3 min. de lectura

El doctor Luis Dávalos Dávalos, exministro del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y columnista de políticas científicas de Ciencia del Sur, habló con nuestro diario sobre su último libro La educación en valores. Desafiar al consumismo, de Erasmus Ediciones, de Barcelona, España.

«El objetivo de la educación siempre ha sido transmitir conocimientos articulados en la cultura y en una dimensión ética, lo que llevó directamente al planteamiento de educación en valores, pero no cualquiera, sino éticos, aquellos que forjan el carácter y permiten construir un mundo más civilizado», dice una parte del libro.

-Su último libro, La educación en valores, rescata a los griegos, critica el consumismo y revaloriza la filosofía. ¿Por qué es importante enseñar valores en el siglo XXI?
La educación para los griegos era un fin en sí misma, pues era una condición para el desarrollo de aquellas virtudes humanas que hacían libre a una persona. A través de la educación el hombre cultivaba el alma y se inclinaba hacia el conocimiento verdadero, del bien. Por tanto, era capaz de justicia y de belleza, y fundamentalmente era capaz de la vida política.

En síntesis, la educación lleva a descubrir los valores para la convivencia humana en la polis, pero a esos valores me adhiero desde el conocimiento que gestiona cada uno con la guía de un maestro.

En mi libro dejo claro que aprender implica realizar una acción apropiativa, que deriva del latín apprehendere que significa apoderarse y se vincula a la aprehensión de un saber o conocimiento por un individuo activo y autónomo en la acción de aprender.

La transmisión de valores humanos ha sido importante en todos los momentos de la humanidad, no solo ahora. El actual frenesí de la explosión de la globalización hace más urgente la necesidad de códigos de convivencia: ¿Qué es lo bueno? ¿Qué es lo justo? ¿La privacidad? ¿La tolerancia? ¿La equidad?

El filósofo y educador Luis Dávalos Dávalos junto a la educadora Pacita Peña durante la presentación del libro. (Foto: Mariam Ramírez Onieva)

-¿De qué tipos de valores hablamos? ¿Se pueden hablar, hoy en día, de valores universales o estos valores se trastocan dependiendo de la sociedad en que se instalan?
La globalización nos ha convertido, prácticamente, en una sola sociedad con acentos culturales diversos según las regiones del planeta. Más que nunca podemos hablar de valores universales: la verdad, la justicia, la honestidad, la solidaridad, la tolerancia, el respeto al diferente a uno, el bien común, el sentido de comunidad.

-¿Cuál es el papel del docente, de todos los niveles? ¿Se debe enseñar ética en la escuela y en la universidad?
El docente tiene un rol importante en la transmisión de valores, pues el ámbito educativo formal, es un ámbito privilegiado donde se pueden vivenciar a través de la experiencia: la democracia, la tolerancia, la paz, el respeto al otro, la equidad, como vivir en comunidad, la aceptación de las diferencias, qué significa ser ciudadano, la no violencia, etc. El docente debe crear las condiciones para este aprendizaje para que el individuo geste y construya su propio conocimiento y su escala de valores lejos de cualquier modelo mimético.

-¿Cuál es su principal crítica al consumismo?
Mi principal crítica es el culto a la apariencia, la desvalorización del ser por el parecer. Los gerentes del consumismo son expertos en vender imágenes del enmascaramiento de la realidad. Los vacíos del ser aprovechados por los oportunistas del lucro.

-¿Qué visión tiene con respecto a la autoridad moral? ¿Existe o es una ilusión ética?
Yo no hablaría en los tiempos que corren de «autoridad» moral, los términos que aluden a situaciones verticalistas pueden resultar en rechazo de algunos y otros. Prefiero hablar de ejemplos de vida y trayectorias que dejan o han dejado sendas de mejor ser humano: veraz, justo, honesto, solidario y auténtico. Claro que existen, tomando todo el tiempo del universo como un instante, personas que nos inspiran a ser mejores humanos, no es una ilusión ética.

-Una crítica que siempre se hace es que la materia ética no debe ser enseñada, ¿cómo debe ser tratada esta disciplina en los colegios?
Como una materia, claro que no. Es una disciplina transversal que debería traspasar todas las materias. El ámbito escolar debería ser un caldo de cultivo para transmitir valores. No quisiera dejar de mencionar que en este tema tiene sus roles intransferibles, también, la familia y el Estado, que podríamos discutir en otro momento.

-Las sociedades contemporáneas son diversas, flexibles y cambian rápidamente, ¿por qué debemos reflexionar sobre los valores?
Justamente por eso, porque son diversas, flexibles y cambiantes. Los valores permiten mantener la coherencia de la existencia humana. La paz, la libertad, la verdad, la justicia y todo valor que construya humanidad es necesario para existir como seres humanos. Queremos construir. La guerra, la mentira, la injusticia, la esclavitud, la violencia, el irrespeto, la deshonestidad y la corrupción destruyen.

Ficha técnica: El libro La educación de valores, de Erasmus Ediciones, número de páginas 114, puede conseguirse en las oficinas de la Sociedad Científica del Paraguay, Artigas esq. Andrés Barbero, Asunción. Teléfono: 021-205438

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (102 votos, promedio: 4,99 de 5)

Compartir artículo:
Artículo anterior100 ideas de Bunge, polémico como siempre
Artículo siguienteUNI de Encarnación invita a la «investigación sin fronteras»
Director de Ciencia del Sur y fundador de la ASINCYT. Estudió filosofía en la Universidad Nacional de Asunción, UNA. Pasó por el programa de Jóvenes Investigadores de la UNA. Tiene diplomados en filosofía medieval y en relaciones internacionales. Condujo los programas de radio El Laboratorio, con temática científica (Ñandutí) y ÁgoraRadio, de filosofía (Ondas Ayvu). Fue periodista, columnista y editor de Ciencia y Tecnología en el diario ABC Color y colaboró con algunas publicaciones internacionales. Fue presidente de la Asociación Paraguaya Racionalista (APRA), secretario del Centro de Difusión e Investigación Astronómica (Cedia) y encargado de cultura científica de la Universidad Iberoamericana (Unibe). Periodista de Ciencia del Año, por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, Conacyt -2017. Tiene cinco libros publicados.

2 Comentarios

  1. Buenos días, he leído el libro del Dr. Dávalos, y me gustaría socializar por twitter, o dejar un voto, pero no se puede o el sistema no está funcionando correctamente. Si, por favor revisan y solucionan.
    Por otro lado, practicar la docencia y todo en la vida con ética tiene un beneficio no cuantificable, lo veo a diario en el comportamiento de mi hijo y de mis alumnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here