Ximena Dávila y Humberto Maturana, durante la transmisión del webinario organizado por el MEC.
11 min. de lectura

 

En un sorprendente webinario, donde se tenía que hablar de transformación educativa, el viceministro de Culto de Paraguay, Fernando Griffith faltó el respeto a investigadores, subestimó el papel de la filosofía en el conocimiento y hasta se mostró abiertamente negacionista de la matanza de indígenas durante el periodo colonial.

Organizaciones académicas, como la Sociedad Paraguaya de Filosofía (SPF) y el Centro de Investigaciones en Filosofía y Ciencias Humanas (CIF), se pronunciaron en contra de la charla del funcionario, realizada el martes 16 y exigieron un pronunciamiento del MEC.

El “Seminario internacional sobre la participación en la transformación educativa frente a nuevos contextos”, organizado por el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), se vio eclipsado por la ignorancia y soberbia de Griffith, conocido nacionalista de autoayuda y divulgador de historia no científica. El evento contó con el apoyo de la Unión Europea y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).

El biólogo y filósofo Humberto Maturana, reconocido por sus diversos trabajos en ciencias y humanidades –ganador del Premio Nacional de Ciencias de Chile 1994- fue uno de los invitados de honor, pero también el blanco de descalificaciones por parte del anfitrión, exministro de cultura, cargo ocupado durante el Gobierno de Horacio Cartes.

Durante el encuentro online varios referentes de la educación y ciencia abordaron, desde diferentes perspectivas, los cambios que se pueden ejecutar de cara a una verdadera transformación del sistema educativo del Paraguay. Uno de los más ineficientes del continente americano. Donde el 6 % de la población se mantiene todavía en el analfabetismo y su principal universidad no se encuentra entre las primeras 100 de América Latina.

Y aunque los abordajes resultaron interesantes y hasta necesarios para tener políticas educativas basadas en evidencia, el papel del viceministro evidenció las propias falencias del sistema. Los temas giraron en torno a los elementos participación social, aspectos a conservar en la sociedad en el marco de una pandemia, derechos humanos en medio de COVID-19 y experiencias innovadoras en educación.

Los planes de Dios

Algunos datos, enfoques, hechos y análisis que presentaban en el seminario los investigadores -como Maturana y la psicóloga Ximena Dávila– inquietaron e incomodaron al viceministro, quien se despachó contra la filosofía y rebajó al científico chileno, por “alejarse del método científico”.

Griffith explicó al inicio que el objetivo del webinario era generar conocimiento y consciencia sobre la participación, que ayudaría a tener una opinión más fundamentada, eficiente y reflexiva. Y que la pandemia, más que un desafío, representaba oportunidad para Paraguay, a tal punto que Dios (nde: judeocristiano) ya tenía un plan para este país sudamericano.

Aquí está el video completo del seminario, donde Paraguay pasó vergüenza internacional por las descalificaciones e ignorancia sobre ciencia y filosofía.

📌Webinarios | Seminario Internacional sobre la Participación en la transformación educativa frente a nuevos contextos▪️Organizado por el #MEC en el marco de la Presidencia Pro Témpore de Paraguay 2020 🇵🇾 Sector Educativo▪️Con apoyo de la @UEenParaguay y la @OEIParaguay📧 Pueden plantear preguntas a los panelistas, enviándolas al correo electrónico: vmc@mec.gov.py

Posted by MECDigital – Ministerio de Educación y Ciencias – Paraguay on Tuesday, June 16, 2020

 

“No queremos hablar de desafíos, preferimos la oportunidad. Esta crisis es un momento propicio para tomar chances y generar una nueva realidad, que sea mejor. Nos tiene que tomar con el carácter fortalecido, no en la debilidad. No la dificultad… Paraguay quiere hacer bien las cosas, quiere destacarse. Este será el año excelente de la educación en Paraguay. Dios planeó hacia dónde debe ir Paraguay”, aseguró Griffith.

Luego de todas las exposiciones y aportes, el viceministro se molestó e hizo hincapié en que Paraguay debe conservar ciertos aspectos de su educación, por lo que no hace falta cambiar todo.

“En muchas cosas estoy de acuerdo, en otras no. En el análisis de qué tenemos que conservar y qué transformar, por ejemplo. No creo que tengamos que caer en un facilismo de que todo tiene que ser transformado para una nueva forma de pensar. En Paraguay tenemos cosas que transformar y cosas que no transformar, sino conservar y valorar”, manifestó.

“Aprendimos a respetar. No vemos razón para transformar. Este diálogo puede ayudarnos a encontrar esas respuestas. Estamos muy orgullosos de nuestro teko, nuestra forma de ser. Ava es la comunidad es la persona, el ser humano. Eso lo valoramos mucho. Valoramos el lenguaje como valor cultural, por eso es que conservamos. Somos el único pueblo de América que conserva su lengua original, el guaraní. Pero también estamos orgullosos de las raíces hispanas”, expresó.

Aquí es donde inicia su “historia distinta”. “No estoy en total acuerdo en que el genocidio lo trajeron los españoles. Pudo haber existido, lo vivimos como nación. Pero no fue traído por los españoles, sino por los países vecinos… El Paraguay nació como país libre e independiente. Pero ese genocidio terminó con el 80 % de la población paraguaya”, inició al referirse a la Guerra de la Triple Alianza o Guerra del Paraguay.

Guaná, tomáraho, angaité, manjúi, sanapaná e ishir son las lenguas autóctonas en peligro de extinción en Paraguay, según a la Secretaría Nacional de Políticas Lingüísticas de Paraguay (SPL).

Luego, Griffith destacó que en Paraguay se valora la vida y el carácter para “hacer lo correcto” y que esto incluía una disciplina autoimpuesta, “no de botas”. Y defendió su visión sobre la definición de vida y familia, ligado abiertamente a grupos fundamentalistas y anticientíficos.

El exministro de cultura dijo que la violencia realmente viene de no aceptar opiniones ajenas, por lo que se precisaba de una “nueva educación”.

Filosofía y ciencia

Griffith entonces, en un debate que la academia ya superó hace un tiempo, evidenció que todavía sigue el prejuicio de la superioridad en la creación del conocimiento. Recalcó que en el MEC valoran la ciencia como método, a tal punto que hace unos años la institución cambió de nombre. Haciendo referencia a su formación universitaria, resaltó “Yo también soy colega de Humberto”.

Dijo el viceministro: “No me atrevería a decir que Maturana es biólogo, es filósofo. Su nivel de reflexión es muy bueno para la filosofía, pero tengo dudas de su nivel de reflexión en la biología. Porque él abandonó el método científico. Él entró en el mundo de las ideas y por supuesto allí encontrará muchas respuestas, pero nosotros valoramos a la ciencia como método. Que nos permite tener una aproximación epistemológica honesta de la realidad”.

Ninguneó así varias décadas de dedicación y empeño, específicamente en investigaciones biológicas y filosóficas, por parte de su invitado. Ignorando que sus aportes fueron tan amplios que ganó varios premios internacionales.

Pero, como era anfitrión, esperó no mostrarse ofensivo: “Valoramos el lenguaje, no pretendemos faltarle el respeto a nadie, conociendo el pensamiento. Consideramos que es importante. Paraguay es un país independiente también en ideas. La declaración de 1842 dice que somos libres de todo poder extraño. Pretendemos que nuestra educación sea una educación para conservar cosas que son nuestras: amor a la paz, a la libertad y la justicia”.

Griffith no paró y repitió que valora la contribución de los amigos de todo el mundo, pero que él tenía que hacer ciertas puntualizaciones. En este caso, sobre el lenguaje, ya que mencionó que, si bien “valora los acuerdos del lenguaje que utilizan de manera inclusiva, cuando decimos todos, ya estamos incluidos, por lo que en Paraguay no precisamos usar la palabra todes”.

Aquí destacó que tuvo una conversación de algunas horas con el Dr. Darío Villanueva, filólogo y crítico literario de España, exdirector de la Real Academia Española sobre estos temas.

“Es un acuerdo social. Sí respetamos que en otros países se usen, pero aquí no podemos usar todes. Fantástico, pero aquí en Paraguay no lo usamos porque todos ya nos sentimos incluidos de la forma tradicional”, especificó.

Luego de escuchar esto, tanto Dávila como Maturana hicieron algunas precisiones sobre sus tesis de transformación en la educación, a la vez de lamentar las interpretaciones que tuvo el viceministro.

“Nosotros no le proponemos que cambien nada. Decimos que vivimos en un presente continuo cambiante. No podemos especificar lo que se va a padecer. Ese es un fenómeno biológico y cultural. Como sucede en el vivir. Es una observación.
¿Qué mundo aprenden los niños y niñas desde pequeños?”, aseguró el Dr. Maturana.

Y aclaró que las reflexiones de Griffith le muestran que en Paraguay ya teníamos lo fundamental, por lo que el modo de vivir ya está configurado.

Una sola reina del conocimiento

Fernando Griffith, actual viceministro de Culto, dependiente del MEC.

Cuando varios asistentes pensaron que allí acabaría, el viceministro continuó con su defensa.

“Para aclarar, la propuesta no es conservar todo. Hay varias cosas que debemos cambiar. No podemos caer en el binarismo. Aquí es bastante más complejo. Hay cosas que queremos conservar y otras que transformar. Hay muchos valores. No costó mucho conservar eso como nación”, indicó.

“También queremos conservar el transitar en el mundo de los hechos. Por eso hice hincapié en la ciencia. Hoy la gente cree en función a su sentimiento. Hoy hay 15 millones de brasileños que creen que la Tierra es plana o millones de estadounidenses que creen que la chocolatada viene de vacas marrones. Hoy necesitamos valorar el método porque ese método salva vidas”, añadió.

Y continuó: La filosofía es útil, amo la filosofía, pero también amo la ciencia. La que se sienta en el trono es la ciencia, no es otra, es la reina. Que nos da certezas. Quizás no sea toda la verdad, pero nos da certeza.

Luego aclaró que él también es filósofo, en el fondo. Y que nadie debe picharse por sus declaraciones.

Durante su administración como Ministro-Secretario de Cultura se vio envuelto en una serie de irregularidades. Estas incluyeron uso de dinero público para su organización Paraguay Poderoso, un think tank ultranacionalista que promueve versiones distorsionadas de la historia.

Ciencia del Sur intentó tener la versión de la OEI, a través de diferentes medios y plataformas, pero hasta el momento no tuvimos respuesta.

MEC debe pedir disculpas

En vista a las declaraciones de Griffith, la Sociedad Paraguaya de Filosofía (SPF) y el Centro de Investigaciones en Filosofía y Ciencias Humanas (CIF), emitieron un comunicado conjunto, donde expresan gran preocupación el fanatismo religioso y la intolerancia en contra de la filosofía. Ambas instituciones solicitan un pedido de disculpas por parte del MEC.

“Pedimos disculpas públicas a Humberto Maturana y a Ximena Dávila, destacada investigadora en biología cultural y consideramos que las autoridades del MEC deben hacer lo mismo, pues lo acontecido ayer no ha sido solo una ofensa a la trayectoria de ambos autores, sino a los aportes de las ciencias sociales en general y a los de la filosofía en partícula”, dice parte de la nota fechada este miércoles 17.

Señalan que, por la alta función que desempeña, Griffith necesita diferenciar urgentemente los ámbitos de saberes, de tal modo que no vea a la epistemología como una doctrina cerrada acerca del método científico y entienda que más bien se trata de un conocimiento filosófico que cuestiona las bases y los límites del saber científico.

“Nos preocupa la falaz dicotomía que presenta Griffith de filosofía (mundo de las ideas) y ciencia (realidad), una visión reduccionista e infantil de la filosofía que exhuma huellas de positivismo, típicas del siglo XIX, pero ya ampliamente superadas en la actualidad. Nos inquieta la trinchera nacionalista y hasta de cierto “fundamentalismo” religioso desde los que se posiciona el viceministro de Culto para abordar el tema de la Transformación Educativa en Paraguay”, expresaron los filósofos, filósofas y pensadores.

Además, alertaron que, en caso de no aclararse de modo urgente el qué, cómo, cuándo y por qué transformar la educación, en cuya dilucidación el saber filosófico es fundamental, el actual proceso de Transformación Educativa en Paraguay terminará en un desastre sin precedentes, repitiendo la historia conocida de la “Reforma Educativa”. Proyecto emprendida hace más de 25 años y cuyos resultados son lamentables, según la SPF y CIF.

“Hacemos nuestra la intervención final del Dr. Maturana, quien en su réplica a Griffith aseguró que lo fundamental en un proceso de Transformación Educativa es responder honestamente a la pregunta: ¿Qué modo de vivir queremos ahora? Vivimos en el presente continuo y cambiante, asegura Maturana, por lo que según como vivamos el presente aparecerá el futuro. “La honestidad se vive ahora, el mutuo respeto se vive ahora, la reflexión se vive ahora, los fanatismos también se viven ahora”, finalizaron su posicionamiento.

Por su parte, el Dr. Antonio Cubilla, investigador y director del Instituto de Patología e Investigación (IPI) precisó que la ciencia es un desprendimiento de la filosofía y que no conocer cómo funciona el conocimiento puede desembocar en políticas públicas erróneas.

«Comparto la preocupación de la SPF y el CIF respecto a la desfasada y dogmática opinión del viceministro Griffith. Se olvidó o no sabe que la ciencia es un desprendimiento especializado de la filosofía y que ignorar ese continuum  inducirá a graves errores en las políticas públicas», afirmó el también Premio Nacional de Ciencia.

Matanza de indígenas

Susnik estudió y convivió con varias culturas de las regiones sudamericanas, especialmente de Paraguay y derrumbó mitos nacionalistas. (Museo Etnográfico Esloveno)

Sobre los datos acerca de la matanza de indígenas durante el periodo colonial, desde el siglo XVI al XIX, hay demasiados posicionamientos e interpretaciones históricas, pero una de las primeras que lo encara de manera rigurosa y científica fue la Dra. Branislava Susnik.

Esta antropológa y etnohistoriadora, a decir de los investigadores Peter Lambert y Andrew Nickson, derribó los mitos nacionalistas sobre el inexistente pacífico mestizaje y el brutal colonialismo por parte de los españoles. Y remarcan la tesis de que la coexistencia pacífica pudo haber sido inicial, pero la evidencia muestra violencia y represión posterior.

Ciencia del Sur preguntó al Dr. Ignacio Telesca sobre los datos reales acerca de este proceso que duró alrededor de 300 años. El historiador es profesor titular de historia de América Colonial en la Universidad Nacional de Formosa, República Argentina.

Según el investigador del Conicet, para hablar de genocidio siempre hay que partir de qué se entiende por esta palabra, que frecuentemente es utilizada para abordar el genocidio judío o el genocidio armenio, por lo que se torna a veces un poco complejo.

Pero que no hay dudas de que hubo matanzas. “Es obvio que los europeos llegaron a América y se robaron todo: se robaron la tierra, se apoderaron de ella y de la gente que vivía ahí. Murieron millones de indígenas, sin lugar a duda”, resaltó el miembro de la Academia Paraguaya de la Historia y del Comité Paraguayo de Ciencias Históricas (CPCH).

“Se quedaron con toda la tierra y por supuesto, los europeos lo que hicieron fue occidentalizar a los indígenas, es decir, sacarle su cultura y ponerle otra. Entonces no sé cómo llamarle, si le llamamos genocidio o no. Lo que tiene que quedar claro es que hubo una civilización, país o corona que se apropió de tierras de otro. Sin lugar a dudas, esto pasó desde Canadá hasta Tierra del Fuego, en el sur argentino”, señaló.

Sobre los números en Paraguay. Telesca mencionó a Garavaglia que, siguiendo a Susnik y a Pierre Clastres, con un cálculo muy estimativo, postula la existencia de medio millón de indígenas antes de la conquista, que se redujo a una tercera o cuarta parte en apenas 50 años.

“El dato preciso que tenemos es que Irala repartió 27 mil ‘hombres de guerra’ a los encomenderos (1556), a partir de esa cifra Susnik calcula en 100 mil los indígenas de la región de Asunción y aledaños. Para México, trabajaron Borah y Cook, quienes presentan los siguiente datos: en 1519 (antes de la conquista) 25.3 millones; 1523 (la conquista fue en 1521) 16.8 millones; 1548, 6,5 millones, 1568. 2,6 millones; 1605 apenas un millón”, indicó

“Otro autor, Sanders, comienza no con 25 millones si no con 11, pero concluye en 1 para 1605, igual, la población se diezmó. Con precisión causas certeras: además de la guerra, claro está, hubo un cambio en el ritmo de trabajo, por lo tanto en la dieta, lo que llevó a tener defensas más que bajas para sobrevivir a las epidemias, en un contexto de violencia extrema” sostuvo el especialista.

“Garavaglia intenta cuantificar esas matanzas. Desde Susnik se habla de conquista a ese nivel de violencia, aunque no usa la palabra genocidio. Pero si ayuda a desmitificar todo la cuestión de la alianza en esa relación de ‘amor’ entre el conquistador e indígena”, remarcó.

El Dr. Telesca refirió que existe bibliografía basada en evidencia y que la fuente para debatir sobre estos temas recae en la arqueología, que no está muy desarrollada en Paraguay, pero que igualmente se puede cuantificar.

“La fuentes que se tienen y se pueden utilizar son las arqueológicas, que en nuestro medio están poco desarrolladas, pero fundamentalmente nos nutrimos de las fuentes primeras de la conquista y las religiosas, que hablan de una cantidad importante de indígenas, que luego ya desaparecen. También, desde la antropología, luego de conocer, por ejemplo, a los guaraníes, se puede sacar un promedio, teniendo en cuenta cuántas familias había y cuántas hectáreas ocupaban”, finalizó.

Biología y cultura

El Dr. Agustín Barúa, psiquiatría e investigador de la Universidad Nacional de Pilar (UNP), al suroeste de Paraguay, remarcó la importancia de la biología y la cultura para el ser humano, en la perspectiva de Maturana. Y lamentó las expresiones del viceministro de Culto.

“¿Qué puso en valor Maturana? Sus planteamientos centrales fueron que los seres humanos no somos solo seres vivos sino que existimos en comunidades sociales, que existimos con otros, en la convivencia. Que, además, existimos en el entrelazado de biología y cultura; que la reflexión es lo que nos permite ampliar nuestra mirada más allá; que el amar (y también el escuchar) es, fundamentalmente, dejar aparecer; que los pactos son acuerdos, son decisiones de querer vivir juntos desde el corazón”, indicó.

Barúa vio la respuesta de Griffith centrada en el malestar, con tres líneas argumentales.

“La primera, un argumento identitario desde un “nosotros” (“entre lo que queremos conservar… nuestras ideas… nosotros en Paraguay… nosotros estamos muy orgullosos de nuestra manera de ser…”) construido como homogéneo y representable (por él). Dos, un argumento político, de un Paraguay híperarmónico con una importante negación de su conflictividad social donde, por ejemplo, afirmaba que “estamos orgullosos de nuestro guaraní”. Mientras que los pueblos originarios estén más que arrasados por su etnocidio sin políticas estatales de defensa mínimas de sus derechos”, reflexionó.

“Por último, en tercer lugar, un argumento epistemológico, de que la validez del pensar se define desde un solo lugar (“él [Maturana] entró en el mundo de las ideas… el mundo de los hechos observables y modificables”) cuando los lugares de enunciación en el campo de las ciencias (el plural por favor) son heterogéneos e interculturales. Pero, en este punto, lo peor me parece que fue que es este mismo gobierno el que pareciera reducir a “la ciencia”, simplemente, a todo lo que es funcional al régimen de acumulación y explotación capitalista del que, este, es un engranaje más”, cerró.

Por el momento, el Ministerio de Educación y Ciencias, la UE en Paraguay y la OEI se llamaron al silencio. Un silencio que parece complicidad o ninguneo, en medio de un debate que acaba de comenzar y que muestra que el MEC ya no tendrá el monopolio sobre él.

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (29 votos, promedio: 4,38 de 5)
Compartir artículo:

25 Comentarios

  1. No había pio otra persona técnica que pudiera moderar este webinario en representación del MEC? Por qué le pusieron a un fanático religioso y conocido predicador de una supuesta paraguayidad superior, que no sabe de educación, ni de ciencias, ni de relaciones internacionales, ni siquiera de cortesía para con los invitados de honor?
    Qué bajo ha caído el MEC. Sorprende que «Culto» prrmanezca en el MEC y más aún que se constituya en el interlocutor privilegiado en los «diálogos» sobre la trasformacion de la educación.

  2. Nos hizo pasar verguenza. Ni siquiera puedo dormir despues de leer esto. Ademas hay muchos analfabetas funcionales que no comprendieron nada y estan a su favor. Hizo notar que somos un pais tercermundista. Como un ministro de cultura va a desacreditar las ciencias sociales y apoyar el nacionalismo?

  3. Yo #ApoyoaGriffith esto es seudo ciencia!! Un seudo biólogo que afirma que «un Embrión no es un ser humano»!!
    Es anticientifico lo que afirma, va contra La Biologia, La Embriologia, La Genética y Contra la Filosofía Madre de todas las Ciencias!!
    Además su lenguaje también es condenado por la R. A. E… No todo lo que es Europeo es «saludable», el nazismo, Facismo y Marxismo se generó ahí con nefastas consecuencias.
    Unión Europea!! no quieras meter tu seudo ciencia al Paraguay 🇵🇾… Y no tiene NADA que ver con la Religión, esto es una afrenta a la Biología como Ciencia!!

    • Cuando dijo que Dios tenía un plan para nuestro país un poco de vergüenza nos hizo pasar, si. Pero después la mayoría de las cosas que dijo tienen sentido. Se nota la intención de descalficarlo por no comulgar con la pseudo religión progre. No abandonemos nuestra forma de ser y tradiciones, árbol sin raíces no aguanta parado ningún temporal.

      • No es asi, en realidad lo que se critica es la evidente desprolijidad con que el MEC organizó este evento, al invitar a un pensador cuyas ideas rechaza. Mas alla de la postura del gobierno, que se puede aprobar o no segun el sistema de valores de cada uno, lo reprochable es la absoluta falta de respeto e intolerancia demostrada por el viceministro como anfitrión del evento, al desacreditar y desconocer la competencia de sus invitados para opinar sobre ciertos temas. Esto no solo expone una triste imagen del nivel de las autoridades con que contamos, sino tambien deja en evidencia el largo camino que tendrá que recorrer el Paraguay para la transformación que busca en un mundo que cambia cada vez más rapido.

  4. Ya el progresismo de izquierda es oficialmente una religion mundial. Cualquiera que exprese opiniones fuera de la «norma» recibe el escarnio publico de las plumas zurdas

  5. Excelente la posición asumida por el Viceministro Fernando Griffith. Le felicito por la manera de defender una postura sin ofender ni faltar al respeto como pretenden dar a entender.

    • Para mi es una falta de respeto invitar a alguien a compartir su pensamiento en un eventi internacional para despues desacreditarlo y desconocer su competencia para opinar sobre ciertos temas cuando no nos gusta lo que dice.

  6. Excelente la defensa del Dr. Fernando Griffith. (Bioquímico y especializado en Biología Molecular) Existen pocos intelectuales como el vice ministro que son referentes y ponen los puntos sobre las íes sin ofender. Muchas veces queremos traer de los pelos ideologías con la pancarta de que son mejores o porque un «cientifico» lo afirma… falacia por autoridad. A veces solo escribimos, usamos y abusamos de nuestra posición en tal medio para justificar ideas o posturas que nos enamoran… pero no tienen nada de ciencia sino más bien tienen olor ideologías de fondo.. y otros aspectos más oscuros de la conducta. En fin.. muy diplomática e inteligente la postura del viceministro. Creo que deberíamos ocuparnos de otras cosas por ahora.

    • Un bioquimico especializado en Biologia Molecular dando cátedras de historia y pautas de cultura, honestamente esto no puede reflejar de manera más patente la realidad de lo que ocurre en Paraguay.

  7. No debemos permitir la invasión cultural de gente con otras orientaciones de pensamiento que colisionan con el pensamiento y sentimiento paraguayo.
    “Vamos a cambiar la educación en Paraguay”, quisiera saber quien los enarbola con esa bandera “progresista” donde afirman que uno de los pilares de la familia es el placer…
    Por favor regresen a Chile que tienen muchas cosas por arreglar en su sistema educativo, si no, no hubieran tenido las marchas y violencia de los últimos meses.
    No venga a vender soluciones que no funcionan en Chile, con una educación degradada.

    • Leyendo tu posteo pareciera que no ves televisión como lo hace el 90% del pais. Estamos invadidos por la cultura argentina y brasilera desde hace décadas, de manera que tu advertencia llega muy tarde. Si queres frenar la invasión cultural tenes que cerrar las fronteras y censurar los sitios de Internet como lo hace China o los paises musulmanes, no hay otra forma. Lo que las escuelas enseñen es lo de menos, la gente aprende más y se forma opiniones hoy por las redes virtuales.

  8. De no creer el pensamiento retrogrado que persiste en Paraguay, no es de extrañarse la pobreza material en que vivimos, es un reflejo preciso del enorme retraso intelectual

  9. Excelente apreciación del Vice Ministro – no fue ofensivo con los panelistas.

    La incomprensión de los panelistas también revela su dificultad de escuchar. (a Maturana le llevó años aprender a escuchar, hasta que conoció a Ximena)

    Lo dicho por el Vice Ministro revela lo mismo.

    Bien lo dijeron ellos. La única fuerza capaz de transformarnos es el saber escuchar y este debate sólo nos revela una vez más que difícil es esta tarea.

    El saber escuchar siempre será ámbito del Mundo de las ideas, de los Mitos, del lenguaje y de la Filosofía.

    Que Homo Simbolicus sepa que Homo Sapiens no escucha.

    Que Homo Sapiens sepa que Homo Simbolicus no ve.

    • No solo es importante saber escuchar, tambien lo es respetar a las personas. Es señal de una completa improvisación, mediocridad y hasta falta de respeto invitar a un expositor a hacer una ponencia sobre sus ideas con las que no estas de acuerdo, para luego desacreditarlo y cuestionar su competencia. El que solo escucha pero no respeta no construye, y es tan nocivo para la sociedad como aquel que se esconde tras una seudointelectualidad para defender lo indefendible.

  10. No presencié el debate pero se dabe que estos Maturana y cía. Apoyan las ideologias «progre» con todo lo que traen tras sí. De que hubo muertes en.muchad etnias las.hubo pero justamente los 2 países que iniciaron sus Campañas del Desierto fueron USA y Argentina y aparte de ellas Bartolito Mitre fue el Comandante en Jefe de las Fuerzas Aliadas hasta su debacle en la batalla de Curupayty. Despues ya seria el Imperio de los Braganza Alcantara de Portugal y Algarbe quienes impulsaron el Genocidio Paraguayo, ya tenian a cuestas varios genicidios de poblados autonomos brasileños-mestizos. El ViceMin es Nacionalista no Chauvinista fanático de la torcida de un club.

    • Ese no es el punto, el punto es que si buscas una transformación en la sociedad y no compartis las ideas de un pensador, ¿porqué lo invitas para que venga a exponer en un evento que vos organizas? ¿con qué intención? ¿No seria más logico que invites a alguien cuyas ideas queres promover para conducir la transformación que queres llevar a cabo? ¿no refleja este bochorno internacional una completa falta de responsabilidad y la mediocridad intelectual en la que está sumida el MEC?

  11. Leí el artículo de Eduardo Quintana, muy extenso por cierto, redactado con un cuidado tan extremo que parecería estar atando cuidadosamente cada acusación para asegurarse de que su víctima quede indefectiblemente destruida. Tanta atención le demandó esto, que no expuso la intervención de Maturana y Dávila, qué dijeron éstos, contra qué argumentó el Vice Ministro Fernando Griffith; menudo descuido para un escrito tan impecable en su forma, tiene toda la apariencia de haber sido intencional; obviamente, al hacerlo, todos sabrían el porqué de semejante ataque; sin embargo, al no exponer ni una parte del discurso de los chilenos, ninguna persona que sea verdaderamente objetiva debería apoyarlo en su criminal intento, porque le faltaría un elemento imprescindible para emitir un juicio inteligente y razonable.
    De todo lo que Quintana expuso, se desprende que le molesta la posición firme que se apoya en valores y prácticas que forman parte de la vivencia de las personas más rectas y más fiables de nuestra patria, y de cualquier otro suelo sobre el mundo. Estoy preocupada sobre el futuro que le espera a nuestros hijos y nietos porque hoy estamos siendo testigos de cómo este tipo de personas están ocupadas en acallar ferozmente las voces que sostienen los principios de la vida porque éstas son un estorbo para sus planes siniestros. Entre las argumentaciones que están utilizando contra los que llaman “fundamentalistas” se encuentran que somos nosotros, las generaciones anteriores, los que dejamos al mundo como está, y yo me pregunto y pregunto a todos los que saben y quieren pensar: ¿A qué punto llevarán al mundo estas personas que patean contra los principios de la vida; que se creen con el derecho de elegir el sexo que desean, y deben utilizar la medicina para producir los elementos que el cuerpo no les da porque fue programado en sólo dos sentidos? ¿Éstas que fisgonean en los congresos para introducir solapadamente sus proyectos de ley para obligar a todos a hacer lo que ellos creen, porque no pueden obtener una mayoría que los impulse salvo que ésta lo haga por haber sido vilmente engañada? ¿Éstas que dicen defender los derechos de la mujer y pelean para que se imponga el aborto pagado inclusive por el Estado, para que sea la mujer la que pague en su cuerpo el haber dado gusto a hombres que no las quieren, y que sólo se aprovechan de esta nueva forma de ingenuidad femenina en la que sólo y únicamente la mujer pierde? ¿Éstas que por no poder conseguir la ley que tanto ansían, corren y recorren el Ministerio de Educación y Ciencias intentando introducir solapadamente en los textos estudiantiles sus nefastas ideologías? De aquí se entiende por qué tanta aversión contra el Vice Ministro, por qué tanta saña, por qué tanta obsesión por esa cartera de Estado. Si los impulsores de la ideología de género quieren imponer sus ideas, que jueguen limpio, que muestren sus manos y escuchen con atención a los que argumentan en contrario, que tengan la mente abierta para, si es necesario, aceptar otras posiciones, que no denigren a quienes piensan diferente a ellos, que no los persigan, que no utilicen casos aislados para sostener su lucha que a todas luces obedece a personas que no tuvieron una buena experiencia en su niñez, y esto, francamente, no es culpa de Dios ni de todos los padres, es pura responsabilidad de sus propios progenitores.

    • Disculpa pero evidentemente sos una persona que vive fuera de su tiempo, este mundo ya no es para vos porque ya no lo comprendes, porque tu vida, tus principios y tus valores se quedaron 50 años atras. La tecnologia ha cambiado como las personas viven, sienten y ven sus posibilidades, lo que era impensable se vuelve normal y lo que era normal se vuelve obsoleto. No es facil aceptarlo, el ser humano tiende a aferrarse a su pasado, a aquellos tiempos en que todo era más simple, pero las cosas son como son, el mundo evoluciona, el ser humano tambien, para bien o para mal.

  12. “No es Perú el único caso de SACRIFICIOS HUMANOS Y CANIBALISMO [en la América precolombina], pues ambos FUERON RASGOS IMPORTANTES DE TODAS LAS CULTURAS INDÍGENAS, EN AMÉRICA DEL NORTE, CENTRAL Y DEL SUR. Por ejemplo, los Tiwanaku en Bolivia, los Tupi-Guaranís en Brasil, etc. O la entrega de niños (casi siempre chicas) como tributo, que después eran sacrificados.

    Los aztecas cocinaban la carne de sus víctimas en un estofado, con tomates y pimientos. También tenemos los hallazgos de Ecatepec, cerca de México DF, o los de Tula, en Burnt Mesa (New Mexico), los del Cañón de Mancos… Los Atakapa de Luisiana [también practicaban sacrificios humanos y canibalismo], como los Tupinamba, y los Caribes (el mismo término de “caníbal” parece venir del de esta tribu, encontrada por Colón en las Antillas).

    Más al norte tenemos los sofisticados rituales de tortura, ejecución y canibalismo de los iroqueses, los hurones y otros pueblos de los Grandes Lagos, las grandes praderas y las costas del Atlántico y el Pacífico, incluso hasta el Ártico, como en el yacimiento de Saunuktuk. Como me dicen en privado [no se atreven a decirlo en público por corrección política] los investigadores que han estudiado el periodo precolombino, “uno no querría haber vivido en casi ningún lugar de América en aquella época”. […]

    [Pero el relativismo cultural hace que] nadie se atreva a decir que una cultura pueda ser mejor que las otras, especialmente si se trata de la occidental. La exhortación es siempre la misma: «Debemos entender, no juzgar». ¿Pero cómo entender que se torturara, sacrificara y comiera a los niños? Más importante, ¿qué hay que entender sobre ello?

    […] [Además, la neutralidad de los progresistas es falsa. No son realmente relativistas]: Tienen una agenda: culpar a los europeos de todo lo que destruyeron”.

    Artículo de Nirmal Dass: https://dailycaller.com/2018/05/05/cannibalism-and-child-sacrifice-are-obvious-evils/

  13. “tiranía”: «Por la Ley VI, Libro III, Título VI, Felipe II, en 1593, ordena: “Todos los obreros trabajarán ocho horas cada día , cuatro en la mañana y cuatro en la tarde en las fortificaciones y fábricas que se hicieren, repartidas a los tiempos más convenientes para librarse del rigor del Sol, más o menos lo que a los Ingenieros pareciere, de forma que no faltando un punto de lo posible, también se atienda a procurar su salud y conservación”. Esta ley es tan sorprendente cuando se ve que con 370 años de anticipación, la Corona de España reglamentó el trabajo de ocho horas, y que hoy se la tiene como una conquista de los pueblos civilizados y de los movimientos obreros a nivel mundial, en las Constituciones moderna y en los Códigos del Trabajo. Resalta además el aspecto de la previsión social, cuando ordena que “también se atienda a procurar su salud y conservación.”» Y por si fuera poco, sus leyes protectoras no se limitaron a América, en 1589 prohíbe la esclavitud en las Islas Filipinas. Fuente-Dr. Pedro J. Larrea Peñaherrera, La Legislación del Trabajo en la Audiencia de Quito [Siglo VXI]; en Cultura Hispánica Vol. III – N° 7, revista del Instituto Ecuatoriano de Cultura Hispánica, Quito, 1964.
    (Consultado en http://hispanismo.org/hispanoamerica/16908-sobre-las-8-horas.html)

  14. Siempre se habla de los logros culturales mayas pero lo cierto es que la Conquista acabó con los sacrificios humanos; la unidad política, que terminó con las guerras tribales, y la lengua española, que borró las fronteras culturales. Pero también deben incluirse entre esos beneficios la Administración unificada, la imprenta la navegación de larga distancia, el caballo, el burro, la rueda, el hierro, la universidad (la primera se fundó oficialmente en Lima en 1551), el trigo, la gallina, la vaca, el cerdo…

    • La conquista acabó con los sacrificios humanos solo en los casos en que beneficiaba a la iglesia, la inquisición española sacrificó miles de vidas escudandose en lo que ellos consideraban herejia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here