5 min. de lectura

 

Presentes en el pan, en la serie The Last of Us, en las leyendas del Pombero —ser mitológico de Paraguay— o como hogar de Los Pitufos, los hongos forman parte de la cultura en todo el mundo. Se los describe como tóxicos, comestibles o alucinógenos, pero relativamente poco aún se sabe de estos microorganismos tan especiales que tienen todo un reino aparte del animal y vegetal.

Michelle Campi es bióloga, encargada del Laboratorio de Micología de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Asunción (FACEN-UNA) y una investigadora tan apasionada por las setas que las lleva encima en accesorios como aros, llaveros y remeras. Campi describe a los hongos como un reino en descuido, debido a que la gran mayoría de estos seres siguen sin ser citados por la ciencia.

Desde el laboratorio, Campi y un equipo de 15 estudiantes, docentes e investigadores trabajan diariamente en diversas ramas de la micología para conocer más sobre las especies que habitan en Paraguay, sus propiedades y beneficios. Han logrado citar 250 especies, y entre ellas, 3 nuevas descripciones para la ciencia.

Hongo_genero_Ganoderma
Hongo del género Ganoderma (Foto: Alejandra Sosa).

Además del arduo trabajo dentro del laboratorio, el grupo de investigación se ha comprometido con la divulgación científica a través de ferias, libros y en las redes sociales. Fungi Paraguay, como se les encuentra en Facebook e Instagram, hoy es una comunidad de más de 4.000 personas que lleva las ciencias detrás de los hongos hasta aquellos interesados fuera de la academia.

“No sirve de nada que empecemos a estudiar y a investigar si no hay alguien a quien le importe. Por eso Fungi Paraguay nació, porque queríamos mostrar lo que hacemos”, comentó la bióloga Campi.

“Poner los ojos en modo hongo”

Michelle Campi y Yanine Maubet
Michelle Campi y Yanine Maubet, investigadoras del Laboratorio de Micología (Foto: Alejandra Sosa).

El reino fungi, como se lo conoce y que significa “hongos” en latín, es un reino diferenciado del vegetal por ciertas características. Por ejemplo, los hongos no se alimentan por fotosíntesis como las plantas, sino por absorción. Dentro de este reino se encuentran los mohos, las levaduras y las setas.

La micología —el estudio de los hongos— es una de las ramas de la biología, pero la investigadora Yanine Maubet, quien es parte de Fungi Paraguay, comentó que para estudiar a los hongos no necesariamente se sigue la carrera de biología. Hay diferentes aristas desde dónde abordarla, como la biotecnología, la química y la tecnología en alimentos.

“Cualquiera puede estudiar a los hongos. Es un reino que está en todas partes”, comentó.

Hongo del género Fomes (Foto: Alejandra Sosa).
Hongo del género Fomes (Foto: Alejandra Sosa).

El grupo de investigación de la FACEN se encarga específicamente de investigar sobre las setas, que son los hongos visibles en la naturaleza. Su estructura clásica es la de un sombrero. Existe una gran diversidad en las formas de los hongos: algunos parecen platos, otros estructuras marinas o velos de novia.

Campi mencionó que el primer lugar donde se pueden encontrar hongos es en el patio de las casas. También es muy fácil encontrarlos en las plazas o en la Costanera de Asunción. La bióloga le dice a sus estudiantes que deben poner sus ojos “en modo hongo” a la hora de prestar atención a sus alrededores.

“Solamente vean a su alrededor, vayan a su patio, vean un tronco que se está descomponiendo y van a encontrar toda clase de hongos”, aseguró.

Recomendaciones para adentrarse al reino

Fungi Paraguay, día del micólogo
El 20 de abril se celebra el Día del Micólogo en Paraguay (Foto: Alejandra Sosa).

Luego de observar detenidamente los suelos y los árboles, es hora de identificar la especie. Para esto, la experta recomendó la aplicación iNaturalist, donde además de poder identificar hongos a través de imágenes, también se pueden identificar animales y plantas.

Además de la aplicación, en Paraguay se cuenta con el Atlas de hongos del Campo Universitario – U.N.A, un libro realizado por el grupo de investigación para conocer las diferentes especies a través de las fotografías.

Las redes sociales de Fungi Paraguay también son un espacio para compartir las observaciones y consultar qué especie de hongo son. El equipo siempre responde las consultas que llegan, a excepción de las dudas no científicas relacionadas al uso recreativo de algunos hongos.

La comunidad de Fungi Paraguay mantiene una conversación fluida con el público por este medio virtual. La investigadora contó que llegan muchos mensajes con fotos para identificar alguna especie y preguntar para qué sirve cierta clase de hongos, cómo se comen y cómo cultivar. Asimismo, muchas personas se contactan para contar sus historias o los mitos que escucharon relacionados a las setas.

Otro recurso a la mano hecho por Campi es la Guía de hongos silvestres y comestibles de Paraguay, que está disponible gratuitamente. Este documento trae consejos para recolectar hongos y algunas recetas. Actualmente, están trabajando un segundo tomo de esta guía.

Fungi Paraguay
Maqueta en el Laboratorio de Micología de la FACEN (Foto: Alejandra Sosa).

La guía enseña que la mejor forma de recolectar hongos del suelo es haciendo palanca con el cuchillo para sacar toda la seta y, si está en madera, se debe cortar el hongo desde la base.

“Este material es un claro ejemplo del aporte científico al mundo de la gastronomía. La ciencia abre (o reabre en este caso) una vez más nuevas puertas para quienes buscamos explorar el universo del sabor”, escribió Alejandro Servin, uno de los autores de la guía.

En el laboratorio de micología de la FACEN trabajan diferentes sublíneas como la taxonomía, para nombrar a los hongos mediante herramientas tradicionales y moleculares; la química orgánica, donde ven sus propiedades; la microbiología, donde estudian los antibióticos; la toxicología, con la cual analizan si pueden dañar al ser humano o si pueden tener actividad contra enfermedades como el cáncer; y la biotecnología, donde desarrollan productos alimenticios o de limpieza de aguas.

Campi invitó a visitar el laboratorio, el cual tiene las puertas abiertas para las personas interesadas en este reino. Simplemente deben ponerse en contacto con la facultad o con el equipo a través de las redes de Fungi Paraguay.

Como últimos datos, la bióloga recomendó el documental “Hongos fantásticos” de Netflix y comentó que se realizan varios festivales de hongos en la región, algunos de ellos de forma virtual, para quienes estén interesados en participar.

Chlorophyllum sapukai: una nueva especie para la ciencia

En enero de 2021, durante un trabajo de campo en la Reserva Natural del Bosque Mbaracayú, el equipo de Fungi Paraguay encontró una especie jamás descrita por la ciencia. Casi dos años les tomó construir la descripción, y finalmente el 31 de diciembre de 2022 se publicó el artículo en la revista Plant and fungal systematics.

El nombre de esta nueva especie lleva una particular historia. Campi contó que le pusieron sapukái, que significa “grito” en guaraní, en honor a los pueblos guaraníes y porque al momento de reconocerlo como una nueva especie, gritaron de alegría.

chlorophyllum sapukai, fungi paraguayLa chlorophyllum sapukai que encontraron tenía 27 cm. de alto y 17 cm. de diámetro. Como la encontraron en una parte de la reserva de difícil acceso, las investigadoras tienen la teoría de que a esta nueva especie le gustan los espacios que no están modificados por el ser humano.

Un primo de este hongo recién descubierto sí habita las ciudades, la chlorophyllum molybdites, pero esta es más pequeña, y el sello que dejan sus esporas es de color negro, en comparación al chlorophyllum sapucai que deja un color amarillo. A través de las redes sociales, el equipo animó a todas las personas a buscar este hongo en sus casas y comprobar por sí mismas qué especie es.

Actualmente, el grupo de investigación está trabajando en la descripción de otras 3 especies más. Aparte de esta tarea de investigación, el equipo busca crear un emprendimiento de productos a base de hongos con el apoyo del Programa de Innovación en Empresas Paraguayas (PROINNOVA) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. También tienen planificado seguir con las actividades de divulgación a través de las redes sociales y de forma presencial con concursos, festivales y salidas de campo abiertas para todo el público. Todos los anuncios los harán a través de Facebook e Instagram.

“Lo más lindo del reino fungi es que personas jóvenes son las que están escribiendo la historia de los hongos ahora. Ahora leemos que Moisés Bertoni citó tantas plantas para Paraguay, y en el futuro van a decir que Yanine Maubet citó tantos hongos para Paraguay. Son chicos que están comprometidos en dar a conocer esa información y es un aporte al acervo científico del país”, resaltó Campi.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)

Alejandra es reportera en Ciencia del Sur. Licenciada en periodismo por la Universidad Autónoma de Asunción, se ha desempeñado en distintas área de la comunicación para empresas y organizaciones de la sociedad civil. Fue una de las ganadoras del Premio Nacional de Periodismo Científico de Paraguay en 2019 y en 2022.

Compartir artículo:

2 COMENTARIOS

  1. Gracias a todas las personas que hacen posible que se conozcan más de estas energías en forma de hongos que son poderosas para nuestra alimentación !

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí