«Hay intereses mezquinos con El Cabildo, yo seguiré», afirma Morselli

0
650
Margarita Morselli
La directora de El Cabildo, Margarita Morselli durante el homenaje a Roa Bastos, en Lisboa, Portugal. (Fotografía: El Cabildo)
4 min. de lectura

Margarita Morselli es la actual directora del Centro Cultural de la República El Cabildo (CCR Cabildo), una institución dependiente del Poder Legislativo que incide en políticas culturales, realiza varias actividades multidisciplinares y fomenta el arte, la literatura y la música, además de otras áreas, en un complejo museístico amplio en pleno microcentro de Asunción. Morselli es artista, profesora de piano y escribana pública de profesión.

El Cabildo, inaugurado en 2004, cuenta con una sala/museo del teatro (denominada Edda de los Ríos), una sala de la música (Mangoré), otra de arte sacro (Juan Sinforiano Bogarín), un museo del cine, un museo arqueológico y etnográfico (Guido Boggiani), una sala de arte popular, indígena y urbano (Museo del Barro) y un museo de arte e historia del Cabildo. Además, su emblemático salón auditorio llegó a ser la sala de sesiones del Congreso Nacional hasta el año 2003.

El edificio, uno de los siete tesoros de Asunción, fue previamente sede de la Presidencia de la República, desde el Gobierno de Carlos Antonio López. Su construcción data de 1844, aunque fue finalizado en 1854. Su color rosa se mantiene hasta hoy.

Hace unos meses Margarita Morselli se vio envuelta en una polémica a raíz de críticas del sector cultural y filantrópico local por mantenerse en el cargo por más de una década. Al respecto, conversó con Ciencia del Sur.

El Centro Cultural de la República El Cabildo fue sede de los poderes Ejecutivo y Legislativo en los siglos anteriores. (Fotografía: El Cabildo)

-Es una de las más altas funcionarias que permanece en el cargo por largos periodos. Pasó por cuatro gobiernos de diferentes ideologías y colores, además de varios presidentes del Congreso Nacional. ¿A qué se debe que pudo mantenerse en estos 13 años?
No tengo los datos sobre la permanencia de otros funcionarios al frente de las instituciones. Por otro lado, el Cabildo es una extensión cultural del Congreso de la Nación, no depende del Poder Ejecutivo. En cuanto al tiempo que llevo al frente del CCR Cabildo, creo firmemente en el aval de mi trabajo.

He desempeñado el cargo con entera idoneidad y transparencia. En poco tiempo, gracias a mi empeño y dedicación absoluta al trabajo, la colaboración y al apoyo tanto de presidentes del Congreso, funcionarios y de mi familia, el Cabildo tiene una preponderancia y liderazgo en el sector cultural que es reconocido tanto nacional como internacionalmente.

Por otro lado, tengo que agradecer el gran apoyo del sector privado, que entendió que uniéndonos podemos tener grandes logros para la cultura. Creo que en mi gestión he obtenido como resultado el esfuerzo mancomunado de toda una sociedad, por encima de los colores.

-¿Qué pudo construir y hacer en este tiempo en el Cabildo?
El Cabildo ha pasado de ser un centro, una vitrina de la cultura que reúne la más diversas manifestaciones, a una institución generadora de actividades culturales hacia fuera. Se ha constituido en un símbolo y efectivo pilar de nuestra cultura y de un diálogo permanente con la ciudadanía, que contribuye al fortalecimiento de la identidad, al impulso de las artes y al desarrollo de la misma, pues profundiza el conocimiento de su país y ama su cultura.

-¿En cuanto a actividades específicas?
Hacer un recuento puede ser demasiado extenso para la nota. Pero entre las principales destacan: la creación de la Orquesta Sinfónica del Congreso de la Nación, las Casas Bicentenario de las Artes Visuales, Literatura, Música, Teatro, Danza y Josefina Plá; el Observatorio Cultural del Paraguay; el Instituto Paraguayo de Musicología y el Museo de los Inmigrantes. Realizó una infinidad actividades culturales en ciudades y pueblos de gran parte de la República y el exterior.

El liderazgo del Cabildo lo llevó a organizar, a la par de la Secretaría Nacional de Cultura, las actividades de Conmemoración del Bicentenario de la Independencia en 2011.

En cuanto a publicaciones, se editaron más de 2.000 obras bibliográficas, más de 100 discos y videos musicales. Se apoyó a producciones audiovisuales nacionales, además se realizaron exposiciones y conciertos. En esto no hay que olvidar que siempre tenemos en cuenta nuestro bilingüismo, el guaraní nunca estuvo ausente en nuestros eventos y publicaciones.

-También tienen el Premio «Maestro del Arte».
El Cabildo realiza la distinción Maestros del Arte” como uno de los más importantes reconocimientos a artistas y gestores culturales destacados de Paraguay. También tiene en su haber la organización de simposios de políticas culturales, de educación por el arte y varios congresos culturales y artísticos.

En el 2015 organizó la primera Bienal Internacional de Asunción (BIA), ubicando el arte contemporáneo en gran parte de la ciudad durante un mes. Se replicará la BIA en 2017 con la participación de importantes artistas nacionales e internacionales.

La celebración del centenario del nacimiento de Augusto Roa Bastos es llevado en conjunto con la Secretaría Nacional de Cultura y el apoyo de otras instituciones que integran la Comisión Nacional de ARB.

Margarita Morselli (d.) durante la inauguración de la estatua de Augusto Roa Bastos en la Plaza Uruguaya de Asunción, en compañía de representantes del sector cultural y autoridades políticas. (Fotografia: Luis Vera/El Cabildo)

-¿Cuál sería su legado, según usted misma?
La larga lista de realizaciones, construcciones, actividades y logros profundos avalan mi total entrega al trabajo y la responsabilidad con que desarrollo este compromiso de servicio a la ciudadanía.

He trabajado desde el inicio para la creación de este centro de la cultura con la idea de amplia representación de las manifestaciones de nuestra cultura y que esté al alcance de toda la República. Con Augusto Roa Bastos, como uno de los primeros asesores del Cabildo, hemos dado los cimientos del centro: núcleo de acciones que se extienden a todo el país.

Las palabras de muchos intelectuales dan fe de nuestros actos y el apoyo de gran parte de la ciudadanía nos confirma el camino que hemos seguido. Tenemos con orgullo un firme centro cultural que en principio organizaba actividades culturales para todos y hoy además trabaja y apoya sin miramientos más que la calidad, una estética sustentable y sostenible, los proyectos en las más diversas disciplinas artísticas.

-¿Qué opina de las críticas que le hacen con respecto a que debe dejar el cargo?
Las críticas fortalecen mis acciones. Todas nos hacen reflexionar para contraponer las ideas, los criterios, también para robustecer rumbos o hacer los cambios necesarios para una mejor gestión. Desde la función pública siempre estamos expuestos a ellas.

Creo en una ciudadanía crítica, que puede comprender los hechos y discernir adecuadamente. Aunque no doy atención a quien tuviere un particular interés mezquino y que a través de inquinas quiera buscar torcer lo que la misma ley me reconoce.

Veo que gran parte de la ciudadanía valora y justiprecia adecuadamente mi trabajo. Siento con fuerza y entereza que mi compromiso aún tiene mucha entrega por delante.

-El Cabildo es más que un museo, es un centro cultural. ¿Por qué es diferente a otras instituciones culturales del Paraguay?
El Cabildo desde el principio fue concebido como un centro cultural que posee salas museísticas. Pero no es solo un espacio físico, es fundamentalmente un espacio mental donde se alberga, a través de un diálogo permanente, el interés y sentimiento de la ciudadanía, que lo hace parte suya.

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 3,33 de 5)

Compartir artículo:
Artículo anteriorEn memoria de Roger Wilson, pionero conservacionista
Artículo siguienteParaguay tiene una ciencia de transición y puede optar por desarrollarse
Director de Ciencia del Sur y fundador de la ASINCYT. Estudió filosofía en la Universidad Nacional de Asunción, UNA. Pasó por el programa de Jóvenes Investigadores de la UNA. Tiene diplomados en filosofía medieval y en relaciones internacionales. Condujo los programas de radio El Laboratorio, con temática científica (Ñandutí) y ÁgoraRadio, de filosofía (Ondas Ayvu). Fue periodista, columnista y editor de Ciencia y Tecnología en el diario ABC Color y colaboró con algunas publicaciones internacionales. Fue presidente de la Asociación Paraguaya Racionalista (APRA), secretario del Centro de Difusión e Investigación Astronómica (Cedia) y encargado de cultura científica de la Universidad Iberoamericana (Unibe). Periodista de Ciencia del Año, por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Conacyt -2017. Tiene cinco libros publicados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here