5 min. de lectura

Margarita Morselli es la actual directora general del Centro Cultural de la República, El Cabildo. Es artista, profesora de piano y escribana pública. Realizó diversas exposiciones individuales y grupales, dentro y fuera del Paraguay.

En esta exclusiva para Ciencia del Sur, Morselli, que se desempeña como secretaria general de la Comisión de Conmemoración del Centenario de Augusto Roa Bastos, habla sobre el legado de Roa Bastos y el acto central que tendrá lugar el próximo 13 de junio en la Plaza Uruguaya.

Hay una ley que crea la comisión para las celebraciones de Roa Bastos, pero Hacienda no libera los fondos todavía. Así que los eventos se realizan a puro pulmón o con apoyo de entidades privadas.

-¿Debe celebrarse el centenario del nacimiento de Augusto Roa Bastos como una fiesta?
Ante todo, celebramos el centenario del nacimiento del más universal de nuestros escritores, el más reconocido, ganador del Premio Cervantes de Literatura, el mayor galardón dentro del habla hispana. Celebramos su obra, celebramos su vida y celebramos tenerlo como un estandarte del Paraguay. Incluso se habla de una marca país.

Y si tenemos un concepto de fiesta como manifestación ligada a un campo propiciatorio de interacciones sociales, para una búsqueda de un mayor conocimiento y apropiación como un ejemplo de paraguayo, también puede ser válida.

-¿Como las celebraciones del Bicentenario de la Independencia?
La experiencia del Bicentenario nos dice que también es válida la fiesta, como un ritual ciudadano que fue reincorporando un concepto de patria que tal vez lo dejamos de lado. Manifestar la alegría nos permite construir escenarios para conjugarla con la mayor valoración de las ideas y el ejemplo de Roa.

-¿Qué actividades están programadas?
Desde la Comisión de Conmemoración del Centenario de Augusto Roa Bastos, en cuya dirección general está el ministro de la Secretaría de Cultura Fernando Griffith y la secretaría ejecutiva desempeñada por mí, se programaron una gran cantidad de actividades. Roa fue tan diverso y prolífico, que buscamos proponerlo desde sus fundamentales facetas: como escritor de guiones cinematográficos, novelas, cuentos, ensayos.

Como vamos sumando instituciones estatales y privadas de ámbitos educativos, artísticos, deportivos, turísticos, el aporte de cada una ofrece variedad de acciones. Por ejemplo, el Ministerio de Educación y Ciencias promueve lecturas y charlas educativas con Roa Bastos como tema central. Desde el Cabildo se promueven concursos internacionales de guión cinematográfico, música, fotografía y varios otros.

La exposición itinerante Las maletas de Roa recorre el país y ya fue por varios otros países. También el Cabildo gestionó la instalación de una estatua de Roa en República Dominicana y en Asunción, que será develada la semana entrante. Se editaron los títulos más importantes como Yo El Supremo, Hijo de Hombre, El trueno entre las hojas y otros, entre ellos infantiles.

-¿También se suman otras instituciones?
Sí, la Secretaría Nacional de Deportes realiza torneos con nuestro Premio Cervantes como estandarte, celebrando sus facetas de ciclista y remero. La Secretaría de Políticas Lingüísticas realiza maratones de lectura. En fin, se van sumando entidades, y se van diversificando las actividades. Tener presente a Roa Bastos en nuestros actos, hará que más personas quieran conocerlo más profundamente a través de la lectura.

El acto central del 13 de junio será en la Plaza Uruguaya, recordando con la vitalidad de su palabra la importancia de su memoria, con música, danza, y una performance con el público. Una fiesta.

-Usted había dicho que las ideas filosóficas de Roa Bastos harán un mundo mejor. ¿A cuáles ideas se refiere?
Las letras de Roa se basan en una mirada hacia nuestro país, en un análisis social de lo que vivió y sintió en carne propia, ya sea viviendo aquí o en el exilio. Me refiero sobre todo a sus principios de libertad, de igualdad, los valores de convivencia humana; así como su visión acerca de la naturaleza, que lo constituye como un adelantado ecologista.

-¿Por qué es importante el escritor Augusto Roa Bastos para los paraguayos?
Creo que lo que fui nombrando hasta ahora es una pequeña parte de esa importancia para el Paraguay. Roa conjuga elementos como talento y dignidad puestos al servicio de su país.

Margarita Morselli (c), en compañía de Mirta Roa y el ministro de Cultura, Fernando Griffith. (Cabildo.gov.py)

-Escribió sobre el exilio, el poder, el autoritarismo y la guerra. Abarcó la poesía, el cuento, la novela y el guión cinematográfico. ¿Cómo lo recuerda usted?
Como el gran ciudadano que unió a generaciones a través de la palabra. Como propiciador del cabildeo, que a pesar de las vicisitudes de su paso, buscó la interacción de un pueblo con quienes toman las decisiones. Estudió al poder, lo desmenuzó para presentarnos sin velo, para acercarnos a ellos y buscar impactar en las decisiones en beneficio de todos.

-¿Es importante que los jóvenes lean a Augusto Roa Bastos? ¿Qué obras recomendaría a la gente?
Es de vital importancia que lo lean, comprendan y sigan su ejemplo de lucha, de perseverancia, su intacta dignidad de paraguayo. En el Cabildo reeditamos entre otros libros Hijo de hombre, porque pensamos que puede ser una buena puerta hacia su obra.

Hay un Paraguay que se devela en él y también es su primera obra premiada, donde inicia su paso hacia su universalidad. La literatura de Roa es universal, por lo que tiene doble importancia del acercamiento de los jóvenes hacia ella.

-¿De qué trata el Congreso que organiza la comisión de conmemoración?
Roa es universal y desde ese aspecto queremos escuchar las voces de los estudiosos de su obra de todo el mundo en el Congreso “Roa Bastos, entre la literatura y la historia”. Para eso hemos invitado a intelectuales de varios países y continentes, porque la visión desde esos aspectos nos hará notar una mayor envergadura de su gran obra. Aspectos de la literatura, el cine, el periodismo, la ecología, los derechos de la mujer, el bilingüismo, la historia, serán expuestos y analizados en ese encuentro con especialistas.

La Ley 5.790, que declara año del Centenario de Augusto Roa Bastos y crea la comisión que organiza y coordina los actos a ser realizados a nivel nacional e internacional, fue promulgada, pero hasta ahora no tenemos los fondos que fueron asignados, por lo que todas las actividades se realizan a puro pulmón y con el apoyo del sector privado.

-¿Quiénes vendrán al Paraguay para este evento?
Hemos recibido y agradecemos el apoyo de varias embajadas e instituciones para que intelectuales y escritores formen parte del congreso.

Son más de 20 especialistas internacionales como el argentino Mempo Giardinelli, el colombiano José Luis Díaz-Granados, el cubano Sergio Guerra, el nicaragüense Sergio Ramírez. También han confirmado su participación Jon Beasley-Murray (Canadá), John Kraniauskas (Reino Unido de Gran Bretaña); un grupo muy interesante de México, entre ellos, Eloy Juárez; también otro de Brasil, con Antonio Rediver Giuzzo, Carla Fernandes de la Universidad de Bordeaux, Francia.

También de Costa Rica, Guatemala, Ecuador, Puerto Rico, en fin, representantes de varios países donde la literatura de Roa es analizada, estudiada y disfrutada.

-¿Quiénes estarán por Paraguay?
La lista de Paraguay es sumamente interesante, con aportes de Ramiro Domínguez, Juan Manuel Marcos, Julia Velilla, Mary Monte, Ana Barreto, Diego Sánchez Haase, Alcibíades González Delvalle, Víctor-Jacinto Flecha, Susy Delgado, Lourdes Espínola, Mario Rubén Álvarez; una rica lista de más de 30 nacionales.

-El exilio es un punto clave para entender a Roa Bastos. Hoy en día, en pleno siglo XXI, nuestros escritores, poetas, músicos, actores y otros artistas, ¿siguen emigrando o encuentran más apoyo en su país?
Creo que hay mucho más apoyo que hace años. Pero no puedo decir que estoy plenamente contenta con el soporte que se da, en especial a los jóvenes creadores. Hay una Ley de Mecenazgo que puede ayudar a que haya más fondos para invertir en nuestra cultura.

La la cultura y la educación son pilares de un país sano, digno, con buen vivir para todos. Tenemos que comprender que invertir en las industrias culturales también significa dinero que retorna, que se multiplica. La cultura genera puestos de trabajo que además de no ser contaminantes del ambiente, tiene a trabajadores más contentos con la retribución de sus esfuerzos.

-¿Cómo podemos incentivar la lectura en Paraguay?
Hay muchas formas eficaces. Pero creo que los niños a quienes sus padres leen cuentos son los lectores del mañana. Luego viene la educación formal que debe buscar formas y elementos para propiciarlos. La edición de versiones populares de libros ayudan mucho, incluso los teléfonos inteligentes pueden ser buenos aliados, ya que con conexión a internet pueden constituirse en una biblioteca infinita. Pero hay que trabajar desde la infancia con la niñez y esa es tarea de todos.

Tenemos que comprender que invertir en las industrias culturales también significa dinero que retorna, que se multiplica. La cultura genera puestos de trabajo.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)

 | WWW

Director ejecutivo de Ciencia del Sur. Estudió filosofía en la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y pasó por el programa de Jóvenes Investigadores de la UNA. Tiene diplomados en filosofía medieval y en relaciones internacionales.
Condujo los programas de radio El Laboratorio, con temática científica (Ñandutí) y ÁgoraRadio, de filosofía (Ondas Ayvu).
Fue periodista, columnista y editor de Ciencia y Tecnología en el diario ABC Color y colaboró con publicaciones internacionales. Fue presidente de la Asociación Paraguaya Racionalista, secretario del Centro de Difusión e Investigación Astronómica y encargado de cultura científica de la Universidad Iberoamericana.
Periodista de Ciencia del Año por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (2017). Tiene cinco libros publicados.

Compartir artículo:

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí