Mascotas oficiales del evento que se celebra en varios países. (International Microorganism Day)
3 min. de lectura

 

La microbiología es la ciencia que estudia los organismos que son demasiado pequeños para ser vistos a simple vista (microbiología: del griego «μικρος» mikros «pequeño», «βιος» bios, «vida» y «-λογία» -logía, estudio, ciencia). Dentro de este grupo de organismos podemos encontrar a las bacterias, los hongos, las arqueas, los virus (aunque estos no son organismos vivos), las algas, los protozoos.

Estamos acostumbrados a pensar que las bacterias, los virus y otros bichos microscópicos solo están para hacernos daño, pero la verdad es que ellos moldean la vida en la Tierra. La cantidad de especies de microorganismos en el mundo supera a la cantidad de especies de plantas y animales.

Aún hay muchas especies que permanecen sin ser descubiertas y otras que recién se conocieron con el advenimiento de las técnicas de secuenciamiento masivo, ya que son difíciles o imposibles de cultivar en el laboratorio.

El 17 de septiembre se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Microorganismo. La idea de este día es crear conciencia en el público sobre la importancia de los microorganismos en nuestras vidas. La fecha se eligió porque el 17.09.1683, Anton van Leeuwenhoek envió una carta a la Royal Society of London describiendo por primera vez un organismo unicelular.

Van Leeuwenhoek no poseía estudios universitarios ni dinero, tan solo era un comerciante neerlandés, que guiado por la curiosidad construyó cientos de microscopios, perfeccionando el sistema óptico disponible y obteniendo así amplificaciones impresionantes.

Al pan, pan, al vino, vino…y un sorbo de cerveza

Quizá una de las aplicaciones más tempranas de los microorganismos fue el proceso de fermentación. La fermentación clásica es llevada a cabo por levaduras como Saccharomyces cerevisiae o bacterias del grupo de los Lactobacillus, entre otros. Gracias a este proceso podemos obtener el yogur, el vino, la cerveza, el pan y otros productos.

«El vino es un mar de organismos. Merced a algunos vive, merced a otros se descompone». Luis Pasteur.

La fermentación no solo nos da el alcohol en el vino, o el gas que hace «crecer el pan». La fermentación ayuda a desarrollar sabores, aromas y texturas en los alimentos, así como a enriquecer alimentos con vitaminas y otros nutrientes. La fermentación y sus subproductos también ayudan a la preservación de los alimentos: el alto contenido en alcohol de los vinos ayuda a que no crezcan otros organismos indeseables.

La fermentación también está presente en nuestro cuerpo, cuando se produce ácido láctico en los músculos, producto del ejercicio físico.

Plataformas biotecnológicas

Muchas bacterias, arqueas y hongos son utilizados como pequeñas fábricas para la producción de productos que consumimos en el día a día, medicamentos e incluso enzimas de uso industrial. El desarrollo de la biotecnología permitió dejar de depender de la síntesis química o de matar animales como los cerdos para obtener productos como la insulina.

Anton van Leeuwenhoek (1632-1723), comerciante neerlandés que hoy es considerado el padre de la microbiología. (Wikicommons)

Salado, ácido, frío, caliente y metálico

Otra característica de los microorganismos es la capacidad de algunos de ellos de resistir condiciones extremas. Encontramos así bacterias en la Antártica, en el desierto de Atacama, en las fumarolas volcánicas, las fumarolas marinas, en los géiseres. Virtualmente en todas partes.

Existen diversas especies de microorganismos (arqueas y bacterias principalmente) que pueden sobrevivir estas condiciones adversas de pH, salinidad, temperatura e incluso concentraciones altas de metales y otros compuestos tóxicos.

El estudio de estos organismos nos permite comprender sus estrategias de supervivencia e incluso utilizarlos para nuestro beneficio, como el caso de las bacterias que resisten altas concentraciones de metales y son utilizadas para extraerlos a partir de sus minerales.

También se buscan moléculas que nos ayuden a hacer mejores protectores solares en organismos que viven en lugares con mucha radiación solar, como el desierto.

Una vida en simbiosis

Los microorganismos viven en simbiosis con plantas, por ejemplo, ayudando a la fijación de nitrógeno en las raíces. Las termitas que “cosechan” hongos de los cuales se alimentan son otro ejemplo. Pero también viven en nuestro cuerpo. Existen millones de bacterias en la superficie de nuestra piel, en la vagina, en el intestino.

En el intestino muchas de ellas ayudan en el proceso de digestión, y evitan que otras bacterias dañinas puedan colonizar nuestro intestino causando daños. También se investiga la relación de estas bacterias intestinales, la microbiota, con ciertas enfermedades.

La próxima pandemia

Quizás este año 2020 ha sido el que hemos estado más conscientes de la importancia de la microbiología debido a la pandemia de SARS-Cov-2. La existencia de virus, pequeñas moléculas de ADN o ARN rodeadas por una membrana, que son capaces de infectar animales y con potencial de afectar a humanos ha sido puesta en foco.

Pero también se creó una conciencia general de la necesidad de seguir investigando y tomando las precauciones necesarias para evitar que otra pandemia vuelva a ocurrir. Sin duda resulta increíble la velocidad a la cual se ha generado conocimiento respecto a este virus, las vacunas en carrera y la forma en la que esta pequeña molécula de ARN cambió nuestras vidas.

Día Internacional de los Microorganismos en Paraguay (IMD)

Es imposible abarcar todo el abanico de utilidades y diversidad de microorganismos en un breve artículo ¿Todavía no estás fascinado con todo esto? ¿Tienes más curiosidad? Te invitamos a conocer más, uniéndote al IMD en facebook o en su página web.

Desde Paraguay también nos unimos a festejar el IMD. En el programa central, el Bioq. José Pereira (presidente de la Sociedad Paraguaya de Microbiología) presentará a Paraguay como sede del ALAM 2021, el Congreso que reúne a todas las sociedades de Microbiología de Latinoamérica, que estaba previsto para este año y debió suspenderse por la pandemia.

En paralelo, el Centro Multidisciplinario de Investigaciones Tecnológicas de la Universidad Nacional de Asunción (CEMIT) realizará un ciclo de charlas coordinadas por la Dra. Andrea Arrúa, con temas en áreas de la salud, agricultura, ambiente e industria. Para participar de los seminarios solo es necesario inscribirse y los organizadores proveerán del link para unirse al evento vía Google MEET. Todos los disertantes son paraguayos trabajando en distintas áreas de la microbiología.

Los interesados pueden ingresar a este link para obtener más datos e inscribirse.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,50 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here