rezago de la ciencia en Paraguay
El Dr. Antonio Cubilla tiene varias publicaciones en revistas de alto impacto. Brindará un taller a fines de marzo. (Foto: Ciencia del Sur)
1 min. de lectura

 

La ausencia de una ciencia institucionalizada en Paraguay es lo que dificulta mejorar en materia de investigación y desarrollo, según el Dr. Antonio Cubilla, patólogo investigador y Premio Nacional de Ciencia. El científico manifestó que, históricamente, las universidades han sido más bien un obstáculo a la ciencia y la tecnología.

Cubilla, director del Instituto de Patología e Investigación (IPI), impartirá a fin de marzo el Taller de Publicaciones Científicas en Biomedicina y Salud, organizado por Ciencia del Sur, donde hablará de estrategias para publicar investigaciones desde países con poca tradición científica como Paraguay. El evento cuenta con el apoyo del IPI y de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de la UNA.

Actualmente, según el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), Paraguay invierte apenas el 0,16 % del PIB en investigación y desarrollo, por detrás de países de la región como Brasil (1,16 %), Argentina (0,46 %) o Chile (0,35 %) y muy lejos de países como Estados Unidos (2,83 %), Japón (3,28 %) y Corea del Sur (4,53 %).

Además, el número de investigadores categorizados y apoyados financieramente por el Estado es extremadamente bajo. Apenas 432 investigadores, de todas las áreas y niveles, reciben dinero público para dedicarse a la investigación científica gracias al Programa Nacional de Incentivo a los Investigadores (PRONII). Actualmente, hay una convocatoria para ingresar o reingresar al PRONII, pero la tendencia no es alentadora.

A esto se suma la deficiencia en materia metodológica y hasta ética cuando investigadores prefieren publicar en sus propias revistas o en revistas depredadoras, donde la evaluación real por pares es baja o nula.

Imagen: CONACYT.

No existe en Paraguay tradición de investigación científica institucionalizada. Lo que existe se refiere a esfuerzos individuales esporádicos a lo largo de nuestra historia de la ciencia, como en los inicios de la ciencia moderna en el siglo XVIII. La universidad es la gran responsable de este rezago al no incorporar la investigación como su sentido misional más importante, como lo hicieran las mejores universidades europeas y estadounidenses luego de la revolución de Humboldt en Berlín en 1810”, aseguró Cubilla, también miembro del consejo directivo de Ciencia del Sur.

Para el patólogo, en las universidades latinoamericanas se ha priorizado la política sobre la ciencia y queda un buen camino para recorrer.

“No estoy siguiendo lo que ocurre en el país fuera de mi área de estudio, pero de acuerdo a los indicadores del CONACYT, hay más trabajos científicos publicados en los últimos años. Sin embargo, creo que son insuficientes y su calidad no es la mejor al ver que el tipo de revistas en que publicamos no son las mejores del mundo. El tipo de revista es un buen indicador de la calidad del trabajo”, manifestó.

Sobre las estrategias para publicar trabajos de investigación desde Paraguay, Cubilla indicó que se debe apuntar la excelencia de los trabajos. “Un buen trabajo, con métodos modernos de punta, bien escrito y claro, y sobre todo original, siempre es publicable”, afirmó.

Las inscripciones para asistir a su taller siguen abiertas, pero los cupos son limitados.

taller de publicaciones biomédicas

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, promedio: 5,00 de 5)

Director ejecutivo de Ciencia del Sur. Estudió filosofía en la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y pasó por el programa de Jóvenes Investigadores de la UNA. Tiene diplomados en filosofía medieval y en relaciones internacionales.
Condujo los programas de radio El Laboratorio, con temática científica (Ñandutí) y ÁgoraRadio, de filosofía (Ondas Ayvu).
Fue periodista, columnista y editor de Ciencia y Tecnología en el diario ABC Color y colaboró con publicaciones internacionales. Fue presidente de la Asociación Paraguaya Racionalista, secretario del Centro de Difusión e Investigación Astronómica y encargado de cultura científica de la Universidad Iberoamericana.
Periodista de Ciencia del Año por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (2017). Tiene cinco libros publicados.

Compartir artículo:

2 COMENTARIOS

  1. Estimado Eduardo. Sería importante generar un ESPACIO DE REFLEXIÓN en donde el (dt) de la Ecuación no tienda a 0. Hace 40 años fui testigo calificado de la EUTANASIA AL INSTITUTO DE CIENCIAS BÁSICAS (ICB – UNA). Entonces era un entusiasta Prof. de Física, desde donde procuré influir en la Formación Científica de niños, adolescentes y jóvenes. Finalmente, con más de 65 años sigo soñando con LA INVESTIGACIÓN COMO CAMINO DE LA CIENCIA, a pesar de la MÁQUINA INHIBITORIA DEL PENSAMIENTO MONTADA EN CADA UNIVERSIDAD (pública o privada) DEL PARAGUAY. Atentamente. Prof. Eugenio

  2. Claro… Conacyt está manejados por politicos sin la debida preparación académica.
    Que se espera de sus enfoques y captar nuevos investigodores?

Dejar un comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí