4 min. de lectura

 

Unas 9 personas mueren al día en Paraguay por enfermedades relacionadas de manera directa o indirecta al tabaco, según el Ministerio de Salud. Además del impacto en la salud de las personas —y el costo que esto representa para la salud pública— la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado un informe sobre los efectos del tabaco en el ambiente.

Más de 7.000 productos químicos tóxicos se filtran en el suelo y el agua cuando los cigarrillos son desechados.

“Aproximadamente 4,5 billones de filtros de cigarrillos contaminan nuestros océanos, ríos, aceras de las ciudades, parques, suelo y playas cada año”, declaró Ruediger Krech, Director de Promoción de la Salud de la OMS.

Más allá del humo y las colillas

El humo del tabaco contiene dióxido de carbono, metano y óxidos de nitrógeno, los cuales son gases de efecto invernadero, pero la contaminación del cigarrillo empieza antes de encenderlo, en su producción.

La OMS publicó que, desde la década de 1970, se han perdido 1.500 millones de hectáreas de bosques a causa del tabaco alrededor del mundo, lo cual también ha contribuido al 20 % del aumento anual de los gases de efecto invernadero. Cada año se talan aproximadamente 200.000 hectáreas para cultivar y curar tabaco.

Sudamérica se encuentra entre las regiones más deforestadas a causa del cultivo de tabaco.

También es alta la cantidad de agua necesaria en todo el proceso de producción y consumo del cigarrillo: por cada cigarrillo se utilizan 3,7 litros de agua. Por cada fumador que deje de consumir cigarrillos, se podrían ahorrar hasta 74 litros de agua al día.

La OMS también advierte sobre la contaminación causada por las colillas. Estas son uno de los objetos más tóxicos que se encuentran en las aguas. Cada filtro tarda alrededor de 10 años en desintegrarse.

El tabaco genera 25 millones de toneladas métricas de desechos todos los años.

“Un solo cigarrillo emite al ambiente más de 7.000 sustancias químicas, de las cuales al menos 70 son cancerígenas”, menciona la organización.

Los residuos que dejan los cigarrillos electrónicos también implican un grave problema. La mayoría de estos plásticos no se pueden reciclar ni reutilizar, por lo que terminan contaminando los suelos y las aguas.

Este año, por el Día Mundial Sin Tabaco, el 31 de mayo, la OMS hizo un llamado a que las industrias del tabaco se hagan cargo de la destrucción del ambiente que ocasionan.

¿Cuántos fumadores hay en Paraguay?

Si bien no existen datos actualizados de la población general, la primera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de Enfermedades No Transmisibles (2012) estimó que 612.570 personas son fumadores actuales de productos de tabaco, el 14,5 % de la población total.

De esta encuesta, 484.969 son varones y 127.661 son mujeres, y la edad media de inicio del hábito es de 19 y 21 años, respectivamente.

En el estudio “Super producción tabacalera en Paraguay: impactos domésticos y transfronterizos” realizado por el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (CADEP) en 2021 —investigación que no fue bien recibida por empresas tabacaleras— se evidenció que en las últimas décadas el consumo doméstico de cigarrillos disminuyó en Paraguay. Como posibles causas menciona el aumento de las tasas de impuestos y la implementación de políticas de control del consumo de tabaco.

La investigación también explica que realizar estimaciones precisas sobre el consumo enfrenta limitaciones debido a la falta de datos y poca frecuencia de las encuestas.

Más de 20 enfermedades vinculadas al cigarrillo

Una de las enfermedades más asociadas popularmente al consumo de cigarrillos es el cáncer de pulmón. Sin embargo, la lista es mucho más larga. El hábito tabáquico no solo afecta al aparato respiratorio, sino también al sistema cardiovascular: el endotelio de los vasos sanguíneos, el corazón y la aorta.

Además afecta los vasos periféricos, por lo cual se produce claudicación intermitente en los miembros inferiores. Favorece la aparición de diabetes, gastritis, osteoporosis y de cáncer de mamas, cuello uterino y otros tipos de cánceres, incluyendo de vejiga, esófago y estómago, comentó el médico Víctor San Martín, miembro de la subcomisión científica de tabaquismo de la Sociedad Paraguaya de Neumología.

Entre otras afecciones, los fumadores también tienen menos inmunidad a las infecciones en comparación a las personas que no fuman.

Las enfermedades asociadas al consumo de tabaco son la causa del 12,2 % de muertes anuales. Unas 3.354 personas fallecen cada año a causa del tabaquismo.

Las enfermedades atribuibles al tabaquismo le cuestan directamente al Estado G. 1.568.718.119.540 por año (unos $228,8 millones al cambio actual).

Sobre el tiempo en el que comienzan a manifestarse los efectos, el neumólogo San Martín comentó que depende de la cantidad de exposición y de la genética de cada persona. “Aquellos que tenían, por ejemplo, asma presentan mucho más rápido los efectos. En cambio, para desarrollar un cáncer puede llevar décadas”.

Hoy en día también se han comprobado los efectos del cigarrillo electrónico. “El problema con el cigarrillo electrónico es que no tiene ningún control sanitario. Nadie se hace responsable de las sustancias que puedan venir dentro del producto. Además, los estudios demuestran que los que usan cigarrillos electrónicos tienen más probabilidades de que luego consuman el cigarrillo convencional”, declaró San Martín.

En el estudio realizado por CADEP se menciona que el costo en salud directo del tabaquismo equivale al 1,09 % del Producto Interno Bruto (PIB) y al 12,1 % del gasto público en salud. Además, la recaudación impositiva de la venta de cigarrillos solo cubre el 20 % de los gastos que provoca.

¿A dónde va la superproducción nacional?

En 2021, la publicación del estudio de CADEP puso en discusión la superproducción de cigarrillos en Paraguay, la cual excede la demanda local. En ese momento varias empresas y medios atacaron al estudio por sugerir el contrabando como la explicación. Los investigadores incluso fueron demandados judicialmente por el presidente de la Unión de Tabacalera del Paraguay y obligados a retractarse sobre cálculos de una presunta evasión impositiva.

A fines de mayo de 2022, el tema volvió a ser noticia debido a la publicación de un informe de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes sobre operaciones comerciales sospechosas de Tabacalera del Este S. A., empresa del expresidente Horacio Cartes y una de las mayores productoras de cigarrillos del país.

En una entrevista, el viceministro de Tributación, Oscar Orué, declaró que la producción de tabaco disminuyó por la pandemia y que actualmente hay unas 13 empresas tabacaleras en Paraguay, las cuales producen 2.800 millones de cajetillas anualmente.

Paraguay es el país con el impuesto al cigarrillo más bajo de la región. Actualmente, tiene una tasa del 20 %. La OMS recomienda subir los impuestos hasta el 70 % del precio de venta minorista para desalentar el consumo y cubrir los gastos de salud y los daños ambientales que ocasiona.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)

Alejandra es reportera junior en Ciencia del Sur. Licenciada en periodismo por la Universidad Autónoma de Asunción, se desempeñó en distintas área de la comunicación para empresas y organizaciones internacionales. Fue una de las ganadoras del IX Premio Nacional de Periodismo Científico en 2019.

Compartir artículo:

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí