Adeolescentes de varios colegios tomaron la Colonia Científica de Vacaciones: Taller de biología molecular. (Daniel Duarte / Ciencia del Sur)
1 min. de lectura

 

Adolescentes paraguayos de diferentes colegios y ciudades tuvieron su primer acercamiento a un laboratorio durante la Colonia Científica de Vacaciones: Taller de biología molecular. El evento congregó a más de 20 estudiantes en el campus de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

Taller de biología molecular (Daniel Duarte / Ciencia del Sur)

Organizado por Ciencia del Sur, con el apoyo del Departamento de Biotecnología de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNA, el objetivo fue introducir conceptos de biología molecular y realizar dos experimentos para que se conozca cómo se trabaja en un laboratorio del área.

La coordinación estuvo a cargo de la Dra. Alejandra Recalde, bioquímica y biotecnóloga, que se desempeña como investigadora de la Universidad de Friburgo, Alemania. Los otros dos profesores fueron los biotecnólogos Andrés Quintana e Ivana Fernández, investigadores del laboratorio de biotecnología de la FACEN. También participaron los directivos de Ciencia del Sur: Eduardo Quintana, Daniel Duarte y Ariel Insaurralde.

Durante dos jornadas intensivas, alumnas y alumnos aplicaron una guía preparada exclusivamente para el taller con dos experimentos: utilización de la proteína verde fluorescente (GFP por sus siglas en inglés) y transformación bacteriana. Además, gracias a la donación de la Dra. Fabiola Román, investigadora del Instituto Sanger de Cambridge y editora científica de Ciencia del Sur, los estudiantes pudieron conocer cómo trabaja un secuenciador nanopore.

El taller inició con el destaque del papel central del ADN como la molécula de la vida, compuesta por un esqueleto de azúcar y fosfato, y cuatro bases nitrogenadas. Recalde recordó el «Día del ADN» en conmemoración a la publicación de su estructura en 1953 por James Watson y Francis Crick, quienes compartieron el Premio Nobel con Maurice Wilkins, pero recordó también papel crucial de Rosalind Franklin en la obtención de las imágenes de difracción de rayos X del ADN.

Luego, la investigadora resaltó el Dogma Central de la Biología Molecular, que describe el flujo de información genética desde el ADN hasta el ARN y las proteínas. También abordó la Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) como una técnica fundamental en biología molecular, desarrollada por Kary Mullis, ganador del Premio Nobel de Química en 1993.

La proteína verde fluorescente (GFP) y su descubrimiento en medusas en 1962 se relacionan con el Premio Nobel de Química en 2008. Se resaltó la contribución de Osamu Shimomura, Martin Chalfie y Roger Tsien, destacando la versatilidad de las proteínas fluorescentes en la investigación biológica.

Dra. Alejandra Recalde, coordinadora del Taller de biología molecular. (Daniel Duarte / Ciencia del Sur)

Los adolescentes aplicaron los protocolos para los dos experimentos y participaron activamente en todos los procesos. El taller cerró con la entrega de certificados y el sorteo del libro El gen: una historia personal de Siddhartha Mukherjee. Esta fue la penúltima actividad del año de Ciencia del Sur.

El último evento del medio se realizará este jueves 21 de diciembre. Será una cena y conferencia titulada «La neurociencia y su divulgación», a cargo de la neurocientífica Jessica Chomik-Morales.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)

Equipo periodístico y científico de Ciencia del Sur

Compartir artículo:

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí