Museo de Ciencias Paraguay Muci
El diseño está a cargo de Luis Ayala, arquitecto paraguayo residente en Estados Unidos (Imagen: MuCi).
4 min. de lectura

 

Tras meses de preparaciones, el pasado viernes 29 de abril se socializó un anticipado e innovador proyecto para la iniciación y la cultura científica en Paraguay: el Museo de Ciencias (MuCi), una iniciativa filantrópica de la Fundación Peery y de empresarios, artistas y científicos paraguayos. Buscarán el permiso de las autoridades para edificar el predio en el Jardín Botánico de Asunción y confluir parque, arte y ciencia.

Los proyectistas sueñan con que este museo sea un espacio interactivo para que las niñas y los niños puedan descubrir las ciencias como algo cotidiano y fuera de las aulas.

“Nosotros invertimos en experiencias y espacios donde podemos pensar e imaginar el futuro, donde podemos entender lo que está pasando a nuestro alrededor. Es decir, la ciencia está alrededor de nosotros en todo momento y podemos ir comprendiendo por qué son las cosas como son y cuál es nuestro rol en este mundo”, expresó Dave Peery, filántropo estadounidense y cofundador del MuCi, en el evento de socialización.

El diseño del edificio está a cargo del arquitecto paraguayo Luis Ayala, quien trabaja en Estados Unidos. El proyecto del edificio tiene alrededor de 12.000 m², que incluye un mariposario, un observatorio espacial, un planetario y una zona de camping para niños del interior del país, entre otros atractivos.

Dave Peery y Luis Ayala
El filántropo estadounidense Dave Perry y el arquitecto Luis Ayala (Foto: Alejandra Sosa).

Ayala comentó que se planifica un edificio verde con una terraza vegetada tipo parque: un muro de jardines verticales con plantas nativas del Paraguay. También explicó que adoptará el estilo de la arquitectura vernacular paraguaya kulata jovái: una galería central y habitaciones a los costados.

Teniendo en cuenta los vientos predominantes de Asunción, el arquitecto propuso un lobby techado pero abierto a los extremos, para que el lugar se mantenga siempre fresco. “Este espacio es donde todo sucederá. Habrá una plaza de acceso, un café para el encuentro con los amigos, un anfiteatro para eventos y acceso al planetario. A los lados de este lobby estarán las exhibiciones del museo, ya sean las permanentes o de rotación”, mencionó en la gacetilla de prensa.

Para que el edificio se integre con la naturaleza, también explicó que se busca reducir la presencia del edificio, construyéndola en varios niveles y aprovechando la inclinación natural del terreno.

Apuntan a revitalizar el Jardín Botánico de Asunción

Ayala asegura que no se derribarán árboles para la construcción del museo (Imagen: MuCi).

La iniciativa no tiene fines de lucro y estará financiada por capital privado estadounidense y paraguayo. En su página web declaran que ya cuentan con los fondos necesarios para construir y poner en funcionamiento el museo. No obstante, solicitan que el Gobierno paraguayo o la ciudad de Asunción provean un terreno donde construirlo mediante un convenio de usufructo.

El equipo impulsor del proyecto propone que el MuCi sea instalado en el Jardín Botánico de Asunción. La semana pasada ya realizaron la presentación de la propuesta a la Junta Municipal de Asunción y a la Cámara de Diputados.

La consultora Tecnoambiental S.R.L. es la encargada del estudio de factibilidad. “Un equipo multidisciplinario, conformado por un especialista social, biólogo, ingenieras ambientales y cadista, se encuentra realizando relevamientos en el área de la fauna y flora específicas, además de entrevistas con actores locales y administrativos, estudios legales, entre otros”, citaron en la gacetilla de prensa.

Durante el evento, el arquitecto y urbanista Juan Carlos Cristado explicó las condiciones por las cuales ven al Jardín Botánico como un lugar estratégico para el MuCi.

Comentó que estudiaron las características geográficas (el relieve, la vegetación, hidrografía, etc.), las características de la ciudad (el tejido urbano, cómo son los barrios, el nivel socioeconómico de las familias) alrededor de diferentes sitios. También tuvieron en cuenta las variables de accesibilidad e infraestructura: qué tan fácil es llegar, qué tan bueno es el transporte público, entre otras.

“Después de mirar un poco todo esto hicimos una lista corta de sitios que más potencial tienen, y efectivamente el Botánico, específicamente el Botánico Central que es el sitio que estamos discutiendo hoy, era uno de estos sitios preferidos para la localización de un museo”.

Luis Ayala con Dave Peery y miembros de la fundación Peery, de California, EE. UU. (Foto: Alejandra Sosa).

El factor más potente que encontraron —mencionó— es que el Jardín Botánico es una de las piezas más importantes de un mosaico urbano del Área Metropolitana de Asunción. Alrededor se encuentran el río Paraguay, el Parque Guasu Metropolitano, el Comité Olímpico Paraguayo y otras áreas de espacio público.

“Esto es realmente una cosa de enorme valor y enorme potencial. Solo el hecho de tener este conjunto enorme de espacio abierto vegetado y con arborización tiene un enorme valor para la biodiversidad urbana”, argumentó.

También consideran que el museo puede ayudar a reactivar el Jardín Botánico. Actualmente el Botánico se encuentra deteriorado y requiere una “inyección de energía”. Citó otros espacios similares en diferentes países donde convergen parques, arte y ciencia, como el planetario Galileo Galilei de Buenos Aires, el cual forma parte del parque Tres de Febrero.

Sobre por qué no hacerlo en el centro histórico de Asunción, el cual también necesita una reactivación, explicó que en el lugar hay un volumen y complejidad de obras complementarias que escapan del alcance del museo para que sea factible.

Los proyectistas también hablaron sobre los cuidados que tendrán en cuenta a la hora de construir este museo. El arquitecto Luis Ayala prometió que no se talarán árboles para la construcción.

Otra de las precauciones que tomarán es la posibilidad de visualizar otras formas de transitar en el lugar. Planean diferentes medios de transporte para llegar hasta el museo, tales como un tren, bicicletas, camineros y un sistema de accesibilidad inclusiva para que los vehículos no sean la única opción de movilidad.

Socialización del Museo de Ciencias Muci Paraguay
Al evento asistieron actores de la sociedad civil, investigadores y personas interesadas (Foto: Alejandra Sosa).

Cristaldo también ya se adelantó a comentar sobre el impacto transitorio que habrá en el proceso de construcción. Explicó que se está conversando sobre los niveles tolerables de ruidos, si se necesita que algún animal deba ser relocalizado temporalmente, los horarios en que se podrá trabajar y otros detalles. “Si las obras se implantan con cuidado, creemos que es perfectamente factible”.

Andrea Weiler, bióloga e investigadora, participó en la presentación de la iniciativa. Ella ve a este proyecto como una inversión y una oportunidad para que los niños y niñas pierdan el miedo a las ciencias, que se motiven hacia ellas.

Andrea Weiler en el lanzamiento del Museo de Ciencias Paraguay
La bióloga Andrea Weiler en el lanzamiento del Museo de Ciencias Paraguay (Foto: Alejandra Sosa).

La planificación del proyecto calcula un espacio para que 120 niños y niñas visiten el museo por día. Durante la socialización también comentaron que ya estuvieron conversando con el exministro de Educación, Juan Manuel Brunetti, para que el MuCi sea parte de las visitas escolares.

Una vez aprobada la concesión de un predio público, los proyectistas calculan un año de diseño y gestión de permisos y dos años de construcción.

Quienes llevan adelante esta iniciativa sueñan con que el museo sea un espacio público y participativo, por lo que están convocando a las personas que quieran sumar y aportar a este proyecto a través de su página web.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 3,20 de 5)

Alejandra es reportera junior en Ciencia del Sur. Licenciada en periodismo por la Universidad Autónoma de Asunción, se desempeñó en distintas área de la comunicación para empresas y organizaciones internacionales. Fue una de las ganadoras del IX Premio Nacional de Periodismo Científico en 2019.

Compartir artículo:

5 COMENTARIOS

  1. Un jardín es un jardín, y un museo es un museo. Ya se le ha sacado desde la década de los años 50 trozos al jardín y ahora quieren construir sobre el mismo, con el argumento que reactivará el jardín, si la gente no va al mismo,es por que no entiende el valor de su existencia. Por que haya un museo no se asegura que la gente visite el mismo, caso claro es todos los museos que tenemos y que nadie va ni por error. El problema no es de la existencia de museos o de jardínes, es de la falta de educación al respecto. Por que no hacen el museo en el microcentro?, aprovechando muchos edificios antiguos y casi abandonados?, por que no lo hacen sobre algunos sectores de las costaneras? lugares que botánicamente no tienen atractivo pues son en buena medida terrenos de relleno recientes, por que no lo hacen en algunos predios de los militares que están prácticamente abandonados y que ya tienen buena parte de la infraestructura requerida de servicios? Pero no, siempre tienen los ojos sobre el pobre jardín que no se visita simplemente por que muchos no entienden su valor. Muy buena idea el museo, pero no sobre el jardín botánico.

  2. El Jardín Botánico de Asunción no solo no debe ceder nada, sino que debe recuperar las decenas de hectáreas que le han usurpado.

    «Jardín Botánico, fundado en 1914 con más de 450 hectáreas que actualmente solo son 250, por cesiones, la mayoría durante la dictadura stronista, a instituciones públicas, empresas estatales y privadas como Asunción Golf Club (41 hectáreas, más 7 hectáreas y media de ocupación ilegal). Esta última concesión culminó en 2000, pero AGC demandó a la Municipalidad por nulidad de título y usucapión. Tras década y media de que iniciara el juicio, el 30 de mayo de 2014, un juez sentenció no hacer lugar a la demanda y ordenó el desalojo del club “en el plazo de 10 días de ejecutoriada la presente sentencia”. Ocho años después, AGC aún ocupa el predio.»

    Más: http://revistay.com/privacion-de-la-libertad-en-manos-de-un-enemigo/

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí