«Marito y Efraín deben incluir a la ciencia en sus planes de gobierno»

2
1258
ciencia en paraguay marito efraín
Dra. Antonieta Rojas de Arias, investigadora nivel III y presidenta de la Sociedad Científica del Paraguay. (Foto de Desirée Esquivel/Ciencia del Sur)
3 min. de lectura

 

Si bien la «primavera científica» continúa en Paraguay, también es verdad que existe curiosidad, hasta preocupación, en la comunidad científica del país sobre los planes del próximo Gobierno en cuanto a la investigación y a las políticas científicas en general. Hasta el momento, y a tres meses de las elecciones, ningún candidato habló de ciencia y tecnología.

Paraguay no tiene tradición científica, ni siquiera en sus universidades, y recién a partir del siglo XXI contó con fondos considerables para la actividad de investigación.

Para la doctora Antonieta Rojas de Arias, los candidatos presidenciales deben contemplar un gran apoyo a la investigación en sus planes de gobierno y fortalecer las políticas de ciencia y tecnología que se implementaron en los últimos años, sin importar la ideología o el color del mandatario de turno.

Actualmente, los candidatos con mejores chances son Mario Abdo Benítez, de la oficialista Asociación Nacional Republicana (Partido Colorado) y Efraín Alegre, del opositor Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

La bióloga Rojas de Arias, investigadora nivel III del PRONII-Conacyt y presidenta de la Sociedad Científica del Paraguay (SCP), afirmó que actualmente no se cuenta con información sobre los programas o planes que tienen los presidenciables de cara a las elecciones generales de abril de este año. El nuevo Poder Ejecutivo asume funciones el 15 de agosto de 2018.

Una de las cosas que me gustaría ver es que en los planes de gobierno, sea cual sea el candidato, los presidenciables contemplen el apoyo a la investigación. Así como se viene dando con Gobiernos anteriores y el actual, por ejemplo, con el Programa Nacional de Incentivo al Investigadoor (PRONII). Las políticas de Estado en ciencia también trascienden Gobiernos”, afirmó Rojas de Arias.

El PRONII es uno de los programas estrella del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), ya que desde 2011 ofrece incentivos económicos para que los investigadores realicen sus trabajos sin preocupaciones financieras. Actualmente, científicos de todas las áreas están categorizados en cuatro niveles (candidato a investigador, nivel I, nivel II y nivel III) y reciben dinero público que va desde el salario mínimo hasta unos 10 millones de guaraníes, de manera mensual.

“No tenemos información sobre los planes y proyectos de ningún partido o movimiento político. Cualquiera sea el candidato a presidente o a otro importante cargo, se tienen que mantener todos los logros para la ciencia en Paraguay, pero también se debe fortalecer la producción de conocimiento”, indicó Antonieta, quien es investigadora del Centro para el Desarrollo de la Investigación Científica (Cedic).

La científica apuntó que los políticos deben seguir el Plan Paraguay 2030, donde se delinean las políticas macro.

“Los candidatos deben tener en cuenta la infraestructura o los proyectos de investigación que faltan, pero sobre todo, lo que podemos pedir es mayor estabilidad para el investigador paraguayo. Hemos visto que en la Universidad Nacional de Asunción (UNA), los que redactaron el nuevo estatuto excluyeron la carrera del investigador. Esto representa un problema para los científicos, que están actualmente desprotegidos desde el punto de vista legal”, dijo la presidenta de la SCP.

No es para menos, la UNA aglutina al mayor número de investigadores que tiene el país, estén o no dentro del PRONII.

“El investigador es un profesional bien formado desde el punto de vista académico para hacer ciencia y, como obligación, tiene que producir conocimiento y divulgarlo. También debe formar a otros científicos y, lo más importante, tiene que producir conocimiento que sea de utilidad pública. El científico es un individuo fundamental para la sociedad, por lo que debe ser protegido desde el punto de vista civil”, señaló.

Por último, pidió que no solo los presidenciables se interesen por la ciencia, sino que los demás candidatos a senadores, diputados o gobernadores también se involucren a la hora de blindar a la ciencia y apoyar a los científicos.

Institución de 97 años

La Dra. Antonieta Rojas de Arias preside la Sociedad Científica del Paraguay desde hace dos periodos consecutivos. (Foto de Desirée Esquivel/Ciencia del Sur)

La Sociedad Científica del Paraguay cumplió este mes 97 años de existencia. Esta organización, fundada por Andrés Barbero, Teodoro Rojas, Guillermo Tel Bertoni, entre otras grandes personalidades, nació con el objetivo fundamental de producir, enseñar y divulgar ciencias en el país sudamericano. Y pese a que estuvo apagada por algunos periodos durante la democracia, en los dos últimos años pudo aceptar a 25 nuevos miembros. Todos ellos científicos categorizados en el PRONII.

En mayo próximo esta institución tendrá sus elecciones, pero con un estatuto completamente renovado para los tiempos que corren. Y es que el que tenían era de la época de Barbero, con grandes declaraciones de principios y deseos, pero desactualizado para la legislación paraguaya vigente.

Actualmente, la SCP tiene 3 eventos por mes, algunos de la Sociedad y otros auspiciados por ella, lo que la hace muy dinámica en materia de investigación y desarrollo. El principal es el Encuentro de Investigadores de la SCP, que empezó en 2016 y que continuará este año, según anunció Rojas de Arias. La Sociedad comenzó a entregar, nuevamente a partir de 2016, el Premio Barbero, que premia a las mejores tesis de grado y posgrado del país.

La organización también publica una revista científica, con dos ediciones al año. Es una de las publicaciones académicas más antiguas de la región, y donde se publicaron temas interesantes y paradigmáticos en varias décadas.

La Comisión Directiva de la SPC está integrada, además de Rojas de Arias, por Sergio Duarte Masi, vicepresidente; Christian Schaerer, Ramón Fogel, César Sisa, Fátima Mereles, Marta Ascurra y Olga Zarza como vocales, y Benjamín Barán como síndico.

«Lo que podemos pedir es mayor estabilidad para el investigador paraguayo. Hemos visto que en la Universidad Nacional de Asunción, los que redactaron el nuevo estatuto excluyeron la carrera del investigador»

 

¿Qué te pareció este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (17 votos, promedio: 4,59 de 5)
Compartir artículo:

2 Comentarios

  1. Interesantisimo el articulo. Como estoy terminando mi especialidad en «Journey of the Universe» por laUniversidad de Yale y habiendo obtenido la certificacion en «Big History» por la Universidad Aistraliana MacQuaire quisiera tener la oportunidad de enseñar sobre La Gran Historia en Paraguay

  2. Es bueno que se reconozca la acción de este govierno que se va en pro de la investigación científica. Esperemos que el próximo presidente incremente el apoyo a los científicos paraguayos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here