Nuestros atletas del pensamiento lógico-matemático

0
620
olimpicos matematicas paraguay
La IMO 2019 se llevó a cabo en la ciudad de Bath, Inglaterra. (Foto: Fabiola Román)
9 min. de lectura

 

La edición número 60 de la Olimpiada Internacional de Matemática (IMO por sus siglas en inglés) se llevó a cabo este año en la ciudad de Bath, Inglaterra. Seis representantes paraguayos acudieron al evento acompañados de dos líderes.

La IMO es la olimpiada científica internacional más grande, antigua y prestigiosa del mundo. Millones de estudiantes de colegios de todo el mundo están incluidos en el proceso de selección, los cuales participan en la Olimpiada Matemática Nacional de sus países. Finalmente, unos 600 estudiantes de más de 100 países son seleccionados para participar de la final internacional. Hasta seis olímpicos de cada país participante, más dos líderes que los acompañan, suman cerca de 800 personas que viajan de todo el mundo.

Desde 1959, las olimpiadas se realizan en un país diferente a cada año. Los exámenes se rinden en dos días y constan de 6 problemas (3 problemas cada día), donde los estudiantes tienen 4 horas y media por día para desarrollar y encontrar las soluciones posibles. En total son 9 horas de exámenes.

Los olímpicos compiten por las medallas de oro, plata y bronce. Aproximadamente la mitad de los concursantes reciben una medalla. La proporción de medallas de oro, plata y bronce otorgadas es 1:2:3. Esto significa que en cada IMO las medallas de oro se otorgan a aproximadamente 50 de los concursantes más talentosos del mundo (https://imof.co).

Además, se otorgan menciones de honor a aquellos que consigan resolver complemente un problema. La cantidad de premios otorgados puede dar la impresión de que no es tan complejo obtener una distinción, pero esto no puede estar más alejado de la realidad. Resolver completamente un solo problema de la IMO requiere de enorme capacidad y entrenamiento.

Para conocer más sobre la experiencia de los olímpicos paraguayos, tuvimos la oportunidad de sentarnos con ellos después de los exámenes y compartir una charla en la sede de las olimpiadas, la Universidad de Bath (UK). Nuestros representantes en la IMO 2019 fueron: Sebastián Misael Cano Sanabria, Alexander Jesús Amado Olmedo Torres, Kevin David Jaime Insfrán, José Fabrizio Filizzola Ortiz, Daniel Sebastián Peña Valinotti y Ángeles Eugenia Cibils Bernades.

 

¿Alguno de Uds. ya había participado de una IMO en años anteriores?

Todos: es la primera vez para todos nosotros.

¿Considerando los dos días de exámenes, cuál les parece que tuvo mayor dificultad en estas Olimpiadas?

Alexander y Kevin: El día 2 estuvo más complicado.

Kevin: Los problemas 1 y 2 del primer día no eran tan difíciles como los problemas 1 y 2 del segundo día.

Ángeles: A mí me pareció que ambos días tenían la misma dificultad, pero probablemente el segundo día de examen fue el día más difícil. O sea, ambos días fueron muy difíciles pero el día 2 fue un poco más.

Sebastián: Creo que también influye que el segundo día ya estas más cansado.

Fabrizio: Yo tengo una visión diferente porque para mí el primer día fue el más difícil, ya que era nuestra primera experiencia en un examen de tal magnitud. Había gente de 100 países y todo el protocolo era nuevo para nosotros y eso quizás nos puso más nerviosos, que fue mi caso.

Daniel: Yo pienso que el segundo día fue más difícil, no tanto por lo que yo sé, sino porque es la IMO. Normalmente el día 2 es el día que tiene los problemas más complicados para resolver. Por ejemplo, en el primer día todos debemos tratar de hacer los mejores puntajes y el día 2 es donde uno tiene que por lo menos intentar hacer algo para tener un buen resultado.

También supongo que en el día 1, todo es nuevo, especialmente para los olímpicos que están por primera vez.

Ángeles: Sí, a mí por lo menos eso me descolocó. Aprender en el momento cómo se responde el examen, dónde hay que responder, el formato, etc.

Alexander: No es lo mismo resolver un problema en tu casa que resolver en la IMO.

Daniel: También uno trata de acomodarse en su lugar de examen para sentirse como si fuera que estás en tu casa (por ej. me saqué los zapatos para estar cómodo).

¿Cuál es su área preferida? ¿Combinatoria, geometría o teoría de números?

Alexander, Sebastián, Daniel y Kevin: Nos gusta mucho geometría. Es como que podés ver físicamente el problema (Kevin). Lastimosamente los problemas que quería que sean de geometría no salieron de geometría (Alexander).

Ángeles: Mi fuerte es teoría de números y un poquito de álgebra.

Fabrizio: A mí lo que más me gusta es teoría de números porque me gusta el razonamiento detrás de eso, pero justamente el segundo día teoría de números estuvo muy difícil.

Daniel: A mí me gusta álgebra y justamente el tema 1 del día 1 era un tema que yo estaba practicando bastante, pero tuve un error de cálculo y entonces creí que había resuelto el problema, pero había sido que nunca lo resolví. Cuando me di cuenta, faltando 30 minutos para terminar el examen, ya nada podía hacer.

El equipo paraguayo junto a la Dra. Fabiola Román (centro) en la Universidad de Bath. (Foto: Carlos Galeano)

¿Ya tuvieron alguna experiencia similar a la IMO o es la primera vez que pasan por algo así?

Todos los olímpicos concordaron que no existe una experiencia similar a la IMO. Incluso aquellos que ya participaron en otras olimpiadas como las competencias regionales concordaron que nada se compara con la IMO en la dificultad y la intensidad. Algunos agregaron:

Alexander: Competí en la CONO (Olimpiada Matemática del Cono Sur) pero ahí éramos como 8 países. Aquí somos más de 100.

Sebastián: Yo me fui a dos olimpiadas antes de la IMO, pero la IMO es mucho más grande y la intensidad es diferente.

Fabrizio: Yo nunca tuve una experiencia parecida y la verdad que la IMO es increíble. Es un contacto directo y constante con personas de más de 100 países que comparten la misma pasión por las matemáticas. Además, formás después una amistad que es muy buena.

¿Qué creen que nuestro Gobierno podría hacer para ayudar a que gente como ustedes participen en las siguientes IMO?

En este punto todos coincidieron que el apoyo del Gobierno es importante para desarrollar actividades como las que realiza la Organización Multidisciplinaria de Apoyo a Profesores y Alumnos (OMAPA).

Daniel: Yo diría que hace falta más interés en la educación. Por ejemplo, el deporte suele tener más apoyo, más sponsors. Se ve que es algo súper bueno. En la educación también se debe mostrar eso, solo que nunca le dan énfasis. Por ejemplo, una persona que es deportista profesional tiene un poco más de facilidades en ese sentido. Además, hasta le puede conocer al presidente.

Fabrizio: El apoyo del Gobierno siempre es importante en este tipo de actividades de competencia y actividades científicas. Son actividades que potencian los talentos de los estudiantes y yo estoy convencido de que ese es el camino que debemos seguir para alcanzar la sociedad desarrollada que todos queremos.

Kevin: OMAPA tiene centros esparcidos por el país y sería bueno que el Gobierno o alguna entidad apoye siempre, ya que hay muchas personas que tienen interés en participar. Hay muchos chicos en el interior del país a los que les gusta muchísimo las matemáticas, pero no pueden ir al curso porque queda en la capital. Muchos de esos chicos van a los exámenes llamados selectivos y muchos problemas no consiguen hacer porque no saben y eso les deprime y prácticamente no quiere rendir nada después. Ahí es donde se pierde muchísimo potencial.

Alexander: Realmente cuesta mucho ir del interior hasta Asunción para los cursos. Antes OMAPA contaba con mucho más apoyo y se conseguía pagar el pasaje de los chicos para ir al curso en Asunción. Lastimosamente ahora OMAPA no está contando con mucho apoyo y eso dificulta el proceso porque cada uno tiene que pagar sus gastos.

Pero ahora se firmará un nuevo convenio con Itaipú, ¿verdad?

Ángeles: Sí, creo será por dos años. Solamente que hay mucho espacio entre un convenio y otro y no es bueno que la gente deje ir a los cursos por falta de apoyo económico.

Sebastián: La verdad se nota la diferencia entre cuando yo entré recién a OMAPA y ahora. Antes se apoyaba mucho más, y no era difícil ir a los cursos si uno quería ir. Incluso nos daban comida. Ahora tenemos que pagar todo y eso hace que muchos chicos no vayan porque no pueden.

Alexander: También muchos centros de OMAPA se cerraron. Se llegó a tener 9 centros en todo el país, ahora se cerraron varios.

Ángeles: Creo que, de los 9 centros de estudio, este año se pudieron abrir solo 3. Mucha gente dejó de ir por ese motivo.

Daniel: Yo creo que se debe conocer más sobre lo que se hace en OMAPA, ya que lo que no se conoce no se apoya, no se ayuda.

Todos coinciden en que es importante hacer conocer sobre las olimpiadas de matemáticas para conseguir más apoyo de las entidades competentes. Así como existe un mundial de fútbol, también hay un mundial de matemáticas y Paraguay está participando.

¿Como hubiesen sido sus vidas si no existiese OMAPA?

Los olímpicos coinciden que sin OMAPA Paraguay nunca hubiese participado en la IMO, y que a pesar de que siempre les gustaron las matemáticas, en el colegio no ganaron la capacidad para desarrollar problemas complejos, además de aprender más sobre el amplio campo de las matemáticas. Coinciden, además, que la amistad que ganaron en OMAPA es una parte importante al compartir con otros jóvenes la misma pasión que tienen por las matemáticas.

Sebastián: En OMAPA aprendí que podía hacer muchas cosas más que lo que se da en el colegio y que podía resolver los problemas de manera creativa y no de manera mecánica como se suele hacer.

Alexander: Si no hubiese ido a OMAPA no creo que hubiese descubierto que me gustan las matemáticas. Recién al entrar a OMAPA comencé a prestarle más atención a las matemáticas. Aprendí mucho también sobre trazarme objetivos y fue así que fui subiendo de nivel en los cursos.

Kevin: Gracias a OMAPA dejé de tenerle miedo a los desafíos. Cuando veía a los exolímpicos participando en las olimpiadas mundiales para mí ellos eran lo máximo, les tenía en un pedestal más o menos. Para mí era un sueño eso, pensé que era algo imposible. Pero después, gracias a que en mi colegio se implementaron los cursos de OMAPA, pude entrar y hoy estoy aquí.

Ángeles: A mí siempre me gustaron las matemáticas, pero con lo que dábamos en el colegio no me bastaba. Siempre me quedaba con las ganas de aprender más y siempre había un techo en el colegio. Estoy muy agradecida a OMAPA porque me abrió las puertas y pude saber que no hay límites en el aprendizaje ni en la capacidad. Si te proponés algo podés lograrlo, con mucho esfuerzo y organización. Además, la habilidad de resolver problemas podés aplicarla no solo a problemas de matemáticas sino a cualquier cosa que se presente en la vida. Creo que esa es una herramienta demasiado útil que le debo a OMAPA.

Fabrizio: Yo sin OMAPA no hubiese descubierto mi talento y no hubiese potenciado mi pasión por las matemáticas y no hubiese alcanzado el nivel de razonamiento que tengo actualmente.

Daniel: Gracias a OMAPA descubrí otros intereses también, no solo en matemáticas sino en otras ciencias también.

¿Podrían explicar a los lectores cuál es la diferencia entre las matemáticas que se da en el colegio y las que vienen desarrollando en OMAPA y finalmente en la IMO?

examen

 

Ángeles: La verdad que la diferencia es enorme. En el colegio es común que te digan “esta es la fórmula”. Sin embargo, en OMAPA es “tenés que descubrir cuál es la fórmula y tenés que descubrir por qué es ésa o ésas fórmulas y demostrar que no hay otras fórmulas que funcionen mejor para el problema”. O sea, en OMAPA no es que hacés los mismos ejercicios y siempre de la misma forma, sino que cada vez tenés que ir usando creatividad y teoría e ir mezclándolas para obtener cosas nuevas. Entonces es otro nivel mucho, mucho más difícil y muy diferente a lo que estás acostumbrado a dar en el colegio.

Daniel: En la IMO no hay temario (risas de todos). No hay una serie de cosas que están escritas en un papel. Técnicamente tenés que saber de todo, no hay un límite. Vas y rendís a ciegas. ¡Ah! y otra cosa: nosotros no usamos calculadora en las olimpiadas.

Sebastián: No es un examen para hacer cálculos. Muy pocos cálculos llegás a hacer. Todo es demostración de teoremas.

Kevin: No es que tenés que hallar un número, sino que tenés que demostrar de dónde sale el enunciado. Un problema puede tener 10 soluciones diferentes; no hay una sola forma de demostrar.

Otro punto que concordaron los olímpicos es que, en el colegio, todo se resuelve de manera mecánica. A los chicos se les dan todas las fórmulas y ellos tienen que aplicar siempre de la misma manera. Así no se aprenden las matemáticas. Lo más triste es que desde chicos inculcan eso a los niños y ellos aprenden a hacer todo mecánicamente. Con esa metodología no se le enseña a pensar a ninguna persona y, en parte, es por eso que las matemáticas no suelen gustar. Es muy común, dijeron, que los chicos en el colegio se memoricen el proceso sin entender lo que realmente está pasando.

Fabrizio: En el colegio muchas veces se siguen una serie de pasos establecidos para llegar al resultado y ni siquiera entendés por qué seguiste esos pasos. En OMAPA uno entiende por qué está resolviendo de esa manera. La gran diferencia es que cada problema es un gran desafío y en el colegio es simplemente seguir una serie de pautas establecidas.

Daniel: Otra diferencia es que en el colegio rendís 2 horas más o menos un examen. En la IMO en total son 9 horas de examen, contando ambos días. Son 9 horas intentando hacer al menos dos problemas de 6.

Kevin: Otra diferencia es que en el colegio te puede tomar dos horas hacer el examen donde uno está escribiendo sin parar. Uno va desarrollando los temas. Lo que te toma dos horas en hacer el examen es lo que escribís. En las olimpiadas internacionales casi todo el tiempo vos estas pensando qué hacer y cómo hacer.

Sebastián: Son 4 horas y media para tres problemas en un día y es difícil hacer los tres problemas. Tenés que ir analizando, pensando, probando, ir entendiendo qué está pasando en el problema y así crear uno mismo su fórmula.

Todos coinciden, entre risas, que las 4 horas y media de examen en un día pasan muy rápido.

 

¿Qué te pareció esta nota?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, promedio: 5,00 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here