2 min. de lectura

A pesar de la tendencia humana a inventar mitos sobre una supuesta eternidad de un alma inmaterial, la neurociencia ha demostrado -más allá de toda duda razonable- que la mente es un fenómeno de la materia. Sabemos que al desaparecer el cerebro desaparece también el soporte para el flujo de información, que es la esencia de la mente.

Incluso sabemos que es posible perder parte de la mente, debido a accidentes o al deterioro progresivo de la salud. Es decir, podemos ver claramente que distintas partes de la mente se relacionan a correspondientes partes de la materia organizada en un cerebro.

Ante tan contundente evidencia, el apego humano a los mitos sobre mentes que sobreviven a la desaparición de sus cerebros solo puede explicarse como un recurso desesperado para no enfrentar el carácter irreversible de la muerte.

El materialismo filosófico, la creencia de que la mente es el resultado de cierta organización de la materia, se impone como la única explicación capaz de sobrevivir al escrutinio honesto de los hechos.

Decía el filósofo y matemático Bertrand Russell, sobre este mismo tema: Creo que cuando muera mi cuerpo se degradará y nada de mi ego sobrevivirá. No soy joven y amo la vida, pero rechazo fuertemente la idea de contemplar mi aniquilación temblando de terror. La felicidad no es menos real porque deba llegar a un final, y tampoco pierden su valor el pensamiento ni el amor porque no sean eternos.*

Tal vez no sea eterno, pero gran parte del pensamiento de Russell ha sido preservado en la enorme bibliografía que produjo durante los 98 años en los que iluminó a la humanidad con la supernova de su mente.

Algunos de los que hemos sido fuertemente influenciados por su obra decidimos celebrar el aniversario de su llegada a la Tierra, ocurrida el 18 de mayo de 1872, hace exactamente 149 años, divulgando una pequeña muestra de la riqueza de su legado.

Desde la Asociación Paraguaya Racionalista (APRA) hemos organizado el Café Escéptico titulado “El pensamiento de Bertrand Russell”.

Se trata de una presentación en la que comentamos eventos destacables de su vida, y su influencia en la filosofía. Además, discutimos el contenido de uno de sus ensayos sobre la libertad individual y el control público, y analizamos algunas de sus contribuciones a la teoría del conocimiento.

Finalizamos el evento recomendando la lectura de algunas de sus muchas obras, en especial ciertos ensayos, y compartiendo algunas citas notables extraídas de estos.**

La iniciativa del Café Escéptico busca exponer al público general a las ideas que resultan del escrutinio riguroso de los hechos, así como a los métodos que utilizamos para verificar la validez de dichas ideas. El objetivo es que los interesados puedan tomar de la exposición aquellos argumentos y conclusiones que les hayan convencido e incorporarlos a sus propios análisis, para así ayudar a elevar el nivel de la discusión en general.

Con dicha finalidad, nos esforzamos en hacer una presentación clara y meticulosa, lo cual en ocasiones nos obliga a sacrificar la brevedad en pos de la minuciosidad. Les invitamos a observar una presentación diferente, en la que no escatimamos esfuerzos para explicar aspectos complejos del trabajo de Russell que pocas veces son divulgados.

Como buenos materialistas filosóficos, sabemos que la única manera real de trascender a la muerte se encuentra en el legado de las obras que uno realizó y en la influencia que uno tuvo en otras personas.

Celebramos el privilegio de haber contado a Bertrand como miembro de nuestra especie, divulgando un poco de su riquísima obra, cuya perenne vigencia parece desafiar la idea del mismo Russell, de que su pensamiento no sería eterno.

Referencias

*Ensayo La naturaleza y el hombre (Nature and Man), publicado en el libro Lo que yo creo (What I believe) en 1925

**Video disponible en YouTube.

-Audio disponible en este link.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 4,40 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here