4 min. de lectura

 

Se ha convertido en un electrodoméstico de primerísima necesidad en Paraguay. El aire acondicionado nos salva de las altas temperaturas, ¿pero a qué costo para el sistema eléctrico?

En 2022, la demanda total de energía en Paraguay alcanzó el 54 % de la capacidad máxima del país. Esta situación se evidenció en verano con los picos de consumo en el Sistema Interconectado Nacional (SIN) de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE).

Según la tesis del primer ingeniero en energía de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (FP-UNA), Derlis Salomón, dentro de una década solo los aires acondicionados representarán la mitad del consumo máximo, elevando el riesgo de una crisis energética.

Ing. Derlis Salomón
El Ing. Derlis Salomón (Foto: UNA).

La tesis, además de ofrecer la primera demostración científica de la influencia de la temperatura en la demanda del SIN, postula que el cambio climático global está afectando al SIN tanto en la oferta como en la demanda.

Por un lado, la producción se ve afectada por las prolongadas sequías que se vivieron entre 2019 y 2021 y se sintieron en el río Paraná, fuente vital de las hidroeléctricas del país y sus vecinos. Por otro lado, para aplacar las olas extremas de calor, no paran de instalarse acondicionadores de aire en las casas, aumentando la demanda energética. Estas dos situaciones elevan el riesgo de desabastecimiento.

Una investigación realizada por el Viceministerio de Minas y Energías (VMME) y una consultora encontró que cerca del 95 % de las viviendas en Asunción y el departamento Central cuenta con al menos un aire acondicionado. El 65 % cuenta con al menos 2 de estos equipos. Según la investigación del Ing. Salomón, el promedio de la tasa de crecimiento anual de acondicionadores de aire en Paraguay es de 9 %.

No se puede dejar de contar con refrigeración ante las olas de calor. Sin embargo, existen medidas que las autoridades pueden tomar para disminuir su impacto en la demanda de energía para los próximos años: políticas de eficiencia energética.

Ante la crisis climática y energética, hay que buscar eficiencia

Edificio con aires acondicionados
(Foto: PxHere).

Salomón explicó que la eficiencia energética es cuando una máquina o proceso ofrece el mismo servicio con menor consumo de energía. “Un equipo menos eficiente es un equipo que consume más”.

Las acciones de eficiencia energética no solo se pueden aplicar a los aires acondicionados o a la energía eléctrica sino también a las heladeras, los automóviles y otras formas de energía, como la biomasa.

En 2022, la inversión global en eficiencia energética aumentó 16 % en comparación al año anterior, llegando a USD 560 millones, según informó la Agencia Internacional de Energía. Esto apunta a que las acciones de eficiencia energética seguirán fortaleciéndose en respuesta a la crisis global de energía.

En Paraguay, el Comité Nacional de Eficiencia Energética afirma en su plan que el uso eficiente de la energía es una de las medidas más efectivas, a corto y mediano plazo, para evitar o postergar grandes inversiones en generación de energía y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Además, la Política Energética Nacional 2040 tiene como uno de sus objetivos específicos priorizados el “mejorar los niveles de eficiencia energética en la oferta y demanda de energía”.

Desde 2020, el VMME se encuentra trabajando en un borrador de anteproyecto de Ley de Uso Racional y Eficiente de Energía (LUREE).

Mientras tanto, los esfuerzos de la ANDE para abastecer la demanda de energía se han enfocado en medidas para aumentar la distribución, transmisión y generación: expandir la capacidad instalada de producción de energía, mayor confiabilidad del sistema de distribución, entre otros.

Sin embargo, sin una política de eficiencia energética que marque la hoja de ruta y acompañe desde otros frentes, no hay acciones coordinadas para reducir el consumo energético.

¿Cuánto ahorraríamos con aires acondicionados eficientes?

ande - demanda máxima del SIN en enero de 2021 y 2022

La ANDE confirmaba a inicios de 2022 que las altas temperaturas dispararon el pico de demanda de la potencia eléctrica. El 19 de enero del año pasado, con 39° C de temperatura, se rompió el récord de demanda: 4.206 MW de potencia utilizada. El sector residencial fue el de mayor impacto.

El presidente de la ANDE, Félix Sosa, en una presentación ante la Comisión Permanente del Congreso, señaló que el 9 de diciembre de 2022 se alcanzó un nuevo récord de demanda con 4.270 MW.

En la tesis, Salomón plantea medidas para disminuir el impacto energético de los aires acondicionados, tales como una Tasa de Transición Tecnológica (TDT) para pasar a utilizar equipos más eficientes y sustituir los menos eficientes.

Existen tres tipos de aires acondicionados según su eficiencia: A, B y C. Si todos los equipos pasaran a ser tipo A, el más eficiente, para 2030 se podría ahorrar aproximadamente la potencia instalada en dos unidades generadoras de la central Yacyretá, unos 307 MW. El Ing. Salomón resaltó que instalar dos unidades generadoras más llevaría 5 años.

Si se aplicara una TDT del 20 % nada más, para el 2030 habría un ahorro promedio de 39 MW, que equivalen a la demanda eléctrica de 4 shoppings. “Hay un menor ahorro, pero aún así es importante”, reconoció el investigador.

Etiquetas de eficiencia energética en Argentina
Etiqueta de eficiencia energética para aire acondicionado en Argentina (Imagen: Gobierno argentino).

El estudio también calculó que si no se aplican medidas de eficiencia energética, para 2033 los aires acondicionados —que serán unos 3,4 millones en el país— representarían 4.476 MW de los 9.745 MW que se proyectan de potencia máxima necesaria. Es decir, solo estos equipos demandarían casi la mitad de la potencia durante los picos.

La regulación del etiquetado energético es fundamental para lograr una eficiencia energética de los aires acondicionados. El ingeniero en energía resaltó la necesidad de “tropicalizar las etiquetas”. Esto se refiere a que no es lo mismo un equipo de refrigeración que trabaje con 25° C y sin humedad en China a uno que lo haga en el calor húmedo de Paraguay. “Se ejecutan pruebas de los aires acondicionados y se ve hasta cuánto aguantan y a qué temperatura para nuestro contexto”, comentó.

El investigador asegura que aplicar políticas de eficiencia energética lleva menos tiempo y menos inversiones, en comparación a los planes de aumento de generación de energía. Además, si la demanda de energía llegara a superar la oferta, afectará directamente al desarrollo económico del país, advirtió el investigador.

“Estamos a tiempo, pero dentro de uno o dos años ya no lo estaremos”, sentenció.

La investigación realizada para esta tesis fue desarrollada con el Grupo de Investigación en Tecnologías Verdes (GITV) de la FP-UNA y contó con la orientación del doctor en energía Victorio Oxilia y el coordinador del GITV, Richard Ríos.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Alejandra es reportera en Ciencia del Sur. Licenciada en periodismo por la Universidad Autónoma de Asunción, se ha desempeñado en distintas área de la comunicación para empresas y organizaciones de la sociedad civil. Fue una de las ganadoras del Premio Nacional de Periodismo Científico de Paraguay en 2019 y en 2022.

Compartir artículo:

2 COMENTARIOS

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí