El convenio fue firmado por el Cnel. (R) Liduvino Vielman (izq.) y el Gral. Juan Pablo Paredes. (FAP)
4 min. de lectura

 

La firma de un convenio entre la Agencia Espacial del Paraguay (AEP) y la Fuerza Aérea Paraguaya (FAP) reveló un intento de militarización del organismo público. Esto incluye nombramiento obligatorio de militares en cargos directivos y hasta la creación de una Dirección de Defensa Aeroespacial, sin que el Congreso Nacional tome conocimiento.

Organizaciones juveniles de divulgación manifestaron su preocupación y alertaron sobre la posibilidad de que nuestro país pierda algunos programas internacionales, debido a que la agencia se creó con fines pacíficos. Por su parte, la AEP prometió a Ciencia del Sur aclarar todo en los próximos días.

El 31 de julio, el Cnel. (R) Liduvino Vielman Díaz, presidente de la AEP, y el Gral. Juan Pablo Paredes, comandante de la Fuerza Aérea Paraguaya, firmaron el “Convenio específico de cooperación entre la Agencia Espacial del Paraguay y la Fuerza Aérea Paraguaya sobre usufructo de inmueble propiedad de la Fuerza Aérea Paraguaya destinado a la construcción del futuro local de la AEP”.

Los militares cederían una hectárea de terreno en la ciudad de Luque para establecer allí las oficinas de la AEP. Desde su creación, la Agencia funciona en unas pequeñas oficinas del séptimo piso del Ministerio de Defensa Nacional. Pero ceder terreno para el nuevo local implicaría, según el convenio, una militarización casi completa.

El decreto N° 1092, firmado por el Presidente de Paraguay Mario Abdo Benítez y que establece la Política Espacial de la República del Paraguay, asegura que “todas las actividades espaciales estarán orientados al uso pacífico del espacio ultraterrestre”. El mismo fue establecido en enero de 2019.

Las cláusulas son muy claras en cuanto a las intenciones que tiene la FAP. En la claúsula N° 1 del convenio ya asegura que la Fuerza Aérea dispondrá de personal militar para cubrir los cargos dispuestos por la AEP. En la segunda, son más elocuentes: El personal de la FAP deberá tener una participación activa en la estructura organizativa de la AEP, ocupando los cargos y ejerciendo las funciones para las cuales deberá ser nombrado.

“La designación de un oficial superior de la Fuerza Aérea en la estructura orgánica de la Agencia Espacial del Paraguay, ocupando el cargo de Director General de Planificación y Gestión, además de nombrar a otros personales de la FAP en los cargos cuya función sean afín a la Defensa Aeroespacial en todos los niveles de su organización”, dice el apartado 12° de la segunda cláusula.

Organizaciones de divulgación científica denuncian que el convenio podría poner en riesgo planes como el programa satelital de Paraguay, que tiene fines científicos, tecnológicos y pacíficos. (AEP)

Obviamente, el convenio obliga a la AEP comunicar a la FAP todas las actividades que haga, aunque esta intente ser un ente autárquico y dependiente –únicamente- de la Presidencia de la República. La comunicación debe ser detallada, ya que los militares podrán tener acceso al sistema de alarmas y hasta cámaras de seguridad.

Pero una de las cosas más llamativas de este convenio es que se crea la Defensa Aeroespacial, con el pedido de mantenerlo en secreto de las autoridades y la ciudadanía. “Crear y desarrollar una Dirección exclusiva de Defensa Aeroespacial, con personal y medios de la Fuerza Aérea Paraguaya, con el grado de sigilo correspondiente”, dice el punto h de la tercera cláusula.

Y a continuación, se exige que “obtención, procesamiento y diseminación” de las informaciones obtenidas por esta nueva dirección serán de uso exclusivo de la Fuerza Aérea. En otros apartados se habla sobre la vigencia del convenio, afirmando específicamente que el uso de la propiedad militar será por diez años.

Programas en riesgo

Un grupo de 9 organizaciones juveniles que se dedican a la divulgación de la ciencia y tecnología emitieron un comunicado público dirigido a la Junta Directiva de la AEP, que al parecer, no estaba enterada de la firma de este acuerdo. De hecho, algunos directivos informaron a nuestro portal que tomaron conocimiento del convenio cuando ya se había firmado.

“La Agencia Espacial del Paraguay se creó con fines pacíficos, y toda la tecnología que se desee adquirir internacionalmente para el desarrollo local, se verá afectada por los acuerdos internacionales que tienen como fin el uso pacífico del espacio. Por lo tanto todo proyecto en desarrollo con el apoyo de las Naciones Unidas, como el caso de nuestro Satélite GuaraniSat-1, corre riesgo de cancelación al crearse un compromiso de prestación de servicios con la FAP, de igual manera potenciales proyectos que requieran cooperación internacional, podrían ser bloqueados debido a la militarización de la AEP”, dice parte de la nota.

“Se observa una falta de equilibrio entre los aportes de cada parte: la FAP cede el usufructo de un terreno por tan solo 10 años (contribución no cuantificada en el Convenio) y en contraparte la AEP compromete recursos financieros, dedicación de sus funcionarios civiles, cede una serie de beneficios, servicios y cargos decisivos”, señaló el grupo.

Uno de los aspectos más llamativos del convenio es que se le otorgará varios puestos, incluyendo algunos directivos, a los personales militares. (Convenio AEP-FAP)

Según denuncian, el convenio otorgaría cargos directivos al personal militar sin considerar necesariamente su preparación académica y técnica, en sustitución de profesionales capacitados, lo cual desvirtúa el propósito de la AEP.

Para los universitarios y divulgadores, el acuerdo viola la Ley 5151/14 de creación de la AEP en su Art. N° 6 (atribuciones y funciones de la Junta Directiva), incisos e) y f), y en su Art. N° 7 (atribuciones del Presidente) inciso h) y potencialmente inciso d). Por ello, solicitaron que lo firmado quede sin efecto.

El documento de denuncia fue suscrito por Capacity Building, Research and Innovation for Space – Paraguay, Centro Paraguayo de Informaciones Astronómicas (CPIA), Asociación Astronómica del Guairá, Club Perseidas del Sur y EntroPy. Además del Club Aeroespacial FPUNA, PIENSA, Club de Ciencias y Tecnologías Espaciales – FIUNA y Proyecto ARAPY.

Aclaración e informes

El convenio firmado el 31 de julio sorprendió a varios directivos de la AEP. (FAP)

Ciencia del Sur se contactó por varias plataformas con la AEP, enviando incluso un cuestionario de 11 preguntas relacionadas con este caso. Después de varios intentos, el Cnel. (R) Liduvino Vielman respondió mediante un correo electrónico: Saludos cordiales desde la Agencia Espacial del Paraguay. La AEP recibe y manifiesta su predisposición de aclarar y responder las preguntas respectivas, en los próximos días.

Mientras que por parte de la Fuerza Aérea Paraguaya no tuvimos respuesta. Nos comunicamos también con el Congreso Nacional, específicamente con el presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, el diputado Sebastián García. Se mostró sorprendido por el convenio firmado y aseguró que podrían pedir informes a la AEP y a las instancias correspondientes.

CONVENIO AEP- FAP

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 4,50 de 5)
Compartir artículo:

1 Comentario

  1. Constitucionalmente, a quien compete la defensa nacional? a los divulgadores? a las universidades? o a las ONG?
    La defensa nacional es deber de los militares, porqué tanto escándalo? con nombrar un par de funcionarios no se va a militarizar una institución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here