura

 

«Si vamos a dedicarnos a investigar, tenemos que defender la ética y la moral de la investigación”. (Foto: Ingrid Silguero)

La Dra. Antonieta Roja de Arias, presidenta de la Sociedad Científica del Paraguay, estuvo al frente del cuarto taller del ciclo de escritura científica de Ciencia del Sur, sobre ciencias naturales y de la salud. La también investigadora del CEDIC no se limitó al aspecto teórico de la redacción en ciencia, sino que además enseñó a los participantes cómo elaborar fichas de referencias para los artículos científicos.

Antonieta Rojas de Arias destacó durante su ponencia la importancia de la ética en los procesos científicos. Instó a los participantes a que “si vamos a dedicarnos a investigar, tenemos que defender la ética y la moral de la investigación”.

Refirió la doctora que se debe combatir las autorías honorarias: “El hecho de ser director o jefe de un departamento no es mérito de autoría”, cuestionó Rojas de Arias esta práctica que se da al colocar los nombres de los autores en los artículos.

Del mismo modo, argumentó que el autor es aquel que puede exponer la investigación en cualquier momento y lugar. Para las personas que colaboraron de alguna manera está el apartado de agradecimientos. Sin embargo, agregó que para la redacción de papers no es necesario listar a todos los colaboradores, sino buscar una forma de ser sintético.

Crisis ética

La investigadora señaló que “estamos en una crisis científica” en cuanto a las prácticas antiéticas en la investigación. Uno debe referenciar toda la información que no sea propia, incluso cuando un autor utiliza un trabajo previo suyo (autoreferencia).

La autora de varias investigaciones en ciencias naturales también cuestionó la mala práctica del refrito, que consiste en repetir los resultados dentro del esquema de discusión. Explicó que la discusión debe resaltar el hallazgo más importante del estudio que se realizó, seguido de las evidencias que lo respaldan. Para este punto, el resultado ya se convierte en una evidencia por presentarse previamente.

En cuanto a la estructura de la redacción en general, la investigadora demostró cómo aplicar el método del embudo. Esta metodología indica que se debe comenzar con lo más importante, llamativo o general, e ir decantando a lo más particular. El embudo correspondería así a un abordaje deductivo.

La Dra. Antonieta no se limitó a la teoría y fue a la práctica. (Foto: Ingrid Silguero)

Con el fin de presentar abstracts (resúmenes) atractivos, la doctora Rojas de Arias encomienda la escritura del mismo al final, luego del resto del artículo completo. Entre otras recomendaciones citó la colocación de números en el resumen si el trabajo es cuantitativo: “Una cosa vaga no sirve en un resumen. Proporciones, o lo que quieran, pero debe demostrarse la magnitud de lo que se midió”, expresó Rojas.

Rojas de Arias recomendó a los participantes la utilización de fichas bibliográficas, ya que estas sirven para recordar lo importante de cada paper recolectado previamente para la investigación. Así mencionó que se debe realizar un filtro de la bibliografía, buscar por palabras clave para “separar la paja del trigo” y guardar las informaciones que nos sirvan para la discusión, de lo contrario “nos llenamos de referencias”.

Para ahorrar tiempo de búsqueda y gestionar las referencias sugirió los siguientes software: Zotero, Mendeley y EndNote.

Publicar con calidad

El artículo científico ayuda a determinar en qué momento está el conocimiento y la contribución del trabajo, por lo cual uno debe manejar profundamente el tema. La doctora Antonieta advirtió a los presentes que es conveniente publicar con calidad.

“Hay que potenciar las revistas locales”, afirmó, pero dijo que el conocimiento es universal, por lo que inclusive se debe mirar más allá de las fronteras. Para la investigadora las alianzas estratégicas colaboran en el desarrollo del país.

“Solos no nos vamos a ningún lado”, advirtió Rojas de Arias.

Finalizó diciendo que escribir en ciencia es aprender a volcar en palabras lo que el intelecto y el sublime momento del hallazgo recrea en la vida del investigador, llevando implícitas la responsabilidad y la ética.

“En cada artículo el investigador deja en un limitado espacio su compromiso con la verdad. La ciencia es universal y el investigador la desarrolla en los espacios de libertad que ella misma concede en su ámbito cotidiano y la proyecta a través de sus publicaciones”.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 votos, promedio: 4,60 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here