4 min. de lectura


La Universidad Nacional de Asunción (UNA) ya elaboró recomendaciones mientras la Sociedad Paraguaya de Psicología está ofreciendo consultas gratuitas a la población.
Atender la pandemia de COVID-19 mediante la salud mental es un reto para los profesionales de la psicología y psiquiatría de todo el país.

“La investigación psicológica sobre crisis pasadas puede ayudar a las personas a lidiar con las noticias diarias, a veces cada hora, sobre el coronavirus. Si bien la nueva pandemia es única en muchos sentidos, hay lecciones que aprender de una gran cantidad de literatura científica sobre las respuestas psicológicas y de salud conductual y las consecuencias de los desastres”, dijo la Asociación Estadounidense de Psicología (APA).

La Dra. Norma B. Coppari, directora del Centro de Documentación, Investigación y Difusión de Psicología Científica, dijo a Ciencia del Sur que ya existen guías basadas en evidencia sobre qué proponer en materia de salud mental en medio de una pandemia.

“No tenemos que inventar el hilo negro, hay guías. Aquí no cabe más que aplicar protocolos internacionales. Estamos en una pandemia y debemos alinearnos a organismos internacionales como OMS, OPS, SIP o APA que ya tienen conocimiento y evidencias de otras pandemias para señalar el manejo en materia de bienestar psicológico y afrontamiento de las medidas de prevención como la cuarentena”, aseguró Coppari.

La catedrática de la Universidad Católica de Asunción (UC) y editora general de la revista Eureka, afirmó que el Gobierno nacional, a través de sus ministerios a cargo de las políticas públicas, es el que debe tomar los protocolos internacionales y darles difusión de forma apropiada a la población, por los medios masivos de comunicación. Esto, debido a que la prioridad hoy de la psicología aplicada a pandemias es apoyar las medidas tomadas para la salud pública.

“Los psicólogos debemos reforzar la educación, prevención y aplicación de las medidas que ya se están tomando para prevenir nuevos casos y minimizar un contagio acelerado que desborde la capacidad de nuestro sistema de salud. Finalmente, es humano, no es patológico, experimentar ansiedad, temor, angustia, miedo en una medida racional. Son comportamientos de sobrevivencia antropológica”, manifestó la investigadora del nivel II del PRONII-Conacyt.

Coppari indicó que si nuestros padres de las cavernas no lo hubiesen experimentado nosotros hoy no estaríamos contando esta historia.

“Creo que esta es -y será-.una experiencia que debería modificar nuestros comportamientos consumistas, materialistas y deshumanizantes que nos llevaron a destruir nuestro planeta, a aislarnos con la tecnología (Tecnoestres) y hoy el cambio climático nos pasa factura. Mirando la cara positiva de esta pandemia, en estos días el aire, el agua y la naturaleza descansan y se purifican del daño hecho por el hombre. Y nosotros volvemos a la seguridad de nuestras casas, de nuestras familias, de nuestros valores que olvidamos. Ojalá que aprendamos esta lección en curso y volvamos a ser humanos”, finalizó.

La Sociedad Paraguaya de Psicología comenzó a atender gratuitamente a las personas que necesiten. Las consultas se realizan por videollamadas, mensajes de WhatsApp o email. Sirve para todo el territorio nacional. Los interesados pueden llamar al 021-202271 o al 0981-714229. También se puede escribir al correo [email protected]

Además, uno de los grupos de los investigadores paraguayos convocados por Conacyt, ADICIP y SCP, trabaja sobre el área de salud mental.

Psicologos voluntarios

Papel de la UNA

Por su parte, la Universidad Nacional de Asunción, a través de la cátedra y servicio de psiquiatría de Medicina, elaboró una serie de recomendaciones para el cuidado de la salud mental durante la pandemia.

El material “Salud mental durante la pandemia de COVID-19”, tiene una lista de recomendaciones para personal de salud, población general, niños y adultos mayores. Quienes quieran recibir el material pueden solicitarlo al correo electrónico a [email protected] o leerlo aquí mismo.

Los médicos Marcelo O’Higgins, Oscar García, Julio Torales y Andrés Arce fueron los encargados de la redacción y edición. En la guía se diferencian las recomendaciones para médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud y la ciudadanía en general.

Los médicos pidieron evitar que las enfermedades mentales se conviertan en estigma a la hora de ofrecer diagnóstico, tratamientos y terapias a los pacientes que lo necesiten. El Hospital de Clínicas sigue tratando a pacientes de psiquiatría.

“La pandemia de COVID-19 está causando problemas de salud mental como estrés, ansiedad, síntomas depresivos, insomnio, negación, ira y miedo, en Paraguay y en todo el mundo. Estos problemas de salud mental afectan a los pacientes y a la población en general y también tienen un impacto en las capacidades del personal sanitario, lo que podría dificultar la lucha contra el COVID-19”, dijo Torales, también investigador del PRONII-Conacyt.

Para el médico, aunque los estudios relacionados con la salud mental en pacientes con COVID-19 y en pacientes que han estado sometidos a largos periodos de cuarentena/aislamiento todavía son escasos, podemos predecir más o menos las consecuencias esperadas en la salud mental y física de estas personas.

Es probable que las respuestas emocionales incluyan miedo e incertidumbre extremos. El psiquiatra puntualizó que todo esto puede terminar por generar reacciones de ansiedad (insomnio, enojo); mayor uso de alcohol, tabaco y otras drogas; trastornos mentales (estrés postraumático, trastornos de ansiedad, depresión, somatización) y disminución de la salud autopercibida.

“Sobre la posible respuesta a estas situaciones, la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, a través de la cátedra de psiquiatría, sugiere que el enfoque de salud mental durante esta pandemia de COVID-19 se base en terapias psicológicas y psicofarmacológicas (según sea el caso), basadas en la evidencia, y que se dirijan a estos grupos poblacionales: 1) Pacientes con COVID-19 y sus familias; 2) Personas de la población general; 3) Niños; 4) Adultos mayores; 5) Individuos con condiciones médicas preexistentes (tanto físicas como mentales); 6) Personal de médico, de enfermería y otras profesiones de la salud”, sostuvo el investigador.

Los planes deberán establecerse según el grupo poblacional afectado, puesto que las intervenciones en salud mental deben ser diseñadas tomando en cuenta las características propias de los pacientes, concluyó Torales.

Recomendaciones Salud Mental COVID19_FCM UNA-min (1)

Adultos mayores

La población de adultos mayores es muy susceptible ante esta pandemia, ya que se tiende a estigmatizarlos. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) realizó diversas recomendaciones para atender la salud mental de este sector de la población.

“Tengan en cuenta que los adultos mayores, especialmente los que están aislados o que aquellos que sufren deterioro cognitivo o demencia, pueden volverse más ansiosos, enojados, estresados, agitados y retraídos durante la pandemia o durante la cuarentena”, expresó la OPS.

Por ello recomendó hablar con palabras simples y compartir información útil con los adultos mayores, incluyendo los hechos más recientes y cómo reducir los riesgos de infección del COVID-19.

Recomendaciones generales

-Evitar la sobreinformación
-Evite la discriminación
-Tener hora específica para leer o ver medios
-Generar ambiente de unidad en la casa
-Planificar rutina diaria
-Realizar actividad física en el hogar
-Proponer actividades manuales
-Hacer de guía para trabajos en equipo
-Pedir ayuda a profesionales de la salud mental si lo necesita
-Recordar que estilo de vida actual es temporal
-Quedarse en casa y apostar por el bien común

Fuente: APA, Medicina-UNA

La pandemia de COVID-19 también genera ansiedad (insomnio, enojo); mayor uso de alcohol, tabaco y otras drogas; trastornos mentales (estrés postraumático, trastornos de ansiedad, depresión, somatización) y disminución de la salud autopercibida. (Pixabay)

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, promedio: 4,36 de 5)
Compartir artículo:

1 Comentario

  1. gracias por la información , desde mi punto de vista el gobierno nacional no da mucho enfasis en la salud mental tanto de la poblacíon en general y mucho mas importante en el personal de blanco que es nuestra primera barrera siendo que en paises primer mundistas hubo inclusibe suicidios de parte del personal de salud por miedo a contagiar a sus familiares

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here