La Universidad Nacional de Asunción es la principal universidad pública del Paraguay. (Ciencia del Sur)
4 min. de lectura

 

Debemos aprovechar los minutos de atención pública que brinda el estudio del Proyecto de Ley Arancel Cero [1] para ahondar en el engendro de la educación superior en el Paraguay.

Este sistema tiene tres instancias centrales; el CONES [2], encargada de la habilitación de centros y carreras, se conforma y actúa bajo una lógica debatible de juez y parte; la ANEAES [3], que es la responsable de evaluar y acreditar la calidad de la oferta, pero su certificación no es condición necesaria ni obligatoria, no genera sanciones o cierres, y; la universidad, la cual se beneficia de este “ecosistema”, amparada en una definición aumentada de “autarquía” para una autonomía y autogobierno sin control de calidad.

Dicho esto, es correcto que la educación superior requiera más recursos, pero debe hacer previamente su tarea. No se puede alimentar más a este sistema. ¿A qué me refiero? Los números muestran que solamente el 10 % de los ingresantes o cursantes de primer año o semestre finalizará la carrera. Mucho debido a condiciones socioeconómicas, pero también a la indiferencia a una propuesta académica que hace que simplemente no valga la pena el gasto.

A nivel de propuesta pública, la Universidad Nacional de Asunción (UNA), buque emblema, muestra cada vez más lejana posición en rankings internacionales[4]. Esto es producto de una estructura interna de facultades, con una razón de claques, reductos, y esferas de poder, independientes, en la que la rectoría naufraga sin capacidad de modificar la realidad.

Engendra concursos docentes cuestionados, superando promedios de toda ratio por número de estudiantes, calificado de “docente taxi”, mal pagado, sin condiciones para el ejercicio de investigación. La puja entre unidades académicas deriva en un desorden presupuestario que resuena cada año en la elaboración del Presupuesto General de la Nación, donde se habla únicamente de la demanda de inversión, sin una mínima referencia a las reformas necesarias.

Los estudiantes, en el loable propósito de defender la educación pública, caen en el juego discursivo, con tan corta memoria que el llamado “UNA no te calles” no es más que una anécdota.

Sobre el proyecto de Ley Arancel Cero, es correcto, los estudiantes requieren más apoyo, pero este no es el camino. ¿Por qué? La oferta pública, basada en el examen de ingreso, es más proclive a estudiantes mejor formados en el bachillerato. Típicamente provenientes de colegios privados, o de los buenos pero escasos colegios técnicos nacionales.

Es decir, el subsidio financiará a muchos estudiantes que no lo necesitan, haciendo el sistema aún más regresivo. En tal sentido, al objetivo “Arancel Cero”, le hace falta agregar, “para los que lo necesiten”.

Tal vez, por ejemplo, fomentar un sistema nacional de beca monetaria y de equipamiento, basado en la combinación de excelencia (expediente académico de bachillerato y universitario), y de condiciones socioeconómicas y acción afirmativa, con convocatoria anual, para estudiantes de universidades públicas y privadas, bajo términos trazables, abiertos, y verificables.

Se trata de diseñar un modelo sostenible en términos financieros, y equitativo, en términos de acceso.

¿Cómo plantear un proceso de cambio, en condiciones de pandemia? Hay un camino, iniciado en el 2018 pero aún no implementado, que puede generar efectos similares a los de una mariposa [5]. Se trata de la aplicación del “Crédito académico» [6].

¿Por qué?

El crédito académico es, conforme a la Resolución CONES 536/2018 “Por la que se establece los criterios para la aplicación del Sistema Nacional de Créditos”, “la equivalencia académica que un estudiante debe realizar para alcanzar los requisitos exigidos dentro de un Plan de Estudios correspondiente a una carrera de grado, en la que se integran las horas cursadas más las horas de trabajo independiente del estudiante”.

En otras palabras, es la herramienta, el conducto, reconocido y estandarizado -a nivel nacional y con equivalencia a nivel internacional- para que un estudiante pueda cursar asignaturas en diferentes unidades académicas, nacionales e internacionales.

Pareciera poco más que una opción para estudiante. En realidad, es igual de poderosa para la universidad, y para la subsistencia del sistema, porque es el vehículo que permitiría la vinculación, la cooperación, el intercambio entre unidades académicas, y, por ende, incentivos a cada casa de estudio para especializar su oferta, reduciendo costos, suprimiendo asignaturas y docentes que no brinden valor agregado, complementándose con otras carreras, facultades, y universidades.

La universidad pasa de un archipiélago de carreras y facultades, a un paraguas integrador, dinámico, y cooperativo. Con ello, se moderniza la oferta académica porque se rompe con la malla curricular fija y única, dando lugar a una de asignaturas troncales y obligatorias, y de disponibilidad de “créditos académicos” que se puedan cursar dentro de la misma u otra carrera, facultad, o universidad.

El alumno gana la riqueza de diseñar su ruta de estudios acorde a sus intereses, dando la posibilidad real, de un conocimiento multidisciplinar, tan oportuno para el mercado laboral en este mundo cambiante.

La oferta académica dará lugar a un escrutinio de la estructura de inversión y de costos de las unidades académicas, dando mayor foco a laboratorios e infraestructura especializada, revisando el perfil del docente, canjeando el modelo “taxi”, por uno de tiempo completo.

Los docentes destacados tendrán una gran demanda de estudiantes de diferentes carreras, y porque no, también de otras universidades.

El crédito académico es la apertura a la internacionalización. Los estudiantes de nuestras universidades tendrán todos los incentivos para animarse a cursar semestres o años en el exterior, sabiendo que todo lo cursado será reconocido, evitando retrasos en la expectativa de graduación que hoy existe. Es también la invitación a estudiantes internacionales a semestres o años en nuestras universidades.

Esta figura viene de la mano de la necesidad de simplificar el proceso de reconocimiento de créditos, y de títulos del exterior. El intercambio internacional es el mejor pasaje para la anhelada libre apertura a docentes de todas las latitudes.

La educación superior puede cambiar y las medidas están al alcance de la voluntad política de sus actores. Es el sistema, no el arancel cero.

UNI plagio titulo
Fachada de la Universidad Nacional de Itapúa (UNI), en Encarnación. Es otra importante universidad estatal del país. (UNI)

Referencias

[1] Universitarios piden a Diputados celeridad en proyecto de arancel cero. Diario Última Hora.

[2]  El Consejo Nacional de Educación Superior es el órgano responsable de proponer y coordinar las políticas y programas para la educación superior. CONES.

[3]  Somos la institución responsable de evaluar y acreditar la calidad de la educación superior del Paraguay para su mejora continua. ANEAES.

[4] La UNA de Paraguay desciende en el Ranking QS de Universidades Latinoamericanas. Ciencia del Sur.

[5] Tomado de Wikipedia: “En el ejemplo particular propuesto por Edward Norton Lorenz, por el efecto mariposa, si se parte de dos mundos o situaciones globales casi idénticos, pero en uno de ellos hay una mariposa aleteando y en el otro no, a largo plazo, el mundo con la mariposa y el mundo sin la mariposa acabarán siendo muy diferentes. En uno de ellos puede producirse a gran distancia un tornado y en el otro no suceder en absoluto”.

[6] Resolución CONES 536/2018 “Por la que se establece los criterios para la aplicación del Sistema Nacional de Créditos”.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, promedio: 3,36 de 5)
 | WWW

Licenciado en sociología, y en ciencias políticas y de la administración pública por la Universidad de Salamanca, España. Magíster en administración pública por la London School of Economics, Reino Unido. Es el actual director del programa de Becas Carlos Antonio López (BECAL), del Gobierno de Paraguay.

Compartir artículo:

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí