Hay personas que pierden su trabajo por el plagio. E instituciones que no toleran estas prácticas, según la Dra. Fabiola Román. (Ciencia del Sur)
1 min. de lectura
La Dra. Fabiola Román fue la coordinadora y última tallerista del III Ciclo de Escritura Científica. (Ciencia del Sur)

Para la Dra. Fabiola Román, investigadora del Instituto Sanger de Inglaterra, en el Paraguay los plagios y el alto cobro por tutoría de tesis o tesinas son todavía comunes, lamentablemente. La también editora científica de Ciencia del Sur dijo que los profesores e investigadores paraguayos deben orientar a los estudiantes sin costos adicionales, sobre todo en las universidades públicas.

Fue durante el taller «El plagio en las investigaciones científicas», en el marco del III Ciclo de Escritura Científica, que organiza nuestro medio y que culminó el pasado viernes 18 de noviembre.

«En el Paraguay hay lugares o personas que redactan la tesis que el propio estudiante debe escribir. Es una práctica común muy peligrosa. Uno debe aprender ciencia y crecer académicamente y eso significa redactar el propio trabajo académico, es decir, hacer la tesis. Lo grave también aquí son los profesores que cobran. No puedo creer que tengan tutor y deban pagar a otra persona para que les ayude a escribir o para q les escriba la tesis», indicó.

Criticó también el silencio o complicidad que hay con los plagios en las universidades paraguayas. «¿Por qué se comete plagio? Por apuro, por el poco tiempo que tienen para presentar sus investigaciones. O por creer que uno no tiene la capacidad de escribir por sí solo. Uno siente que puede fallar y que lo que escribe no será suficiente», resaltó.

Durante el taller se estudiaron diferentes tipos de plagios. (Ciencia del Sur)

Recordó el caso de una investigadora de la Universidad Nacional de Itapúa (UNI), becada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Citó la investigación periodística de Ciencia del Sur, que evidenció un nivel altísimo de plagio, que incluía hasta el la copia exacta de los saludos y agradecimientos del trabajo. Finalmente, la estudiante recibió el apoyo de su universidad y hasta otra oportunidad para una nueva defensa de tesis.

Durante el taller, la investigadora expuso la tipología de los plagios y las herramientas para detectarlos.

«Hay diferentes tipos de plagios. La gente se esmera en hacer plagio para no ser descubierta. Pero lo importante al hacer investigación científica es tratar de ser honesto, tenemos que citar las fuentes. Cada universidad tiene su forma de citar, las referencias son muy importantes… También tenemos algunos softwares disponibles para evitar los plagios», sostuvo Román.

El III Ciclo de Escritura Científica convocó a seis investigadores de diferentes áreas y líneas para compartir sus conocimientos y experiencias en publicaciones científicas. Román coordinó el equipo de científicos, que estuvo integrado por Maria Augusta Dario, Francisco Brusquetti, Carlos Peris, Alejandra Recalde y Andrés Mojoli.

El III Ciclo de Escritura Científica culminó sus talleres este año. (Ciencia del Sur)

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Equipo periodístico y científico de Ciencia del Sur

Compartir artículo:

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí