Pese a oposición unánime de científicos, Marito eligió a Felippo para liderar Conacyt

0
695
1 min. de lectura

 

El Presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez nombró al empresario Eduardo Felippo como Ministro-Presidente del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), pese a una oposición unánime y frontal de la comunidad local de investigadores. El representante de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) liderará el organismo por dos años (2019-2021).

El Conacyt se encuentra sumido en una crisis sin precedentes debido a la politización de los fondos de financiación de investigación, parcialismo en de la selección de propuestas, persecución a investigadores, pagos irregulares a algunos investigadores, gastos excesivos en la Expo 2019 y otros problemas que desembocaron en una histórica manifestación la semana pasada.

Paraguay es uno de los países de América que menos invierte en Investigación y Desarrollo. Según los propios datos del Conacyt, apenas se destina el 0,20% del total del PIB para ciencia y tecnología. A esto se debe sumar que disminuyó el número de profesionales del conocimiento que estaban siendo apoyados por el PRONII. De 742, el sistema nacional ahora solo tiene 586 científicos categorizados.

Alrededor de 70 investigadores de todas las áreas exigieron tener un Conacyt más científico, rechazando la terna que se le había enviado al Presidente y pidiendo una nueva lista de candidatos. Además, semanas atrás, más de 200 investigadores habían enviado una carta al Presidente de la República, solicitando un perfil más adecuado para la persona que liderará la entidad.

Las cartas, la manifestación y las críticas de figuras claves de la ciencia paraguaya fueron completamente ignoradas por el mandatario paraguayo. El decreto presidencial N° 3.124, con fecha del 20 de diciembre de 2019, confirmó uno de los principales temores de los académicos y científicos, al nombrar a Felippo al frente del Conacyt.

Felippo había confesado que no tiene conocimientos de ciencia y tecnología, pero sí cuenta con experiencia administrativa, al frente de algunas empresas y de los gremios empresariales. Días atrás, declaró que el Conacyt es una empresa y que no hace falta ser investigador para liderar una institución así.

Además, aseguró que la manifestación de los investigadores frente al Conacyt fue «intrascendente».

«Esta noticia es realmente un golpe para los investigadores paraguayos y para los científicos que intentan reincorporarse al país. Todas las explicaciones claras dadas por los investigadores y las refutaciones a las afirmaciones del Sr. Felippo de nada sirvieron. La ciencia en el mundo no se maneja de esa forma. Nadie estaba pidiendo improvisar, sino simplemente seguir las lineas internacionales, nada más», dijo la Dra. Fabiola Román, bióloga y divulgadora.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here