En 30 días deben terminarse los nuevos bloques de edificios para combatir al COVID-19 en el INERAM y en Itauguá. La inversión total es de US$ 1.600.000 (Gs. 10.368.000.000). (Presidencia de Paraguay)
8 min. de lectura

Por Dr. Christian von Lücken *

La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es una infección respiratoria aguda causada por SARS-CoV-2, que se reportó por primera vez en diciembre de 2019 en Wuhan, China (Wang et al., 2020). En poco tiempo se ha extendido a todo el mundo con miles de víctimas fatales.

Ante la ausencia de una vacuna o tratamientos específicos para COVID-19, las medidas de salud pública para detener el avance de la epidemia se basan principalmente en medidas no farmacéuticas (non-pharmaceutical interventions – NPIs).

Existen dos tipos de estrategias no farmacéuticas fundamentales: a) mitigación y b) supresión (Ferguson et al., 2020). En el caso de la mitigación ésta se enfoca en “aplanar la curva”, desacelerando la propagación de la epidemia; mientras que, la estrategia de supresión busca revertir o parar definitivamente el crecimiento de la epidemia, haciendo que el número de casos se mantenga en niveles bajos de forma indefinida.

Una revisión de las características epidemiológicas del COVID-19 y la evaluación del impacto de las intervenciones en Wuhan puede encontrarse en Wang et al. (2020); mientras que en Ferguson et al. (2020) se analiza el impacto de las medidas no farmacéuticas para reducir la mortalidad por COVID-19 y la demanda de atención de salud.

De acuerdo a Ferguson et al. (2020), aunque las estrategias de mitigación pueden conseguir reducir el pico de la epidemia en 2/3 permitiendo que los sistemas de salud se encuentren mejor preparados para afrontarlos y reduciendo el número de muertos a la mitad; el número de muertos de esta estrategia puede ser muy alto. Por lo anterior, son necesarias medidas adicionales que refuercen el control de la enfermedad.

En días recientes se han publicado en Paraguay dos trabajos que hablan de la posible cantidad de casos de COVID-19 que pudieran existir considerando el área de Gran Asunción (Ho Shin, 2020; Pérez, 2020).

En ambos trabajos se señala la posibilidad de un gran número de infectados en caso de no tomar las medidas oportunas. La importancia de estos modelos es que permite dimensionar la situación y prever las acciones para cambiar el curso de las mismas. En ambos trabajos los modelos consideran un crecimiento exponencial.

La cuestión esencial es que si no hay transmisión no hay crecimiento exponencial. Eliminar la transmisión resulta una tarea difícil, pero posible si se coordinan oportunamente las acciones que pueden lograrlo.

Como señala Hyun (Ho Shin, 2020): “Para vencer esta pandemia, todos los miembros que conforman esta sociedad deben ser sinceros y solidarios ante todos… La lucha contra la epidemia, puede que no sea la lucha contra un virus, podría ser una lucha contra los males de la sociedad”.

Paraguay está construyendo hospitales de contingencia ante COVID-19. Los lugares seleccionados son predios del INERAM en Asunción y del Hospital Nacional, en Itauguá. (Ministerio de Salud Pública)

Las medidas típicas de mitigación como el aislamiento domiciliario de casos sospechosos, la cuarentena domiciliaria de quienes viven en el mismo hogar que los casos sospechosos y el distanciamiento social de los ancianos y otras personas con mayor riesgo de enfermedad grave en nuestro país afrontan el problema de la dificultad de implementación en algunas zonas particularmente carenciadas.

Facilitar el cumplimiento de estas medidas en condiciones de pobreza es la mayor dificultad que se puede considerar, por lo que será necesario disponer de lugares especiales e información oportuna para realizar la cuarentena de manera correcta. Es sabido que el aislamiento en la casa tiene un importante potencial de transmisión vía los contactos cercanos (Hendrickx et al., 2019).

De hecho, la ampliación de la capacidad de análisis y la realización de aislamientos fuera de la comunidad (fuera de la casa), incluso en los casos más suaves, ha demostrado ser una estrategia efectiva para aplanar la curva en Taiwan, Singapur y Hong Kong (Sjödin et al., 2020). Este tipo de medidas tiene un mayor efecto, cuando el número de casos no se ha disparado aún, y lógicamente, es viable.

Un problema central que debe ser encarado desde el punto de vista comunicacional es el reconocimiento general que esta es una situación grave, especialmente para grupos vulnerables, que debe ser encarada con la ayuda de todos.

En este aspecto, apelar a la solidaridad característica del paraguayo, a su cariño especial por sus mayores, sus abuelos, etc. debe ser un aspecto a reforzar.

Como señala Shen et al. (2020) uno de los puntos no mencionados por algunos estudios es la posibilidad de realizar el rastreo de los contactos de las personas para aislar a los susceptibles antes de que los síntomas aparezcan.

En este punto es posible desarrollar una aplicación que permita a las personas indicar sus contactos. Cuando una persona en la lista de contactos aparece como afectada se podrá considerar la necesidad de informar al conjunto de contactos para que estos puedan tomar las previsiones requeridas.

Esto permite hacer trazable el camino de la epidemia en caso de producirse un brote. Si bien esto puede ser difícil de implementar en nuestro país para todos los habitantes, sí es posible pensar en hacerlo a partir de algunos sectores empresariales, industriales y de servicios, grupos religiosos, grupos familiares, etc.

Este control de contactos y la creación de espacios seguros pueden permitir restablecer paulatinamente ciertas actividades luego de un periodo de cuarentena. Además, facilitarían las estrategias de testeo, las cuales pueden basarse en técnicas de muestreo sobre aquellos individuos que participan en más redes de contacto.

En este sentido, Singapur recientemente desarrolló un sistema eficiente para el rastreo de contactos basado en bluetooth (Baharudin & Wong, 2020) pero otros sistemas basados en listas de confianza pueden ser propuestos y utilizados de forma eficiente.

Por ejemplo, podríamos pensar en herramientas que permitan la creación de listas de confianza para la interconexión de grupos familiares o personal de las empresas que han respetado la cuarentena o hayan dado negativo en el análisis para COVID-19.

El COVID-19 se ha detectado en Asunción y cuatro departamentos del país, según el Ministerio de Salud Pública. (Ciencia del Sur)

Los mecanismos de control de contacto permiten la identificación de individuos que pueden ser considerados como potenciales supertransmisores o superpropagadores sobre los cuales debería existir un control especial. Eventos de superpropagación tienen un impacto profundo en la velocidad de dispersión de las epidemias.

Los modelos matemáticos usuales tratan a todos los individuos de la población como si todos tuvieran igual probabilidad de transmitir las enfermedades. Poder identificar el potencial de transmisión de cada individuo es una estrategia importante a tener en cuenta a fin de reducir el impacto que estos pueden tener (Galvani & May, 2005).

Según algunas observaciones, en el caso de las transmisiones se cumple la regla 20/80, que sugiere que el 20 % de los individuos con mayor posibilidad de infectar son responsables de un 80 % de las transmisiones (Woolhouse et al., 1997). Un tema relacionado al punto anterior es la determinación de zonas de mayor exposición. Por ejemplo, zonas con mayor flujo de personas, donde ingresan un número mayor de líneas de transporte o lugares en condiciones de hacinamiento.

Otra cuestión a señalar es la posibilidad de cortar las líneas de contagio entre un departamento, ciudad, barrio u otra unidad habitacional que no presenta infectados con otras zonas que sí lo hacen. La lógica es simple, si en una ciudad no se tiene transmisión local y no se tienen casos exportados, no pueden existir casos.

En este punto es relevante determinar la forma de identificar estos lugares e igualmente insistir en el distanciamiento social y rastreo de contactos. Un problema que se debe mencionar es que en los pueblos más pequeños se tienen baja conectividad externa y alta interacción interna. En este punto la estrategia de mantener baja la conectividad hacia el exterior puede servir de forma combinada con las medidas típicas de mitigación.

En Sjödin et al. (2020) se analiza la importancia de mantener un control estricto en pequeñas ciudades y en los hogares considerando el caso Italiano.

Otro elemento importante en la lucha contra esta enfermedad es evitar que los hospitales sean rebasados. En este punto, una medida sugerida podría consistir en mudar algunos servicios típicos del hospital, como consultas de pacientes crónicos, provisión de medicamentos, etc. a otras infraestructuras a fin de limitar la carga en los centros asistenciales.

Un caso de éxito relacionado a esta propuesta ha sido la realización de pruebas desde el auto, implementadas primeramente en Corea del Sur y luego replicadas a nivel mundial (Watson & Jeong, 2020).

Del mismo modo, la utilización de clínicas móviles y tipo “atención desde el auto” pueden implementarse para diversos servicios (no COVID-19) con el fin de menguar la llegada de pacientes a los hospitales (Local10, 2020; Mizrahi, 2020; von Lücken, 2020).

Algunas conclusiones y sugerencias

Existen varias medidas que se han utilizado en otros países y en otros contextos de epidemias las que, de tomarse a tiempo en Paraguay, pueden revertir la situación y obtener resultados muy diferentes al de otros países. Sin embargo, requiere actuar proactivamente sobre los siguientes puntos:

  • Comunicar adecuadamente las características de la enfermedad apelando a la solidaridad típica del paraguayo para el cuidado de los mayores.
  • Insistir en medidas de aislamiento social, y explicaciones claras dirigidas especialmente a las personas más vulnerables a sufrir casos graves como las personas mayores o con enfermedades de base. En casos necesarios, prever lugares de acogida antes de que se produzca la enfermedad, para lo que se debe considerar la utilización de infraestructuras existentes como hoteles, estadios, etc.
  • Utilizar medidas de control de contactos basadas en software que permitan el control de los brotes en caso de producirse y la continuidad de actividades en ciertos sectores.
  • Çontrol e identificación de superpropagadores, sugerencias de medidas especiales de distanciamiento social para estos, proveer una aplicación para la realización de autoanálisis de las posibilidades de ser un superpropagadores.
  • Limitar la movilidad entre zonas afectadas y zonas sin afectación de la enfermedad, limitando la dispersión de la misma.
  • Limitar el flujo de personas en zonas críticas que actúan de concentradores y centros de distribución de la enfermedad.
  • Control estricto de la cuarentena utilizando herramientas de software.
  • Ampliar la capacidad de análisis para detectar COVID-19 y realizar en la medida de los posible aislamiento fuera de la comunidad
  • Continuar con las medidas de mitigación: reducción de movilidad general, bloqueos de fronteras, cierre de escuelas y universidades, entre otras.
  • Reducir la concurrencia a los hospitales distribuyendo sus servicios en lugares alternativos, atención desde el auto, clínicas móviles, etc.

Es necesario insistir en la necesidad de aprender de manera continua de otros países y a partir de esto considerar la aplicación rápida de las prácticas que han dado resultado.

Bibliografía

-Baharudin, H., & Wong, L. (2020, March 20). Coronavirus: Singapore develops smartphone app for efficient contact tracing, Singapore News & Top Stories—The Straits Times.

-Ferguson, N. M., Laydon, D., Nedjati-Gilani, G., Imai, N., Ainslie, K., Baguelin, M., Bhatia, S., Boonyasiri, A., Cucunubá, Z., Cuomo-Dannenburg, G., Dighe, A., Fu, H., Gaythorpe, K., Thompson, H., Verity, R., Volz, E., Wang, H., Wang, Y., Walker, P. G.,  Ghani, A. C. (2020). Impact of non-pharmaceutical interventions (NPIs) to reduce COVID- 19 mortality and healthcare demand. 20.

-Hendrickx, D. M., Abrams, S., & Hens, N. (2019). The impact of behavioral interventions on co-infection dynamics: An exploration of the effects of home isolation. Journal of Theoretical Biology, 476, 5–18. https://doi.org/10.1016/j.jtbi.2019.05.017

-Ho Shin, H. (2020, March 21). Efecto de la cuarentena en la dispersión del COVID-19 en Paraguay mediante la simulación del modelo SEIR. ResearchGate.

-Local10. (2020). Mobile hospitals, drive-through coronavirus testing sites in South Florida.

-Mizrahi, D. (2020, March 13). Las cuatro razones del éxito de Corea del Sur combatiendo al coronavirus: Cómo logró bajar la tasa de mortalidad. Infobae.

-Pérez, P. (2020). Dinámica temprana de COVID-19 en Paraguay. Reporte técnico, semana 1. ResearchGate.

-Shen, C., Taleb, N., & Bar-Yam, Y. (2020). Review of Ferguson et al “Imact of non-pharmaceutical interventions…”.

-Sjödin, H., Wilder-Smith, A., Farooq, Z., Rocklöv, J., & Osman, S. (2020, March). Only strict quarantine measures can curb the COVID-19 outbreak in Italy. ResearchGate.

-Von Lücken, C. (2020, March 18). Estructura (mensaje). Twitter.

-Watson, I., & Jeong, S. (2020, March 3). South Korea pioneers coronavirus drive-through testing station—CNN.

-Wang, C., Li, L., Hao, X., Wang, Q., & Huang, J. (2020). Evolving Epidemiology and Impact of Non-pharmaceutical Interventions on the Outbreak of Coronavirus Disease 2019 in Wuhan, China | medRxiv.

-Woolhouse, M. E. J., Dye, C., Etard, J.-F., Smith, T., Charlwood, J. D., Garnett, G. P., Hagan, P., Hii, J. L. K., Ndhlovu, P. D., Quinnell, R. J., Watts, C. H., Chandiwana, S. K., & Anderson, R. M. (1997). Heterogeneities in the transmission of infectious agents: Implications for the design of control programs. Proceedings of the National Academy of Sciences, 94(1), 338–342. https://doi.org/10.1073/pnas.94.1.338

*Christian von Lücken es doctor en informática y magister en ingeniería de sistemas por la Universidad Nacional de Asunción e ingeniero en informática por la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción, habiendo desarrollado sus tesis bajo la tutoría del Dr. Benjamín Barán. Además, posee el título de especialización en ciencias sociales con énfasis en desarrollo social y especialización en ciencias sociales con mención en sociología y política de la educación por Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Costa Rica. Igualmente, tiene un diplomado en políticas públicas para la superación de la pobreza en América Latina, de la Facultad de Economía de la Universidad de Chile (on-line), capacitación en didáctica superior universitaria en la FPUNA, y el curso de ciencia tecnología y sociedad del Conacyt, entre otros.

Es miembro senior de la ACM, fue elegido Joven Sobresaliente por la Cámara Junior en 2012, investigador del PRONII-Conacyt nivel 1 desde 2011. Ha participado en varios proyectos y como revisor de varias revistas científicas y eventos, y publicado varios trabajos en revistas y congresos.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Compartir artículo:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here