Phalotris shawnella, la hermosa y amenazada serpiente descubierta en Paraguay

0
2 min. de lectura
Phalotris shawnella sp. nov
La nueva especie se distingue por la cabeza roja en combinación con un collar amarillo, una banda lateral negra y escamas ventrales anaranjadas con manchas negras irregulares (Foto: Para la Tierra).

Científicos en Paraguay acaban de publicar el descubrimiento de una rarísima especie de serpiente anteriormente desconocida para la ciencia: Phalotris shawnella.

Los investigadores Paul Smith, Jean-Paul Brouard y Pier Cacciali de las organizaciones Para La Tierra, Guyra Paraguay y el Instituto de Investigación Biológica del Paraguay publicaron la primera descripción de esta especie en la revista Zoosystematics and Evolution (vol 98: p 77-85) el 7 de marzo de 2022.

Se trata de una especie del género Phalotris, serpientes semisubterráneas distribuidas en el centro de Sudamérica que se destacan por su coloración llamativa con patrones de rojo, negro y amarillo. La nueva especie fue encontrada en el departamento de San Pedro, al norte de Paraguay, donde está distribuida en apenas dos lugares separados por 90 kilómetros: Colonia Volendam y Laguna Blanca, que queda a unos 280 km de la capital paraguaya.

“El nombre científico Phalotris shawnella fue otorgado en honor a dos jóvenes, Shawn Ariel Smith Fernández y Ella Bethany Atkinson, quienes nacieron en el mismo año que la Fundación Para La Tierra (2008) y quienes inspiraron a sus fundadores a trabajar para la conservación de la vida silvestre paraguaya, con la esperanza que ellos puedan heredar un mundo mejor”, declaró Para la Tierra en un comunicado.

Descubrimiento fortuito de una rareza

En comunicación con Ciencia del Sur, el biólogo Paul Smith comentó que el primer ejemplar fue descubierto mientras investigadores cavaban en el bosque. “Una vez que supimos de su existencia buscamos más ejemplares para realizar la descripción comparativa, y posteriormente otro individuo fue fotografiado en Colonia Volendam por Marko Fast”, relató.

Según Smith, el hábitat conocido de Phalotris shawnella se limita a un lugar único de Paraguay con vegetación del cerrado (sabana sudamericana) sobre un suelo arenoso. “Es posible que la especie pueda encontrarse en otras formaciones vegetales similares del país, pero están presentes únicamente en los departamentos de Concepción, Amambay y quizás en Canindeyú”.

En Paraguay existen 7 especies del género Phalotris, 3 de las cuales son endémicas al país (no se encuentran en ninguna otra parte del mundo). Dos de ellas son a su vez endémicas a San Pedro, incluyendo a Phalotris shawnella.

“La otra especie endémica de San Pedro se llama Phalotris nigrilatus y también se conocen muy pocos ejemplares, recolectados hace medio siglo. Fue fotografiada viva por primera vez hace pocos años. Además existe otra especie de Phalotris aún más rara en San Pedro, la hermosa Phalotris multipunctatus, de la que se conocen solo 2 ejemplares de Brasil. Se encontraba ‘perdida’ desde 1980 hasta que la redescubrimos en Laguna Blanca en 2016. La tercera especie de Phalotris endémica al Paraguay es Phalotris normanscotti, una especie que se distribuye en la Región Occidental y fue descrita por primera vez en 2015”, explicó.

Laguna Blanca, desprotegida

Laguna Blanca, hábitat de Phalotris Shawnella
Miles de turistas visitan Laguna Blanca cada año (Foto: Ecotur Laguna Blanca).

Debido a la concentración de la nueva especie en apenas dos lugares cercanos entre sí del cerrado paraguayo, un ambiente altamente amenazado, los autores determinaron que Phalotris shawnella está “en peligro” de extinción según las categorías de conservación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Pese a que la única forma de conservar esta especie es protegiendo sus ambientes naturales, “ningún área protegida abarca poblaciones conocidas de la especie”, lamentó Smith.

Laguna Blanca, famoso destino turístico por sus arenas blancas y aguas cristalinas, fue una reserva natural privada hasta 2015, pero los propietarios decidieron no renovar dicho estatus legal y se encuentra a la venta, explicaron los autores. Actualmente, solo la laguna propiamente está protegida, no así la tierra circundante.

La zona de Laguna Blanca tiene una altísima biodiversidad, lo cual la ubica entre los lugares más importantes para la conservación de la vida silvestre en el país. Es un Área Importante para la Conservación de las Aves (AICA) y también la única Área Importante para la Conservación de los Anfibios y Reptiles (AICAR) en Paraguay”.

Varias especies se conocen solo en la propiedad y en ningún otro lugar del país, aseguró Smith, quien dijo que la zona debería ser una prioridad para la conservación de la vida silvestre en Paraguay.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, promedio: 4,31 de 5)

Editor general de Ciencia del Sur. Docente universitario, traductor y divulgador, estudió filosofía en la Universidad Nacional de Asunción. También edita y traduce para portales de noticias latinoamericanos. Fue presidente de la Asociación Paraguaya Racionalista.

Compartir artículo:

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí